sábado, 18 de septiembre de 2010

Las señoras

Soñé que estaba en casa esta mañana
tocaban a la puerta dos señoras
con aire distinguido presentaban
sus corteses saludos, una Victoria;
la otra era Silvina, ¡las Ocampo!
Respiro con alivio, es que entre tanto
título perdido y deshojado
Niké, la mayor, miró aquel libro
y el pantagruélico François fue de su agrado

Temí que Victoria reclamara
Más respeto a los libros, esos amos
De la vida y la muerte, de las cosas
más valiosas del mundo, mariposas
Del saber y el querer, sus dos hermanos.
Y hablando de hermandad, la ví a Silvina
mullida en el sofá, mientras soñaba
sutiles universos, y ¡otra vez!
Bioy, el bandido, ¿dónde estaba?

Me avisan que se marchan, ya es la hora
Por eso apuro la foto inolvidable
¿Por qué las pilas agotadas, no querrían
guardar este momento tan amable?
Vuelvan señoras, tranquilas, cuando quieran
tráiganme el Sur, el alma, la poesía
Yo estaré aquí, soñando sus quimeras



Para saber más de Silvina y Victoria, hacer click aquí
Lo soñé de verdad.Victoria hojeaba Gargantúa y Pantagruel, de Rabelais, y Silvina se arrellanaba en el sillón. La cámara, en en el sueño, no tenía batería. En la realidad, tampoco

29 comentarios:

Cat dijo...

Un sueño bonito.

SIL dijo...

Si el sueño fuera (como dicen) una
tregua,
un puro reposo de la mente,
¿por qué, si te despiertan bruscamente,
sientes que te han robado una fortuna? ...
(J.L.B.)

Volverán, Marce.
Recordá cargar la baterías de la máquina, por si ocurriera esta misma noche.

Se te extrañaba.


besos

SIL

Cristina dijo...

Según Eduardo Mallea, el primero de los atributos de Victoria Ocampo es su autenticidad. El segundo es su apetito de calidad. El tercero, su credulidad.

Por todo eso, no me extraña que apareciera en su sueño, en su casa y en su biblioteca.
Y crédula al fin, que regrese, seducida.

Distinguidas Las Señoras. Como ellas.

Alelí dijo...

bueno hace poco confesé que los sueños y yo siempre nos estamos mezclando...

ahora bien, Silvina, es una de mis preferidas, me encanta! Bioy tb! a Victoria no la conozco, debería leerla!

Ud. Es un soñador vip, siempre rodeado de grandes!

beso beso

TORO SALVAJE dijo...

Que vuelvan y que traigan una buena botella de vino la próxima vez.

Saludos.

Pescadora de Perlas dijo...

Que elegante literato, es que hasta en sus sueños usted un dandy Marcelo.

Un beso y buen domingo.;-)

Epístola Gutierrez dijo...

Los creativos lo son hasta en lo sueños, por eso estas señoras te visitan.
Gracias por compartirlo.
Un beso.

MAGAH dijo...

Usted no ahorra en sueños!
A veces uno no quiere despertar, no?
Beso.

Luis dijo...

Hola Marcelo:
Que suerte tienes... que te visitan señoras en los sueños...
A mi no me ocurre eso.
Cordiales saludos,
Luis

Ana dijo...

¡En verso! ¡Qué halagadas se mostrarían!
Debes saber que las fotos las hacen los fotógrafos, los poetas testimonian en verso...
El vals siempre agrada por su compás reconocible, sencillo de seguir y sublime al oído.
La velada seguro mereció la pena.
Hice clik para saber qué hace ahí mi abuela, pero no, la señora de la izquierda no debe ser ella. Las he conocido mejor, eso sí.

Para conocerte a ti no creo que haya "clik" como el de tus obras.
Clik!!!

SUSANA dijo...

Buenos Días! “Las Señoras” brillan como luceros en mi blogroll...
Quería Usted una foto, una prenda, como la flor de Coleridge, pero…¿no pensó que ellas se lo harían tan fácil? ¿verdad? Veo que mi Dama conserva su sentido del humor…Rabelais y su Gargantúa y Pantagruel Jajajajajajà!
Lo importante: Ha soñado Usted muy sinceramente y el enigma le será revelado, sólo es cuestión de tiempo…tiempo borgiano. Mi beso.

