sábado, 27 de diciembre de 2008

Hasta pronto

Archivaré las marionetas por un tiempo
En ese extraño sótano
ruidoso.
Por favor Menárdez ¡no nos cite!
Y Hermano, please, ¡cierre la boca!
Que me voy a descansar por unos días
y unas noches junto al mar
(¡por fin me toca!)


Qué ocurrirá aquí lo desconozco
¿Se portarán bien estos sujetos?
¿Aguardarán en aquel sótano de miedo?
¿O elegirán aparecer sin mi permiso
y continuar con sus desmanes como temo?

Mientras yo no esté de vuelta
les advierto:
Por las bocas cerradas de estos tipos
jamás daré ninguna garantía.
Ustedes saben como yo, son conjurados.
Tienen un noble corazón, mas sangre impía.











Pintura de César Ureta




jueves, 25 de diciembre de 2008

Pedro Menárdez y el olvido

Nuestro citador miró hacia atrás y al encontrar –para su sorpresa- que su tarea literaria podía ser catalogada de “obra”, lo asaltaron miedos borgeanos: por ejemplo temió “…que los glaciares del olvido me arrastren y me pierdan, despiadados...”
En plena zozobra recordó también que

“Sólo una cosa no hay. Es el olvido.
Dios, que salva el metal, salva la escoria

y cifra en Su profética memoria
las lunas que serán y las que han sido”

Esto último lo tranquilizó un poco, y concluyó que inexorablemente se encontraría en una de las dos categorías del orden divino de salvación previsto por Borges, probablemente la segunda; pero debía hacer algo más para resguardar sus pobres escritos del olvido.
No pensaba en la “posteridad” claro que no, esa pléyade de generaciones futuras sin rostros ni nombres. Menárdez siempre fue un hombre austero. El pensaba en alguna vieja novia vieja, o en un sobrino que pudiera haberse enterado de su existencia. Tal vez algún buscador artesanal de pequeñas historias de barrio. Pero siempre pensaba que podría ser un lector, o dos a lo sumo, los que podrían interesarse por él en un futuro.
Sólo eso.
Entonces comprendió que debía resguardar sus escasos escritos, especialmente los que jamás alcanzó a publicar, dado que a esta altura él no podría modificar ese destino alejado de las letras de molde.
Pensó en una caja fuerte. O en una botella al mar. La primera opción le pareció un símbolo demasiado ostentoso de las riquezas del comercio, que eclipsaría el mensaje de sus someras letras, si es que tenían alguno. Y la segunda le pareció excesivamente ligada al azar, casi un escalón menos, apenas, del olvido definitivo…
-¿Qué debo hacer? ¿Qué?

Se preguntaba Menárdez cada noche de su vida, mientras sentía que su tiempo se agotaba y la solución no aparecía.
Pensó en publicar avisos clasificados en el periódico, y en cada uno de ellos, un pequeño fragmento de su obra, pero lo desechó por oneroso.
Finalmente apareció la solución. Le enviaría cada una de sus obras a personas que él admiraba o quería, con formato de carta, pero sin encabezados ni aclaraciones, ni explicaciones de ninguna índole. Simplemente un cuento o una poesía dentro del sobre.
A su viejo amigo Andrés Otamendi le envió “La vuelta del jugador”; a su compañera Zulema Wheaton le envió “El sueño” ; Al editor Arnoldo Luro “la canción porteña" ;

Al paisano Ramón Tejedor le envió "Muerte en la pulpería" y así siguió con todas y cada unas de sus letras.
Cuando terminó esta tarea, Menárdez se sintió más tranquilo: su obra estaría resguardada del olvido.

Y satisfecho, se abocó a descubrir el mejor soneto jamás escrito.



martes, 23 de diciembre de 2008

¡Felices Pascuas!


Hermanos, anoche he tenido una visión, y quería compartirla con ustedes en estas Pascuas... (¿qué sucede Selma? no interrumpas mi sermón....que hoy es qué? te dije que ese lambrusco tenía algo...no le habrás puesto lo del frasquito, ¿verdad...?)
...
¡Perdón la interrupción hermanos! Les decía que he tenido una visión y quería compartirla con ustedes en estas navidades, pues estamos en diciembre como todo el mundo sabe. Anoche, luego de cenar copiosamente (hay que ser agradecido con los bienes que la naturaleza y el supermercado chino de la esquina nos proveen...) me dormí y tuve una aparición: Una luz cegadora, un disparo de nieve... (perdón, me hizo recordar la música tan maravillosa que ha compuesto ese ateo brillante de Silvio Rodríguez)
Les decía que una luz terrible se apareció en mi dormitorio, y saben qué era? ¡nuestra reliquia! en efecto, era el mismísimo dedo del Hermano Rafael, aunque llevaba cabellos como los que supo tener el Hermano Fritus. Evidentemente este delirio místico estuvo vinculado a la votación del sábado (y al lambrusco en mal estado que me dieron a beber, habrán querido asesinarme con algún embrujo?)
Lo cierto es que la reliquia me habló. Con voz hiposa me dijo que en estas navidades, los miembros de la Iglesia Electrónica serán felices, incluso los recién llegados y/o los que se han alejado de la mano de este humilde servidor, y me encargó que les transmitiera este mensaje a todos ustedes. Cuidado, me dijo que hablaba en nombre del Altísimo. Y si tienen el diezmo al día no sólo la Navidad, incluso todo el 2.009 será venturoso y pletórico de buenas noticias para cada uno de los miembros de Nuestra Iglesia.
Así que ya lo saben hermanos, sólo tienen que ser felices y decirme dónde pasarán la Navidad. Yo me voy con la Hermana Merche al Tibet, y el 25 tenemos pasajes para Miami, donde abriremos una sucursal de Nuestra Iglesia. Hay mucho trabajo por hacer allí (y si hacemos rápido vamos a N.Y. terminar el reportaje a Woody Allen, que va con cierta demora)
Que se les cumplan todos sus deseos!!!
H.M.

