jueves, 18 de diciembre de 2008

Puntos de vista

Cuando erró el golpe mortal sobre la cucaracha que comía del plato con suciedad de tres días, recordó el latiguillo que su ex esposa le decía siempre: ¡fracasado! ¡fracasado! Y sonrió.
Y mientras tomaba un sorbo de vinagre con gusto a merlot, le pareció ver que la cucaracha también sonreía en su presurosa fuga, agradecida por la misma característica que su ex tanto odiaba de él.

29 comentarios:

Carola dijo...

Qué imagen más desagradable. Cucarachas, el animal que más repulsión me provoca...
Saludos!

gloria dijo...

¿Y cómo sonríe una cucaracha? Nunca me lo había planteado, pero si lo hacen, entiendo que ésta lo haga, y es que lo que para unos es horrible, para otros es una gracia divina...
Sublime!!
Un abrazo.

SUSANA dijo...

(No sé por qué me recordó a Henry Miller, debe ser por los platos sucios)
Claramente son puntos de vista, “el éxito y el fracaso son dos impostores” dijo el Maestro y su razón tenía. Quizás tratar de la misma forma a ambos, hacer buenas migas con la cucaracha (conoce muchas estrategias de supervivencia) y reemplazar el vinagre, sean el mejor remedio para el golpe moral.
Está simpáticoooo el relato!
Un beso Amigo!

Arcángel Mirón dijo...

Podría adoptarla como mascota.

antonia maxwell dijo...

me has recordado a momentos donde arañas opinaban sobre mí.

Tolón Tolón tilín tilín

Mariela dijo...

La cucaracha pensaba igual que su ex esposa. Hizo bien en separarse.

esteban lob dijo...

¿Han pensado todos que para "el cucaracho" su hembra debe ser lo más adorable del mundo?

Reina dijo...

Maltrato psicológico, querido! Suerte que sea ex...! A mi mejor amigo, su ex le hacía lo mismo (me cae fatal, ella, claro).

Besazos, amigo. ¿Me dejas que, a estas alturas, te considere como tal?

Gatadeangora dijo...

¡¡¡Aaaaggg que asco!!!Tengo un problema con las cucarachas solo de escribir su nombre se me están erizando los pelos del cogote, creo que tengo cucarachafobia,no puedo ni verlas en foto, prefiero encontrarme con un ratón a una de ellas.
Y el tio que se compre un lavavajillas...eso que saldrá ganando.
Besos

Marcelo dijo...

Es psicológico Carola! te aseguro que es un animalito no muy bello que digamos, pero sumamente suave ante el contacto, al menos de sus patas...nunca te caminó una por encima?
Eso, claro, si no la pisas, porque ahí sí que el ruidito es desagradable y ese líquido blanco que le sale también lo es. Me temo que no estoy siendo muy convincente para que te amigues con ellas, verdad?
Saludos!

Gloria: la verdad es que no vi ninguna hacerlo, supongo que haría falta una lupa, y eso sí que no debe ser agradable...
Un abrazo y gracias!

Susana: los platos sucios son definitivamente "millerianos". Y el Maestro tenía razón. Lo que decís de la cucaracha es cierto también, y solamente por eso deberíamos respetarla más, no te parece? Y el vino seguro que hace ver mejor las cosas. Incluso los platos sucios...
Un beso!

Bien pensado Gilda! pero seguro que ahí mete la pata y la pisa, el muy fracasado...

Tu araña es prima de mi cucaracha Antonia!

Mariela: eso estuvo muy bien. No es bueno que una esposa y una cucaracha coincidan en las percepciones...

Es cierto Esteban! para el cucaracho, ella es Angelina Jolie, y Angelina Jolie, un insecto asqueroso!
un abrazo

De veras Reina? Entonces que él no lea este texto...Y claro que te dejo.
Un beso porteño

A ver Gata, curemos esa fobia:repetí conmigo:
CUCARACHA-CUCARACHA-CUCARACHA...Acariciale las alitas, no es un encanto? Y las patas son suaves...algo peludas a veces. Viste alguna cucaracha voladora? El porte impresiona...Gata? te fuiste? Me dejaste hablando solo...
Gataaaaaa!!!!!

