miércoles, 27 de febrero de 2013

Mi descargo (borrador)




Como cualquier tipo decente de mi edad acostumbrado a sobrevivir en esta jungla, he cometido pequeños engaños, estafas caseras, traiciones en miniatura. Defraudé a gente admirable, a pesar de hacer de la lealtad un culto cuasi mafioso. He faltado a quien no se lo merecía. Mi palabra perdió valor para personas que me quieren y eso me duele, pero…¡ojo! nada mortalmente grave ni de código penal, lo que hace a mis tibios errores, más odiosos.
En este descargo provisorio debo decir que a una personita nunca la traicioné, ni le mentí ni la estafé. No es mi hija ni mi padre ni mi madre (¡son tan inevitables esos pequeños embustes llamados mentiras piadosas! concepto oblicuo como la sana envidia)
A quien no traicioné jamás es a un niño que ya no existe. No lo llevo adentro, no no no. Mi cuerpo está lleno de vísceras y huesos, no hay lugar para un alma, menos para un chico; mi cuerpo no es cárcel ni orfanato.
Al que no cagué nunca es a un niño de nueve años, que anda en bicicleta por las calles de Liniers. Es una madrugada de verano,  y en ese país imaginario los niños no corren peligro solos en las calles.
Ese pibe anda muy rápido en bici en la noche desierta, y sueña.
Lo mismo que hace este tipo cuarenta años más tarde, en otro barrio, en otro verano y casi casi, en otro planeta.
Si el destino –que monopoliza el milagro de mezclar la vida como si fuera un mazo de cartas marcadas- lo pusiera en la misma calle que a mí ahora, podría mirarlo a los ojos y decirle que no lo defraudé. Que no traicioné  sus sueños. Y puedo asegurarles que sería la verdad más sagrada de mi vida.




domingo, 24 de febrero de 2013

miércoles, 20 de febrero de 2013

20/02



Feriado en la ciudad
El chofer del colectivo va despacio
Se detiene anda vacío
Adelantado
Conversamos un rato en una esquina
¡Qué macana trabajar en un feriado!
No se queja hasta se ríe
Compartimos el milagro
Del monstruoso Buenos Aires
Sin autos







El temita va dedicado al Demiurgo de Hurlingham, como Divididos



lunes, 18 de febrero de 2013

A summer place



Puedo imaginarme un lugar hermoso
Estoy tomando sol
Una rubia salida de novela de Fitzgerald
Me alcanza un trago
Desganado se lo acepto
Meto la mano en el agua
Y me quejo
Muy fría

Puedo imaginar todo eso
O intentar reforzarme en la farmacia
No sé si una receta tan dudosa
Me permita engañarlos
Otra vez





jueves, 14 de febrero de 2013

Unos caníbales


Me invitaron a almorzar unos caníbales
-asuntos de negocios-
El acuerdo vino enseguidita
Mucho vino muchas risas
Hasta que
-un descuido imperdonable-
Pregunté
Cual era el postre

sábado, 9 de febrero de 2013

Continuidad de Cortázar



Subí las escaleras según Julio
Llegué al sótano.
Ahora tengo que bajar a una terraza
Sólo temo encontrarme con los subtes
Él decía que ahí debajo
Se pierden para siempre
Oficinistas y señoras
Tipos leyendo
En cómodos sillones de terciopelo verde
Una novela de asesinos





martes, 5 de febrero de 2013

Palabras de amor


Esperá que te explico lo que te quise decir
¿Me lo dijiste para  joderme!
No tuve mala intención
Estaba cansado
No me acuerdo
Me entendiste mal
¿Qué te pasa?
Por acá no quiero hablar más, charlémoslo personalmente
¡Qué susceptible estás!
Si me preocupo soy obsesiva, si no me preocupo, no me importás
No me entendés
No me escuchás
No me leés
No me escuchás
No me ves
No me escuchás
No me mientás
¿A ver? ¿qué acabo de decirte?
Siempre pensás lo peor de mí
No quiero que me preguntes con el revólver en la cabeza
No quiero
Nunca me preguntes qué estoy pensando ni donde estoy (¿estás en tu casa vos?)
No soy yo, es el clima.
Nunca dije eso
No
Te lo juro por lo que más quiero, poneme en el polígrafo si no me creés
¡Posesiva un carajo! ¿Y esa quien es? ¿Por qué no me contaste?
¡Es una amiga!
¿Celoso yo? ¡No me hagás reír!
Salgo y en cinco minutos consigo algo, no sos indispensable
¡Me tenés harto, me entendés? HAR TO
¿No podés decirme buen día?
¡Hacé mate!

Yo también te quiero mucho.
OK, también no: te quiero mucho.