Cuentito de Navidad

Hay algo raro abajo. Primero oyó un ruido apagado, como un murmullo. Cuando bajó, recordó que la lámpara del sótano estaba quemada. La linterna alcanzó a mostrarle un destello, algo que se movía. Revisó meticulosamente todos los trastos, y nada. ¿ratones? Nunca hubo, es otra cosa…
Arriba, la familia reunida en la mesa navideña la llama. El banquete está listo. Comieron y bebieron, y a medianoche abrieron los regalos. Todos están felices menos una.
Porque hay algo raro abajo. Y la única que lo sabe es ella.

domingo, 21 de diciembre de 2008

Intuición masculina

Estaba seguro de que ella lo llamaría esta noche.
Pasó todo el día con eso en la cabeza.
En realidad apenas abrió los ojos por la mañana,
la idea apareció luminosa y única en su mente.
Las veces que eso le ocurría no fallaba.
El pálpito era certero, no cabía otra cosa que aguardar.
Se sentó en su sillón más cómodo, tomó “Moby Dick” y ganador,
se dispuso a esperar la segura llamada.
Lo que nadie le avisó es que la intuición no pertenece al mundo masculino…
Pero todavía no lo aprendió. Por suerte, Melville construyó una obra tan brillante como extensa.


El sol de la mañana comenzó a salir, disimulado entre las nubes.


sábado, 20 de diciembre de 2008

Muchas Gracias


En nombre del Hermano Marcelo, quiero agradecerles su presencia aquí!! Han dejado una huella imborrable. Y a los que les dé ganas de revelar su identidad, pueden hacerlo aquí...

La fiesta



Hermanos, esta es una fiesta de disfraces. Pueden escoger un superhéroe o un personaje infantil a su elección, y hablar en representación del elegido, ante posibles críticas del resto de los participantes...

La confesión



Hermanos, antes de pasar a la fiesta, deben confesar sus pecados. Por favor, de uno a la vez, porque el resto deberá opinar...

Reunión de hoy de la Iglesia Electrónica- Orden del día


Hermanos, quiero llevar tranquilidad a los miles de fieles que tienen dudas con el horario de nuestra última reunión del año a realizarse en el día de hoy:

Hora Buenos Aires: 15

Hora España: 18

Hora México: 11

Hora Alemania: 18

Hora Chile: 14

Hora Brasil: 14

Hora Uruguay: 15

Hora Lanús: 15
Hora Venezuela: 13.30

Hora Yemen del Norte: 20

Hora Timor del Este: 2 de la mañana del domingo

Hora Nepal (tenemos muchos fieles allí) 23

Hora Maldivas: 22

Está bien, me dejo de jugar con http://www.horamundial.com/...


Cronograma de actividades (se tendrá en cuenta el horario Buenos Aires)


15:00

1) Palabras de bienvenida para los nuevos integrantes de Nuestra Iglesia, a cargo de las Hermanos Fritus y/o Selma y/o Brujaroja (En caso de ausencia de los tres, las dará H.M. camuflado como alguno de ellos)


15:03

2) Elección de una reliquia para nuestra Iglesia (el dedo de Rafa, o cabellos de Fritus por ejemplo) Se aceptarán propuestas hasta las 15:04 y luego se votará por la reliquia que más identifique este movimiento


15:08

3) Lectura de los Libros Sagrados de nuestra Iglesia, en lo que respecta a la obligatoriedad del aporte del 20% de todos los ingresos de la hermandad (por cierto, alguien me puede ayudar a decirle de otra manera, porque doble diezmo no me gusta pero no doy en la tecla...) Se pasará revista al estado contable y cuotas al día de los hermanos presentes y ausentes.


15:20

4) Todo el mundo al confesionario. Para ir pensando, deberán dejar el peor pecado cometido en 2.008. Nada de decir pavadas como "fui demasiado generoso" "demasiado crédulo" ni cosas por el estilo. Mínimo hay que confesar un asesinato. En lo posible no confesar estafas ni fraudes, de lo contrario este segmento se extenderá demasiado. Aquí tendremos el amparo de los nicks cambiados, así que no teman y desembuchen. La policía tampoco intervendrá, eso ya está solucionado.


16:36

5) Fiesta sorpresa a cargo de H.M. (si es sorpresa, abstenerse de preguntar nada)



00.00 del día 23 (horario tentativo, puede extenderse un poco más...)

6) Final de la fiesta. Espacio para las reflexiones finales. Discusión acerca de una posible santificación en vida del Hermano Marcelo. Y desde ya les advierto que Uds. me martirizan a diario, así que no pretendan hacerme pruebas de sufrimiento!!!!!


7) (sin horario) la policía habrá llegado a esta altura porque Fritus no le dio todo el dinero que habíamos convenido y se practicarán detenciones sin lugar a dudas, especialmente de los que estén adormecidos por los efectos del lambrusco y otras sustancias que voluntariamente hayan sido repartidas por los fieles. Así que les recomiendo no estar en el punto 7.

Los esperamos....

viernes, 19 de diciembre de 2008

Hermatest: Despedimos el 2.008 en la Iglesia Electrónica...?





Despedida del año 2.007. La Iglesia Electrónica en la República de Albanta






Despedida de año 2.006 en la Atlántida







1922: Se ordena el H.M.



Hermana/o, te presento el siguiente hermatest, vinculado a la posibilidad de hacer una reunión espiritual de despedida del año 2.008 en el día de mañana, sábado, a las 15 hs. (Buenos Aires) España le suma tres horas (resto de Argentina restan una, México no sé, Uruguay creo que es igual, Chile tampoco sé, Y Unión Soviética...no importa, igual son ateos)

Sólo contesta con la verdad, querida/o Hermana/o. Son momentos del año donde la ayuda espiritual puede ser necesaria, quiero asegurarme de que estés bien, y no olvides, debes contestar por sí o por no:

