lunes, 2 de febrero de 2009

El último de la clase

El convidado de piedra
El último orejón del tarro
El que nadie nota cuando se va
El cuatro de copas
El bueno para nada
El callado
El último de la clase...
él también

se puede enamorar.

28 comentarios:

Mariela Torres dijo...

Sí, él también puede. Es un poema dulce y esperanzador.

AlmA :) dijo...

los que un día dueron últimos serán los primeros... tan sólo hay que caminar hasta el fondo de la clase y girar las sillas... es duficiente darle la vuelta a la fila... :)

un beso

Soledad Sánchez M. dijo...

Afortunadamente.
Para él y para la elegida.
Me gusta este poema, que bien pordría ser otra bienaventuranza.

Y por cierto... ¿no hemos sido todos alguna vez los últimos de la clase?

Un beso.


Soledad.

Helena dijo...

El ultimo de la clase se enamora seguro, lo que esta por ver es si se enamoran de él. Yo apuesto a que tambien es posible. Besos Marcelo, bonito poema.

ANABEL dijo...

No sólo eso, también pueden enamorarse de él.
¡Que bonito!

Mari Carmen dijo...

¡Faltaría más! Tiene todo el derecho del mundo :)

Un abrazo

Ana dijo...

Ufff... Son mi debilidad!!

Sí que has mostrado al poeta!!
El que se detiene y ensalza lo que es inadvertido al resto.

Marcelo dijo...

Muchas gracias!!!! Aclaro un par de términos:
Definición de EL ÚLTIMO OREJÓN DEL TARRO
Lunfardo (Argentina)
(pop.) Persona que no es tomada en cuenta sino recién cuando no queda nadie a quien recurrir.

CUATRO DE COPAS: en el juego del truco, el naipe de menor valor

Camille Stein dijo...

el amor

... todavía es democrático...

(por fortuna)

y no distingue clases
condiciones
status...

me encanta el lunfardismo... me inicié en él a través del tango, que también me gusta :)


un abrazo

gloria dijo...

Qué alivio, Marcelo, ya pensaba que a algunos no nos puede tocar nunca, y este poema demuestra que sí.
Tu imperfección es preciosa.
Un beso,
Gloria.

marichuy dijo...

Marcelo

Nomás faltaba que por ser el último de la fila, uno no se pudiera enamorar. Y a veces, con todo y ser el ultimo, es el de mejor suerte.

Saludos

Caro dijo...

Hola Marce!! tanto tiempo, me encanto!!
Te mando besos grandes

Selma dijo...

Como dice mi As de corazón, Camille, el Amor por suerte aún es democrático...Y lo hay para todos...;-)

La prueba con girar las sillas como propone Alma, mi Nineta, todo solucionado... Sólo faltaba pensar en ello...

Un beso, Marcelo...

Me han entrado ganas de escribir este Poema dándole la vuelta ;-), como con las sillas...

Merche Pallarés dijo...

Gracias por traducir los términos lunfardos... y, como dicen casi todos los que me preceden, el amor llega por igual a todos, sean los primeros o los últimos de la clase. Aún me atrevería a decir que a estos últimos mucho mas que a los primeros porque deben ser los más creativos, gamberros e iconoclastas (lo cual atrae muchísimo) mientras que los primeros son los más hinca-codos y empollones, los cuales a la larga no se comen un rosco (como decimos por estos lares...). Besotes, M.

TORO SALVAJE dijo...

Ojalá que eso le salga bien.

Saludos.

BEATRIZ dijo...

Sí claro, también se puede enamorar, el amor no escoje solo a los inteligentes o habilidosos...
gracias por pasar a paradoxia

Un saludo

Rafa dijo...

Hola,con esta poesa me haces reflexionar, cuantas personas en este momento se sentiran "el ultimo de la clase" y todos los que un dia pasamosesa epoca de nuestras vidas.
Un saludo RAFA

Rafa dijo...

Hola,con esta poesa me haces reflexionar, cuantas personas en este momento se sentiran "el ultimo de la clase" y todos los que un dia pasamosesa epoca de nuestras vidas.
Un saludo RAFA

angela dijo...

Aunque sea el último su corazón entiende de sentimientos no de cultura.... ¿ Puede ser ?. Escribes tanto que en mi corto tiempo libre no me da tiempo de seguirte.Un abrazo.Angela

olhodopombo dijo...

em uma epoca eu quase fui a ultima da classe, tambem.....

jjulia cofasso dijo...

el ultimo, el primero y cualquiera del medio porque todos, absolutamente todos, podemos sentir. Es cuestion de estar dispuesto nada mas.
gracias por el comentario en mi blog =) me gusto leerlo. y me alegra no ser la unica que quiso entrar..

besos!

Rachel dijo...

en este caso tú has hecho que el último de la clase pase a primera fila y todos le vean como a uno más...un poema cargado de esperanza
Besos,
Rachel

Reina dijo...

¡Claro que se puede enamorar! ¡Sólo faltaría! Además te enamoras justo cuando no quieres; el amor tiene el poder y el resto somo s sus títeres. ¿Quién gobierna un sentimiento?

Besitos imperfectos

Laura dijo...

Afortunadamente, el amor no entiende de razones, edades, prejuicios ni escalafones...

Siempre es un placer volver a tu casa... gracias por esperarme con la calidez de tus palabras.

Cecilia dijo...

Y lo que es más, de él también se pueden enamorar

ana. dijo...

SÍ!!!!

Fusa dijo...

Me gusta lo que ha dicho Cecilia. Y lo secundo.

¿Conoces el grupo El último de la fila? Soy una absoluta fan. Quizá conozcas más a Manolo García, no sé. De todas formas, te lo recomiendo. Un día te paso una lista de canciones que debes escuchar.

manu dijo...

...el chantapufi de banana...diría mi abuelo.