Gatadeangora dijo...

Marcelo querido, aquí donde vivo, en verano hay cucas de esas rubias grandotas que vuelan...¡¡mira que me está dando una flojera sólo de pensar en ellas!.Ya se que tenia que estar acostumbrada pero cuando ha entrado en verano alguna por la ventana,casi imposible pues en cuanto anochece cierro las ventanas y enchufo el aire,te decia me pongo histérica y si no me agarran a tiempo soy cpaz de llamar hasta al 091 para que vengan a matarla...ya te digo que solo de verlas me entran escalofrios...soy una gata cobarde¡¡que se le va a hacer.
Asi que para acariciarlas estoy yo.
Besos y llévate esos bichos del demonio, jajajaja

Marcelo dijo...

OK, cambiemos de terapia: Ya que entran volando por tu ventana, cuando estén a punto de hacerlo cierras el vidrio. Es una excelente oportunidad de ver el preciso instante en que la cuca cambia su sonrisa por el dolor del golpe...

olhodopombo dijo...

Ai Maecelo se alguma barata passar por minha pele . creio que vou desmaiar!
ah! que nojo!
mas gostei da historia.
achei massa ele ter dado uma porrada na barata sempre o meu primeiro pensamento quando vejo uma...
e ainda me fez rir, que adoro.

olhodopombo dijo...

A unica barata que fiquei
tristezinha, com peninha, foi do
Gregor Samsa.

ANABEL dijo...

No hay feria mala, lo que unos pierden otros ganan. O lo que es lo mismo, puede que fuera un fracasado, pero a la cucaracha le vino bien.
Me ha gustado mucho la imagen que has plasmado, mejor dicho, como lo has hecho.

amor dijo...

al final se cumple siempre lo del patito feo: el cisne triunfa y los tristes que nos llamaban feos y fracasados quedan ellos feos y fracasados

mi abrazo (no me dieron nada para el quinto, fue esta noche ;)

SELMA dijo...

Será seguramente una horrible pesadilla... Me recordó a mi admirado Kafka... y despertará feliz, estoy convencida de ello...

Un beso Marcelo, y otros dos para tus preciosas bailarinas...

Marcelo dijo...

ATENCION!
Quiero llevar tranquilidad a la población. Es que cientos de cartas abarrotan el buzón de mi casa y no con saludos navideños, sino con lectores preocupados por saber si esto es autobiográfico. Me apresuro a aclarar ese punto, bastante tenemos con la crisis internacional como para agregar otro problema similar. Definitivamente no es autobiográfico, hay cuatro diferencias notables entre el pobre protagonista y este feliz escribiente:
1) jamás lavo los platos a los tres días de utilizados. Como mínimo los lavo una vez por semana, en el momento exacto en que se me termina la vajilla limpia.
2)No tengo una ex esposa sino una esposa, que jamás me diría el latiguillo de ¡fracasado! ¡fracasado! Es que siendo el nuestro un idioma tan rico y mi personalidad con tantas aristas, llegado el caso me diría imbécil, vago, torpe, infeliz, inútil, bobo, incorregible, borracho, bestia o estúpido, sin necesidad de repetir el calificativo. Además lo haría dulcemente y sin gritar.
3) Jamás tomaría vinagre en lugar de merlot. Caro o barato pero siempre vino, y en general malbec. El vinagre, en la ensalada.
4) Y la más importante de todas: en mi casa no se ven cucarachas. La legión de ratas hambrientas que habitan en mi sótano se las devoran ni bien asoman sus antenitas.
Así que pasen la navidad con tranquilidad y en familia, que soy un hombre feliz.
Gracias!