1) Crees en Dios?
2) Estás dispuesto a colaborar con la Iglesia Electrónica con el 20 % de tus ingresos? (favor de contestar primero la segunda pregunta)
3) Consideras que es necesario organizar una última reunión espiritual en 2.008? (si es "no" quedas liberada/o en este paso)
4) Tienes alguna propuesta para esa reunión? (temática a tratar, si se hace en este blog, si disfrazamos los nicks, si se llevan sustancias, etc.)
5) Crees que todo esto es una auténtica estupidez? (si contestas sí, no importa, siempre y cuando hayas contestado sí a la segunda pregunta)
HM
CONFIRMADO ULTIMO MOMENTO
Después de disctutirlo entre varios (o sea yo) se confirma: el asunto es mañana a las 3 PM de aqui, 6 PM de España, y no sé en otros lados...Hay que elegir un seudónimo pero que no esté totalmente desvinculado de la personalidad de su dueño. Digamos que las personas que entren a su blog, deberían tener alguna lejana referencia de quien podría tratarse...El temario se revelará mañana mismo, "in situ"

jueves, 18 de diciembre de 2008

Puntos de vista

Cuando erró el golpe mortal sobre la cucaracha que comía del plato con suciedad de tres días, recordó el latiguillo que su ex esposa le decía siempre: ¡fracasado! ¡fracasado! Y sonrió.
Y mientras tomaba un sorbo de vinagre con gusto a merlot, le pareció ver que la cucaracha también sonreía en su presurosa fuga, agradecida por la misma característica que su ex tanto odiaba de él.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Un Arcángel en Lanús




Al sur de nuestro Buenos Aires hay un Arcángel. Pero no es uno cualquiera, porque además de ser un espíritu superior como los demás de su especie, es mirón, y por si fuera poco, le gusta escribir, y lo hace muy, pero muy bien. Me refiero a Gilda Manso, el Arcángel Mirón que despide el año con un libro de cuentos llamado "Primitivo ramo de orquídeas". Muchos de ustedes la conocen porque además de escribir cuentos es bloggera, y suele dejar su luminosa mirada por aquí y otros lugares del mundo blog.

En su casa hay dichas cosas como esta:
"Comía la naranja sin pelarla. La partía al medio con un cuchillazo seco y la masticaba así, con cáscara. Esta costumbre le había hecho ganar el respeto de todo el pueblo. Esto, y su facilidad para desenfundar el revólver ante la menor provocación.
Era conocido como El Malevo, y todos los días se sentaba en la mesa más arrinconada del bar, a la espera de algo"

Muñeca brava para escribir esto, y además joven.
Así que damas y caballeros ya lo saben. En Lanús hay un arcángel, es mirón, se llama Gilda como la colorada y escribe muy bien. Si quieren más detalles sobre este nuevo libro, entren
aquí. Hace falta algún dato más para leerla?
Y no digan que no les avisé.

domingo, 14 de diciembre de 2008

Tiempo de balances


.
El momento tan temido llegó. Todo el mundo comenzará a hablar de balances y estados de resultados, pero no en las empresas comerciales sino en sus vidas personales, por el año que termina.
En la televisión cada programa pasará sus mejores momentos, las revistas también, y mucha gente que aborrece las fiestas se ocupará de recordarnos lo terrible que lo pasarán.
A mi me gustan. Incluso a veces, aunque me niegue, hago un rápido balance yo también, mientras se elevan las copas. Y por suerte -toco madera- el saldo siempre me da a favor.
El verdadero torbellino comenzará esta semana. Aunque por la crisis las ventas sean menores, y los regalos menos y menos vistosos. Pero preparar las sorpresas a los chicos y la ilusión que eso les da, me gusta.
Así que ya saben. Veremos papás noeles transpirados en sus trajes invernales, y saludaremos y nos saludará gente que pensábamos que no nos importaba, y sin embargo sí nos importa. Comeremos y beberemos de más, habrá otros excesos y estaremos con nuestros seres queridos.
Como todos los años, brindaremos por un feliz año, y yo pensaré durante el balance y junto con otras cosas, como fue que siendo que a mis amigos siempre los conté con los dedos de una mano, ahora tengo un montón a quien desearles felicidades, y en todas las partes del mundo. Al fin y al cabo, dejamos nuestras huellas aunque no lo creamos…

Así que por las dudas y no sea cosa que el torbellino nos atrape y no lo diga, voy adelantando los buenos augurios para el 2.009.
Saber de cada una de las personas que ha pasado por aquí me ha hecho a mí mejor persona, lo que les agradezco. Y les agradezco también la inconcebible paciencia que me han tenido y espero que sigan teniendo en el 2.009. Es que yo nunca entraría al blog de un tipo como yo…

El saludo navideño y prevacacional estará a cargo del Hermano Marcelo. H.M. es casi como M.H. (Mr. Hyde) y el tipo hace y dice lo que se le antoja, y se ha reservado esa fecha especialmente, ya que lo emociona mucho y espera también cobrarles el diezmo a todos, y pedirles que le envíen alimentos para el alma y bebidas para el espíritu, de ser posible en forma de champagnes, vinos y cava…

Huellas


Huellas en el mar,
en los caminos, en las vidas
Indelebles o borrosas,
transcurrimos queriendo persistir y dejar huellas
Imposibles que durarán hasta mañana en que
no estemos
Mañana, como ayer, seremos nada.

sábado, 13 de diciembre de 2008

Olvidos

El tipo se levantó bien temprano como siempre, y se preparó para salir: tomó un baño, se afeitó y se vistió. Desayunó y se fue. Como lo hace todos los días. Pero otra vez se olvidó su corazón. Antes le ocurría con el celular, con las llaves del auto, o con algún papel.
Este año se ha venido olvidando el corazón en cualquier lado. ¿Por qué será?
Y encima no lo tiene asegurado…

viernes, 12 de diciembre de 2008

Leones Herbívoros

Anoche fui con mis amigos a comer a Palermo (así se llamaba el barrio cuando le gustaba a Borges, ahora se lo conoce como Palermo "Soho", ya me estoy viendo venir a Mataderos, barrio de cuchilleros, como "Mataderos Chelsea") y hacía siglos que no salía un jueves. La cuestión es que la zona está llena de turistas y parecía un sábado a la noche. Además de argentinas/os había gente de todos lados y todos estábamos muy animados, porque últimamente ninguno de nosotros sale de noche y mucho menos solos.
El asunto es que con tanto revoloteo teníamos ganas de hacer un poco de lío y le cantamos un sonoro feliz cumpleaños a nuestro amigo, pero en lugar de atraer la atención de una mesa de vistosas alemanas que estaba en las proximidades, recibimos el cálido acompañamiento de unos sensibles caballeros de U.S.A. que se ubicaron detrás nuestro. Es que ellos apreciaron nuestra simpatía latina y tenían ganas de conversar, inquietud que no fue correspondida. Un rato más tarde, cuando las alemanas imagino que todavía estaban escogiendo el plato principal, cada uno de nosotros ya estaba durmiendo en su casita, agotados con semejante excursión. Es que los tiempos cambian y uno ya está grande, vio...?

