lunes, 18 de febrero de 2013

A summer place



Puedo imaginarme un lugar hermoso
Estoy tomando sol
Una rubia salida de novela de Fitzgerald
Me alcanza un trago
Desganado se lo acepto
Meto la mano en el agua
Y me quejo
Muy fría

Puedo imaginar todo eso
O intentar reforzarme en la farmacia
No sé si una receta tan dudosa
Me permita engañarlos
Otra vez





9 comentarios:

Extremely Zelda dijo...

Pills are not necessary.

Your imagination is enough to get This Side of Paradise.

Marcelo dijo...

Muchas gracias Zelda! Saludos a Scottie!

SIL dijo...

Haga como le plazca.
Con o sin refuerzo de farmacia, Ud nos engañará las veces que se lo proponga.

Es uno de sus más interesantes atributos.


Le mando un beso, Marcelo.


SIL

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Yo podría imaginarme una mujer salida de una novela de Asimov, no necesariamente humana pero sí atractiva.

miralunas dijo...

no se engañe, no me engaña.

que ni necesita.

ahora, si ustè se imagina ese lugar en el paraìso, el agua nunca està fría.
así que siga engañando con el desgano, que siempre garpa ganador.

abrazo

Malena dijo...

La rubia no me seduce y mucho menos el agua fría.
Lo cambio por un moreno y agüita caribeña.

O por un par de pastillas para no soñar.

Jo dijo...

sos joya...
por eso en febrero te tocó
http://el-aparta-mento.blogspot.mx/2013/02/vos-sabes.html

Marichu dijo...

Necesito de eso que está tomando para olvidarme que tengo mocos, mocos y más mocos. Qué sexy, no?

Cigarra dijo...

Cuánto tiempo sin venir por aquí, había perdido el enlace, menos mal que de pronto recordé el nombre del blog y lo busqué en google.
Un placer, como siempre.

Por cierto, el año pasado ¡al fin! tuve el enorme placer de conocer Buenos Aires, pasearme por San Telmo, Puerto Madero, Palermo... Y mas que un descubrimiento fue como si volviera a un lugar mío, antiguo y recuperado. Delicioso.

Te invito a ver mi visión de Bs.As en mi blog http://www.cigarrales-cigarra.blogspot.com.es/2012/04/ventanas-y-puertas-de-buenos-aires.html

Y la Pavana de Fauré, maravillosa.
Un abrazo