Marcelo dijo...

Fatima: experimentar una cucarachita caminando por tus piernas puede ser una dulce experiencia, son muy delicadas...
Y ahora que lo mencionas, debí bautizar al protagonista de Gregorio. Pero ya es tarde, otra cucaracha será.
Un beso!

Que buen refrán Anabel! Me lo apropio desde ya. Y muchas gracias por tu comentario!

Gracias Santi por asistir en mi nombre. Pena que no había premio para el 5to. puesto. Estoy seguro que tu discurso hubiera superado al premiado!
Un abrazo y gracias de nuevo.

Gracias Selma! Seguro que el protagonista despertará y todo será una pesadilla. O un sueño dulce, porque su vida real tal vez sea peor...
Un beso y tus saludos serán dados.

Helena dijo...

Ves Marcelo...eso que alguien odia en uno, para otros es una bendición. Me quedo con esto. Bonito post. A mi no me desagradan las cucarachas, un ser que puede sobrevivir 10 dias sin cabeza (hasta que muere de hambre) merece todo mi respeto :-). Un besote.

Antón de Muros dijo...

¡Qué suerte que el fracasado no mató a Gregorio Samsa! ;-)

¡Qué suerte que el fracasado se separó de su ex! jajajajaja

Un abrazo, Marcelo.

Antón.

HADA ISOL dijo...

No, la verdad que autobiográfico no me parecía,usted querido Marce no me dá la imágen de un fracasado!
En cuanto a la cucaracha una vez una me caminó por la pierna y salté como dos horas,es más estoy segura que la cucaracha se sentó a mirar el espectáculo con un par de amigas!las odio,aunque dicen que son muy pícaras,que se adaptan bien al medio,que resisten las radiaciones,los científicos hablan bien de ellas,pero igual son un asco!

Isabel Estercita Lew dijo...

Hay cucarachas que comen de nuestro plato de varios días, otras se presentan como muertas, sin embargo están vivas, es un mero acto de sobrevivencia.
Los ex y las ex que todos fuimos y somos tenemos alguna cosa de cucaracha, realmente la tenemos pero no nos damos cuenta y tenemos cosas que tanto odiábamos de él, de ella... es feo, pero de alguna forma todos tenemos un algo de cucaracha.

Marichu dijo...

Me matoo el comentario tuyo aclarando!!! jajajaa...que personaje que sos, por dió!! A mí a veces me pasa lo mismo, me mando con algo medio tristonio y ya me saltan preguntando, a veces si, coincide, pero otras nada que ver, y bueh...

Con respecto a lo que escribiste, (que obviamente no es algo que te haya pasado, la verdad ni se me hubiera cruzado)la imagen de la cucaracha y el fracasado van perfecto,son parientes, tocayos... pero son esos fracasados convencidos y vencidos, esos que no tienen aliento para salir de la porquería, porque en definitiva, todos fracasamos alguna vez, pero niiii en pedo se me ocurriría compararme con una cuca...en fin...y que se me dió a mi por escribir tanto? no se che, debe ser que estoy descansadita y de vacaciones, privilegio de los docentes, vio? acá termino, besote.

olhodopombo dijo...

Marcelo,
jamais deixarei uma barata passar por minhas pernas, nem mesmo o pobre coitado do Gregor Samsar....
eca!!!!!!!

MaleNa dijo...

Hay tantos lugares con cucarachas caminando sobre los platos de días, y mujeres que gritan "fracasado"

Tu texto no es ajeno, pero sí es excelente.


Un abrazo Marcelo.

Merche Pallarés dijo...

Buena síntesis del fracaso... Me ha gustado. Besotes de turrón y mazapán navideños, M.

Lore dijo...

:---)
está claro, siempre hay dos caras en las monedas!!!
besucón
lore

antonia maxwell dijo...

Oye, ¿puede ser que esas dos se conozcan?