martes, 9 de diciembre de 2008

Maria de las Mercedes



Hay una niña española que vive en Canadá. No sabe nada de inglés, y pronto se cansa de vender donuts esperanzada en una bicicleta de premio que nunca llegará. Simplemente deberá elegir entre globos y caramelos, y rápidamente aprende de qué va la cosa.
Esa niña española nunca ha visto un negro en su vida y de un golpe verá cientos de ellos. Se aburrirá con los programas americanos que dan en la televisión canadiense hasta que aparezca Elvis y cante hound dog…Ella tiene trece años! Y seguirá, y conocerá el gospel, y sabrá de los sobrevivientes de Auswichtz que viven en su barrio.
A los catorce años leerá “El amante de Lady Chatterley” y los ojos le quedarán como platos…
Su vida es una novela, conoce un montón de lugares y de personajes…ejemplos? Andy Warhol, Woody Allen, un falso Al Pacino pero que podría serlo, Rafael Alberti, Warren Beatty y Elia Kazan, entre otros, y siempre los personajes “imposibles” son los que los rodean, no ellos mismos…
Esa niña española tendrá también una vida normal con una familia normal y por eso ahora es abuela, pero sigue jugando como siempre, y si no le gusta lo que haces te lo dice, si no entiende lo que haces te lo dice, y si la emocionas con lo que haces te lo dice, y te avisa que está llorando.
Pero díganme una cosa. Cuantas abuelas conocen que les guste los Stones y Janis Joplin? Yo ninguna, y eso que tengo una hermana que tiene tres años más que yo y es abuela (por lo que me hizo tío abuelo)
Y al que crea que inventé esta vida de novela, esperen a que aparezca Merche, y den un vistazo a su blog…
Mientras tanto, escuchemos a Janis rezando por un Mercedes, milagro que a mí ya me fue concedido en forma de Merche Pallarés.



domingo, 7 de diciembre de 2008

Golpe de suerte

Quemé tus cartas
Olvidé tu teléfono
Borré tu correo
Me cambié de ciudad
Rompí tu foto
Regalé tus libros (incluso los dedicados)
Dejé de nombrarte
Ni siquiera te pienso

Y sin embargo esta noche

Tiraría los dados una vez más.


Mr. Love



¿Crees que me conoces? ¿Que lo sabes todo de mi? Puedes llevarte una sorpresa. Quizás no sea todo como lo ves. Tal vez haya otra cosa detrás de mis ojos azules...
¿Quieres un poco más de champagne? ¡Claro que sí! Sólo que dentro de poco voy a tener que irme….No, no soy Cenicienta. Soy algo más complicado que eso.
¡Y no estoy seguro de que quieras verlo!






sábado, 6 de diciembre de 2008

Sirena

Música para esta entrada: U2 one

Se ahogaba irremediablemente. Ya se sentía en el fondo del mar, era inevitable el desenlace. Sin embargo se produjo un milagro. Apareció una hermosa sirena desde la inmensa oscuridad del océano y con mano firme lo condujo a la superficie. Sólo que este era un mar diferente, un mar de folios y papeles. Y el universo era una oficina en el piso 6° de la city. Después del rescate, él y la sirena bebieron: no fue vino ni champagne, fue agua. Tal vez, en homenaje al océano que los juntó, de papel dulce-salado, como el agua de mar.

jueves, 4 de diciembre de 2008

Plan de fuga

Música para esta entrada: Deep Purple

Diez años rumiando planes lejos de los vagos del pabellón: túneles imposibles, sábanas anudadas, disfraces de policía, de mujer, de médico; fuga por los caños de las cloacas, a los tiros, a sangre y fuego, cortando la luz, fingiendo una pelea. Diez años pensando un plan que nunca conseguía llevar a cabo. Antes de que su ansiado momento llegara, oyó su apellido en la adormecida voz del guardia: ya podía salir, era un hombre libre.
Derrotado, tomó sus cosas y se fue.
Se ilusionó pensando que la próxima vez sería diferente; que era cuestión de agudizar el ingenio con un plan infalible.
Era uno de esos tipos que piensan que la verdadera libertad no te la concede nadie: que tenés que ganártela. Cualquier otra cosa, es un miserable y temporario permiso de salida.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

El extraño periplo del pianista R.

Música para esta entrada: Adriana Calcanhotto

En su lecho de muerte, el pianista F. pensó cual de sus discípulos era el peor y más querido, y de inmediato apareció R., porque era evidente que jamás llegaría a nada.
Lo mandó llamar, y a solas y con el último suspiro le alcanzó a contar del viaje a Bahía y su pacto tan extraño.
R. asistió al sepelio de su maestro con la valija hecha, y luego se fue hasta la estación de ómnibus. Una semana y 4.500 km después llegaba a Salvador. Recorrió los terreiros más famosos y antiguos: el de Joazinho da Goméia, el de la Madre Menininha de Gantois y el de Olga do Alaketu. Fue a las Iglesias de San Francisco, de Conceição da praia y por supuesto, también fue a la del Señor de Bonfim. Compró el periódico “A tarde” y se entrevistó con tarotistas, videntes que le “jogaron buzios” y falsos umbandistas.
Cada noche tocaba el piano de su amigo Jorge para ver los resultados, y nada. Ya había ido a todos los lugares donde estuvo F., incluso a otros a donde éste no había estado, y cada vez tocaba peor.
Claro que se olvidó de lo más importante: darle de beber a Exu, especie de diablito del candomblé que protege los caminos de Bahia. Le gusta hacer travesuras, y como F. no cumplió con el rito de darle de beber cachaça al llegar, decidió complicarle un poquito su destino…
Viéndolo tan desanimado, Jorge invitó a R. al Carnaval. Rumbearon para el Farol da Barra con un grupo de amigos, y R. pensó que tal vez fuera ahí donde aparecería alguien interesado en su alma.
¡Y acertó! Allí, entre cerveijas y caipirinhas, bailes y música axé, Exu le envió a Gabriela, quien con su sonrisa blanca y su piel canela se hizo dueña de su alma.
Eso sí, ella solamente tenía para darle felicidad, no talento.
Ahora a R. todo el mundo lo conoce por Ricardinho, y cambió el piano por el surdo. Toca con sus amigos de Río Vermelho por las playas de Salvador, dando música a cambio de unos reales.
R. sigue tan pobre como antes pero feliz, porque a la noche lo espera Gabriela, que nada sabe de pianos ni de pactos extraños, pero que sí sabe de amor.
De una manera diferente tuvo razón el viejo F., la vida de R. cambiaría para siempre en Bahia.
Pero no por la gracia de Dios, sino por obra de Exu.

