domingo, 20 de enero de 2013

PERROS Y GATA



Aliento de gato

Los gatos viejos tienen aliento feo. No es un buen método para saber la edad de un minino meterle la nariz en las fauces, ya que algunos tienen mal carácter. Es lindo hacer la prueba con nuestro gato, pero claro, para qué comprobar lo que ya sabemos? ¿Que la tipa porta quince octubres?
El aliento de mi gata no es fétido. Quizás la huelo con amor. Tiene apenas una imperceptible reminiscencia olorosa que antes no tenía. Ella no sabe que la estoy verificando. Cree que juego con ella. Entonces me da apenas un mordisco suave. Porque Ursula, aunque tiene los colmillos aflojados, si quisiera hacerme daño me deja la nariz hecha un estropicio.
Pero no lo hace porque es  mi gata. O mejor dicho, yo soy de ella.

Aliento al margen.







Perros de Palermo

Mi amigo Blas me preguntó por qué en Buenos Aires sólo se ven caniches, y yo le contesté que tal vez en Palermo sea así, ya que en Liniers –por ejemplo- no me parece que haya tantos.






 Quiero dejar documentado que tenemos la regla, pero también la excepción. En un café, en una cerrajería y en una ventana enrejada, vemos tres exponentes de lo que ya parece ser una plaga palermitana.


Pero también, camouflado en su ventana, con pinta de terrorista, en la calle Soler he detectado un perro de soberbia raza no caniche, montando guardia, organizando La Resistencia o vaya a saberse haciendo qué (¿mirando al cronista?)
En cualquier caso este tipo, de caniche nada, monada.




4 comentarios:

Índigo dijo...

Yo soy más bien de perra, que de gata. Pero es que mi perra no es como las demás perras. ¿que tod@s dicen lo mismo? Seguro, seguro. Pero en mi caso, no es lo mismo ;-). Te lo aseguro.

Francisco Méndez S. dijo...

Los gatos son independientes y tienen capacidad de desapego. Cuando no les gusta una casa o de su dueño, prefieren irse y nunca más volver. Por eso los gatos eligen a sus dueños

SIL dijo...


(...)Tu lomo condesciende a la morosa
caricia de mi mano. Has admitido,
desde esa eternidad que ya es olvido,
el amor de la mano recelosa.
En otro tiempo estás. Eres el dueño
de un ámbito cerrado como un sueño.

(JLB)


No se me ocurrió nada mejor que decirlo con palabras más que autorizadas y más que bellas, de otro.


Le mando un beso, Marce.



SIL

Jo dijo...

pues yo ultimamente quiero ser mojigata... pero mas gata que moji


no muerdo.... tan fuerte