Terreiro: sitio donde se practica el candomblé
Candomblé/Umbanda: cultos religiosos de origen africano que se practican en Brasil
Jogo de buzios: adivinación del futuro mediante caracoles o carozos de una planta llamada dendezeiro.
Musica axé: estilo musical de bahia
Surdo: tambor cilíndrico de grandes dimensiones y sonido profundamente grave



Al medio, Olga de Alaketu



Escultura de Exu




Affiche de la película "Garbriela clavo y canela" sobre el libro de Jorge Amado




Un Exu diferente



A Marichu le dio miedo. Gloria quiere que le mande a alguien. A Anabel le pareció feo. Fritus lo encontró estropeado. Claudio recuerda que se le apareció a él y a un servidor, aunque estábamos con unas cuantas cervezas bahianas encima. Y Selma no quiere acabar como él!
Así que busqué una figura menos terrible de él, veremos qué les parece esta.
Ah, me olvidaba. Exu también está asociado a la sexualidad, hay algunas imágenes de él bastante inquietantes, pero por otro motivo...

domingo, 30 de noviembre de 2008

El extraño pacto del pianista F.



Música para esta entrada: Batucada
Cuarenta años después de haber comprometido su alma en Bahia para ser el más grande pianista de todos los tiempos, F. estaba a punto de conocer su último destino. Imaginaba una risa mefistofélica en el fondo del pasillo oscuro, anunciándole que su infierno infinito estaba por comenzar. Era la hora de pagar por un talento que le fue dado a cambio de algo que no sabía a ciencia cierta qué era, pero que podía imaginar.
Menuda sorpresa se llevó cuando se abrió la puerta y se encontró con Dios, y que su infinito particular tenía forma de paraíso.
Porque como saben todos los que hacen promesas al pie de la Santa Cruz, al Altísimo también le gustan los pactos con los hombres.
Aunque no necesite de ellos.






jueves, 27 de noviembre de 2008

Coplas de mi niñez


Música para esta entrada: La minifalda
Cuando era un chico, para las fiestas de fin de año se juntaba mi familia andaluza con sus esposos, esposas e hijos argentinos. Mamá (en la foto antes de subir al barco) y cinco de sus hermanos, más mi abuela, cantaban y recitaban:


Me lo dijeron ayer
las lenguas de doble filo,
que te casaste hace un mes...
Y me quedé tan tranquilo.
Otro cualquiera, en mi caso,
se hubiera echado a llorar;
yo, cruzándome de brazos,
dije que me daba igual.
Nada de pegarme un tiro,
ni de enredarme a maldiciones,
ni de apedrear con suspiros
los vidrios de tus balcones.
¿Que te has casado? ¡Buena suerte!
Vive cien años contenta
y a la hora de la muerte
Dios no te lo tenga en cuenta.
Que si al pie de los altares
mi nombre se te borró,
por la gloria de mi madre
que no te guardo rencor.
Porque sin ser tu marido
ni tu novio, ni tu amante,
yo soy quien más te ha querido:
¡con eso tienes bastante!
.
Aunque yo recuerdo que decían "echao" "casao" "mare" y terminaban "con eso tengo bastante!"
Y todo el mundo aplaudía...
Mi tío Miguel, que era tan andaluz como porteño, cantaba un poco de su tango preferido, "Antiguo reloj de cobre":

"Antiguo reloj de cobre
que vas marcando el tiempo
los pasajes de mi vida
que me llenan de emoción.
Fuiste orgullo de mi viejo,
te lucía en su cadena
como un puente levadizo
delante del corazón"
.
Si aparecía una estampilla de Franco todo el mundo recordaba a mi abuelo, fusilado por El generalísimo, se procedía a escupir su foto, y se continuaba la fiesta.
Mis primas bailaban flamenco, y el asunto seguía con
"La bien pagá", "Doce cascabeles" "La minifalda" y las "sevillanas del espartero":
Al hijo del Espartero, lo quieren meter a fraile
Lo quieren meter a fraile
Al hijo del Espartero
Al hijo del Espartero
Al hijo del Espartero
Lo quieren meter a fraile
Lo quieren meter a fraile
Y la cuadrilla le dice
Ole, ole, ole y ole
Y la cuadrilla le dice
Torero como tu padre.
.
También nos acordábamos de nuestra tía Mary, la única que se quedó en España por haberse casado antes de viajar la familia, y que me dejó dos primos en Madrid (a Alejandro ya lo hice hincha de Vélez...)
Y luego sí, el final a toda orquesta de andaluces y argentinos cantando el "Porompompero" desde el viejo disco de vinilo de Manolo Escobar, algo así como el mismísimo Carlos Gardel andaluz para mi familia, y que está aquí abajo en su versión original gracias a iutuf...
"El trigo entre todas las flores
ha elegido a la amapola,
y yo elijo a mi Dolores,
Dolores, Lolita, Lola"
Así eran las fiestas de fin de año cuando se juntaban los andaluces...
.
El que quiera escuchar el video, sólo tiene que apretar el stop en "música que me gusta" que está un poco más abajo a la derecha. Lo encontraste Merche?



Mamá sos famosa!


Mamá y tía Loly



Internet cuesta un poquito...pero todas esas cosas dicen de mi?

miércoles, 26 de noviembre de 2008

El pájaro



Música para esta entrada: bedshaped

El suicida estaba dudando. Ya tenía una pierna colgada del otro lado de la baranda del puente, cuando repentinamente apareció un pájaro que se posó muy cerca de él y que parecía observarlo. O al menos eso es lo que el suicida sintió. De un golpe la vida no fue tan hostil, y su pena se alejó. Se quedó un rato observando al pájaro y el pájaro a él, y por primera vez en años se sintió dichoso. Y sintió también ganas de mirar al sol con los ojos bien abiertos, sin miedo. Se preguntó qué estaba a punto de hacer y se bajó de la baranda, borracho de sol y de vida, enceguecido de felicidad. Tan enceguecido, que no vio el camión que venía raudo por el puente y lo arrolló.
Suerte que la muerte es cumplidora con quien la cita, aunque a veces no aparezca huesuda y de capa negra, sino con forma de pájaro.

martes, 25 de noviembre de 2008

Trampa (II)


Música para esta entrada: son of a preacher man

Hace días que estoy detrás del pianista F. y no acierto. Hay algo que no me dejar salir de la trampa, y no son las letras de mi última entrada, que pueden estar un poco mejor o un poco peor. Me di cuenta que caí en una trampa dentro de la trampa, y es la canción que elegí: es Janis Joplin la que no me deja salir, hablando de una mujer abandonada. Y cuando entro a ver si hay comentarios, aparece ella y no puedo pensar en el pianista F. que hizo un pacto para ser eximio ejecutante…
¿Y qué debo hacer entonces? Nada, dejar a Janis cantando todo lo que quiera…Y si encima está en Pulp fiction, película que amo, mejor todavía.

Así que amigos, de esta trampa tampoco voy a salir.




viernes, 21 de noviembre de 2008

Trampa

Música para esta entrada: A woman left lonely

Estaba ahí, a la vista de todos.
Pero nadie hablaba con ella en la fiesta, como si supieran algo.
Me acerqué. Estaba radiante.
Me sonrió.
Le sonreí.
Me invitó a bailar, era música movida, no nos tocamos.
Bailamos así un buen rato, sin rozarnos siquiera.
Fuimos a tomar algo, la fiesta estaba en su mejor momento y yo, en las nubes.
Ella se reía.
De golpe las luces se apagaron y vino esa música de Janis.
La invité a bailar y me dijo que sí.
Entonces nos abrazamos, y me di cuenta.
Que ella pensaba en otro tipo. Que lo amaba. Que la había abandonado.
Que no querría nada conmigo. Nada, pero nada. Nada. Que estaba llorando.
Que era una trampa cazabobos.
Y el bobo cazado era yo.
Pero era demasiado tarde.
Porque el bobo no podía salir de la trampa.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Sangre


Música: Chopin
En el Mayor Momento de la fe cristiana
ha sido siempre hermanada con el vino
la Cena en cruz se trocará mañana
para cumplir así nuestro feliz destino

Metáfora que mezcla la espina con la rosa
en toda historia es prédica que cunde:
que sabe a dulce la daga silenciosa
en el postrero instante en que fatal se hunde

Yo admiro la bebida del festejo
de los amigos, la risa, la alegría
Rival eterno de la sangre derramada
el vino tinto y fuerte de la vida.

martes, 18 de noviembre de 2008

Un notario, un perro y un mediodía nublado


Música: La libertad

Almorzaba hoy en San Isidro, adonde fui por cuestiones de trabajo, y que como queda algo alejado de Buenos Aires tiene la tranquilidad de los barrios.
Aunque estaba nublado elegí una mesa en la vereda arbolada y pedí un poco de asado y vino, es decir algo así como la mismísima naturaleza argentina.
Estaba solo y hojeé el diario. El lugar aparecía despoblado, hasta que llegaron dos parejas que se ubicaron al lado mío.
No quise, pero uno de los hombres hablaba alto. Entonces, además de oírlo le escuché contar que no sólo él era escribano, sino que también lo era su padre, como también lo fue su abuelo, e incluso sus tíos abuelos.
Imposible no observarlo. Era un muchacho, no más de treinta años, aunque parecía de cuarenta. Tampoco fue posible no advertir que lo contaba con falso orgullo, que quería en realidad esconder cierta tristeza. No tengo nada contra ninguna profesión. A cada uno la vida, o nosotros mismos, nos pone en lugares insospechados, y cada ocupación es valiosa para la comunidad. Eso vale para todos los trabajos, incluso los menos glamorosos.
Lo que no me gusta es cuando alguien no puede elegir, como me parecía era este caso: si tu papá tiene el mismo trabajo que vos, O.K. Pero si además lo tiene tu abuelo y tus tíos abuelos, me parece que hay algo que no funciona bien. Que no elegiste. Mc Cain por ejemplo, que es nieto de militares… ¡y todos se llaman John!

Mientras pensaba en esas cosas llegó mi comida. La verdad que la carne estaba algo dura. En ese momento se acercó un perro, ya que como se ve en la foto (es el verdadero restaurante) estaba en la vereda. El tipo parecía de raza, pero al rato de observarlo, me di cuenta que era callejero, que ningún dueño lo esperaba. Le di un pedazo de carne, y contentísimo, se quedó haciendo guardia.
Le dije que le iba a dar más con la condición de que se fuera después, porque no quería que me siguiera. Bueno, no se lo dije exactamente así, que tampoco estoy loco. Fue apenas un murmullo. Me miró a los ojos, y no me contestó nada, claro.
La mesa del notario dedicó una mirada al tipo que hablaba con el perro, y siguieron hablando de negocios imposibles.
Después del primer pedazo, le di otro, y luego otro. Al final, comimos mitad del plato cada uno. Cuando terminó, me movió la cola. Lo acaricié un poco, y les juro que me sonrió. Después de eso se fue sin volver la vista atrás.
Eso es lo que sucedió este extraño mediodía de escribanos y perros que lo entienden todo.




Lamenté no llevar la cámara, pero podría decirse que era parecido a éste.

domingo, 16 de noviembre de 2008

El transmisor de emociones


Música para esta entrada: Thelonious Monk

Estaba buscando un regalo para el hijo de mi amigo, y en el último estante de una vieja juguetería me encontré con un aparato extraño. Las especificaciones venían escritas en chino o japonés, y lo único que tenía en varios idiomas era el título: “Transmisor de emociones”
Le pregunté a la vendedora y no tenía la menor idea de qué se trataba. No aparecía ese nombre en su stock, era el único que tenían y tampoco se mostraba segura de que fuera un juguete. El precio estaba pegado a la máquina y decía “veinte pesos”
Por supuesto que lo compré, pero no para el hijo de mi amigo sino para mí, sin importarme la advertencia de la vendedora sobre la falta de garantía y de manual de instrucciones.
Impaciente, al llegar a casa lo abrí. Sí tenía instrucciones, pero estaban en chino, o japonés.
Entonces lo fui a ver a Juan, que en realidad creo que se llama Wang, el dueño del autoservicio de la esquina. Me acordé que mientras espera a los clientes en la caja, lee como una especie de diario pequeño escrito en chino.
Le llevé las instrucciones: tardó un rato en contarme qué decía. Incluso llamó a su esposa y estuvieron discutiendo un rato en su idioma natal.
Luego me dijo que estaba escrito en un dialecto llamado yué, que se usa en el sur de China, de donde era su padre y que por eso lo entendía.
No fue mucho lo que me dijo, porque además no domina el castellano fuera del vocabulario que usa en su negocio, es decir, mercaderías, precios, pesos y medidas.
Lo que sí me explicó fue que la máquina sirve únicamente para los artistas (pintores, músicos, escritores)
El aparato garantiza que la emoción del creador llegue a su público. No es que le ayude a transformar una obrita en “Las mil y una noches”, ni unos humildes garabatos en “Las señoritas de Avignon” ya que no provee del talento natural, que dependerá de cada usuario.
Lo que sí garantiza el transmisor es que la emoción del autor sea recibida íntegramente por quien perciba su obra: la alegría, la tristeza, el desasosiego, la ira o el amor del artista llegará espontánea y absolutamente a quienes se interesen por su trabajo. Aclara también que no sirve para expresar sentimientos personales a personas determinadas.
Lo que Juan/Wang no me pudo explicar es cómo funciona el aparato, porque ese punto era un poco complejo de leer. Además en ese momento llegó una señora con su carro lleno de mercaderías, lo que apagó el interés del oriental por mi nota y su lengua paterna, en la misma medida que se despertó su avidez comercial por la venta importante que se venía en estas épocas de carestía… Sólo me dijo muy serio que un gran cartel indicaba: "peligroso, cuidado al usar..."
Así que aquí estoy en casa, mirando el aparato. No sé si tengo que escribir algo primero. Sí está claro que tiene un botón rojo de encendido, y como una especie de ranura arriba, por donde me imagino que debo colocar el escrito con las emociones que quiero transmitir. Pero hay una botonera completa y una palanca que no sé para qué sirven.

De lo que sí estoy seguro es que si logro ponerlo en funcionamiento, ustedes se darán cuenta enseguida.



sábado, 15 de noviembre de 2008

Guardia Vieja


Música para esta entrada: Libertango

Yo tengo otra barra de amigos. La de mi viejo. Los tipos tienen cincuenta y cinco años de egresados del colegio secundario. En esa mesa se habla de todo: de viajes (algunos de ellos conocen hasta China) de política, de fútbol, de mujeres, de tenis, de tango, de autos, de la vida después de la muerte, de libros, de Perón, de los vascos, de Obama, del origen de los apellidos, de Wall Street, de la biblia y el calefón. Hoy por ejemplo hablamos de la final de la Davis (yo dije que lamentaba que no viniera Nadal y casi todos estuvieron de acuerdo) del amero (¿saben qué es?) y en otra ocasión aparecieron testimonios de ciertos espectáculos dantescos de la vieja calle 42 de Nueva York. Cuando nos juntamos discutimos un poco y nos reímos mucho, pero no se cuentan chistes.
Ahora están jubilados, pero han sido de todo en la vida: gerentes, vendedores, contables, empresarios, comerciantes, bancarios, hombres de campo rodeados de animales. También les gusta la economía y los libros.
Me corrijo, no han sido. Son.




De repente los tipos descubren algo a la salida del restaurante que les llama la atención. Qué será?




Ahora entiendo...

jueves, 13 de noviembre de 2008

Homeless (II)


Música para esta entrada: Vicentico
He vuelto a ver luz en tu ventana
mientras camino por la calle oscura.
Ese simple detalle
inadvertido por el mundo
Para mí es la vida.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Hoy dice el periódico


Música: Víctor Manuel
.
"Pasados los veinte años son pocos los seres que guardan un resto de ese afecto espontáneo, el de los animales. ¡El mundo no es lo que uno creía! ¡No es más que eso! ¡Entonces cambias de expresión! ¡Y de qué modo! ¡Por haberte equivocado! ¡En menos que canta un gallo te conviertes en mala persona! ¡Esto refleja nuestra cara pasados los veinte años! ¡Un error! Nuestra cara no es más que un error."
Louis Ferdinand Céline, Viaje al fin de la noche.
Hoy dice el periódico: ellos son una de las pocas excepciones...


"Ellos me hicieron, me engendraron, me lo legaron todo, lo que poseían y lo que nunca tuvieron, las palabras, el miedo, la ternura, los nombres, el dolor, la forma de mi cara, el color de mis ojos, la sensación de no haberme ido nunca de Mágina y de verla perderse muy lejos y muy al fondo de la extensión de la noche, contra un cielo que todavía es rojizo y morado en sus límites, no una ciudad y ni siquiera una patética conmoción de nostalgia que se dispersará tan rápidamente como el humo de una hoguera encendida una ventosa mañana de lluvia entre los olivos, sino una geografía de luces que tiemblan en la distancia como mariposas de aceite y se van quedando rezagadas en el horizonte del sur a medida que avanzo sin poder detenerme hacia la serranía horadada de túneles y de barrancos por donde cruza un expreso en dirección a Madrid"
Antonio Muñoz Molina, El Jinete polaco.
Hoy dice el periódico: Esto es Rafa.
.
"1826-1839. París.
¡Otra vez! Es maravilloso. Resurreción; vuelta a la luz. Dios bendiga a las mujeres, pues todo viene de ellas; tanto se lo han pedido al Compte de Molé, actual ministro, que éste ha acabado por resignarse a cerrar los ojos ante el hecho de que Henry Beyle, Cónsul de Civitavecchia, ha ido prolongando descaradamente el permiso de tres semanas de que estaba disfrutando hasta hacerle durar tres años y que no piense aún en regresar a su puesto. Sí, tres años hace que el cónsul vive cómodamente en París en vez de estar allá en Civitavecchia; deja que aquel bribón de empleado haga allí lo que quiera" Stefan Zweig, Stendhal.

"De pronto recordé una cosa. Un día, en el cine, Jane hizo algo que me encantó. Estaban poniendo un noticiario o algo así. Sentí una mano en la nuca y era ella. Me hizo muchísima gracia porque era muy joven. La mayoría de las mujeres que hacen eso tienen como veinticinco o treinta años, y generalmente se lo hacen a su marido o a sus hijos. Por ejemplo, yo le acaricio la nuca a mi hermana Phoebe de vez en cuando. Pero cuando lo hace una chica de la edad de Jane, resulta tan gracioso que le deja a uno sin respiración"
J. D. Salinger, El guardián entre el centeno.

Pintada, no vacía:
pintada está mi casa
del color de las grandes
pasiones y desgracias.

Regresará del llanto
adonde fue llevada
con su desierta mesa,
con su ruidosa cama.

Florecerán los besos
sobre las almohadas.
Y en torno de los cuerpos
elevará la sábana
su intensa enredadera
nocturna, perfumada.

El odio se amortigua
detrás de la ventana.

Será la garra suave.

Dejadme la esperanza.
Miguel Hernández

"El aire del dormitorio parecía estar lleno de palabras no dichas, culpas no formuladas, un silencio malévolo, como momentos antes de que se hunda un puente. Estábamos tendidos el uno al lado del otro, sin tocarnos, como efigies de una cama convertida en tumba; víctimas de las náuseas que nos producía el miedo a decir lo que realmente pensábamos. Al final ella habló, con una voz que trataba de ser normal, pero que sonó áspera.
- No quiero hacerte daño y cuanto más te quiera...más daño te haré"
John Fowles, El Mago

Sólo una cosa no hay. Es el olvido
Dios que salva el metal, salva la escoria
y cifra en Su profética memoria
las lunas que serán y las que han sido.

Ya todo está. Los miles de reflejos
que entre los dos crepúsculos del día
tu rostro fue dejando en los espejos
y los que ira dejando todavía.


Y todo es una parte del diverso
cristal de esa memoria, el universo;
no tienen fin sus arduos corredores

Y las puertas se cierran a tu paso;
sólo del otro lado del ocaso
verás los Arquetipos y Esplendores.

Jorge Luis Borges, Everness


Enzo Ferrero marcó al Barça uno de los goles más espectaculares de la historia de El Molinón. Fue el 28 de octubre de 1979, en la séptima jornada, con Novoa en el banquillo. Era también la séptima victoria consecutiva.
Quini había marcado tres goles, en un partido espectacular, en el que el empate de Landáburu fue una anécdota. Ferrero puso la guinda a dos minutos del final con un gol que no olvida: "Tengo guardado en vídeo tanto el reportaje como el gol, aunque lo tengo grabado en la memoria".
Ferrero lo recuerda: "Fue un contraataque desde el centro del campo. Llegué al área y me encontré con Migueli, al que tuve que hacer tres quiebros. Se quedó tendido en el suelo, lo que me permitió apuntar el disparo y puse el balón en el ángulo superior contrario, al que Amigó no pudo llegar".
El ex jugador bonaerense comentó que "fue un partido impresionante y me sacaron en volandas. Puede que haya sido el gol más bonito que marqué, aunque también el que le hice al Torino fue sensacional".



Si uno es lo que lee, todo esto es Rafa. Tenemos pendiente una comida, unas sidras en Gijón, y un partido en la playa.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Un paseo por La Boca (1) El Puente Avellaneda



Este sábado me fui hasta La Boca detrás de dos símbolos del barrio: el Puente Avellaneda y el pintor Benito Quinquela Martín. ¿Me acompañan a ver sus huellas?



En realidad no es uno sino que son dos los puentes Avellaneda. El primero se empezó a construir en 1.908 y era transbordador. Unía la Capital Federal con la provincia de Buenos Aires, transportando peatones, carros y tranvías. Fue motivo de pinturas de Quinquela Martín, y en 1.940 fue reemplazado por el nuevo puente, que es de tránsito ligero (de este último son las dos fotos de arriba, tomadas durante su construcción en 1.934)



Es posible que justo ahí haya desembarcado Pedro de Mendoza en 1536 realizando la primera fundación de la ciudad. Se ha gestionado
su declaración como patrimonio de la humanidad y por invitación de España, que ha hecho lo mismo con su puente transbordador, el Bilbao-Vizcaya.




El Nicolás Avellaneda está compuesto por una estructura de hierro, construido por partes en Inglaterra, trasladada en barco armada en Buenos Aires. Entre los siglos XIX y XX se construyeron en el mundo, 20 puentes similares en áreas portuarias. De los 20, sólo 8 quedan en pie. De esos 8 sólo el Nicolás Avellaneda, único en América, se encuentra en desuso.




La obra fue inaugurada el 30 de Mayo de 1914 y en 1960 el puente fue desactivado. En 1994, tras haberse ordenado su desarme, los vecinos junto con los legisladores porteños, impidieron su desaparición, reconociendo su importancia patrimonial y emblemática para el barrio.
Era hora de ir hasta lo de don Benito...