PD: Silvina luce distinta, ajena, en esa foto.

SUSANA dijo...

Manucho, dear...misteriosamente coincidimos en la preocupación. Sería una imperdonable tacañería (y broma de mal gusto)

Marcelo dijo...

Gracias Cat! Saluda a Barney de mi parte...

Marcelo dijo...

Tiene razón Borges, Sil! Y ojalá que vos también la tengas.
Un beso (gracias)

Marcelo dijo...

Es verdad Cristina! Y las dos aparecieron en sus roles bien definidos. Le temí a Victoria (era temible); en cambio Silvina andaba por ahí, sin preocuparse. Pero fueron distingudas las dos! Ojalá que vuelvan...

Marcelo dijo...

Alelí: tal vez si leés a Victoria te desilusiones, no fue una gran escritora. Aunque tuvo una vida increíble que sí es apasionante para leer! No te creas que sueño siempre con ellas, eh...abajo lo explico mejor.
Un beso!

Marcelo dijo...

Eso hubiera estado bueno, Toro! Es que para el té soy un desastre...
Un abrazo

Marcelo dijo...

Gracias Pescadora! Aunque a veces se cuelan Tinelli y Cia. en mis sueños, no te vayas a creer. Sólo que a ellos, no les escribo (aunque voy a revisar eso)
Un beso!

Marcelo dijo...

Muchas gracias Epístola! Estaba leyendo ayer que Mujica Lainez, escribió una novela entera basada en un sueño. Se despertó en la madrugada y apuntó todo el sueño, incluidos los detalles. Voy a buscar cual novela fue. Es bueno leer el sueño de alguien que queremos...
Un beso

Marcelo dijo...

No me pasa mucho eso de no querer despertar, Magah. Aunque en este caso sí, en realidad me desperté enojado por lo de las pilas. Hay personas que no quieren despertar y otras que no quieren dormirse. Cada uno es negativo como quiere!
Un beso

Marcelo dijo...

Será cuestión de proponérselo, Luis! Aunque los sueños son tan extraños. Si nos proponemos no soñar con elefantes, tal vez soñenos precisamente eso, y así nos veremos en sueños, tratando de no soñar con elefantes.
Un abrazo!

Marcelo dijo...

Ojalá tengas razón, Ana! Y que ellas, si están en alguna parte, se sientan un poquitín halagadas. Eso supliría el disgusto de las pilas! Yo creo que para recordar a tu abuela basta con que hagas clik en tu corazón. En realidad estoy seguro de eso.
Un beso!

Marcelo dijo...

La flor de Coleridge! Absolutamente cierto. Victoria conserva el sentido del humor y el carácter agrio, che (le encantaba decir che!) y me puso nervioso en el sueño, tanteando entre mis libros de segunda mano. Es verdad, en la foto Silvina luce distinta, ajena. Encima es un formato tipo foto carnet! pero es la única que encontré de las dos. De todos modos siempre fue distinta y ajena, no? en mi sueño también.

Manucho es terrible! Me imagino su paraíso lleno de huríes, aunque no exactamente como las que pensó Mahoma, no?

SUSANA dijo...

Concédame que el carácter agrio, le agregaba encanto, che. Tantear, tocar los libros es un rito. Las manos sienten el mensaje escondido a los ojos.
Muchas Gracias! Otro beso!
PD: Manucho....

Marcelo dijo...

Qué personalidad fuerte la de Victoria! A treinta años de su muerte sigue imponiendo respeto, hasta en sueños. Ella tomó el volumen de Rabelais, que no compré usado y probablemente sea uno de los más bonitos que tengo. Me refieron al lomo del libro, en verdad es muy bonito. Y por dentro también, desde ya.
Manucho es otro terrible!!!

Mariela Torres dijo...

¡Qué lindo sueño! No tengo dudas de que tu biblioteca es del agrado de ellas.

Otra cosa: Recién me enteré, por aquí mismo, que murió don Jorge Vidal. No sabía y encuentro la noticia muy triste. Siempre me gustó mucho cómo cantaba.

Saludos.

Fernando Terreno dijo...

Marcelo:
Por casualidad, ¿viste "Cortamosondulamos" y "Divagaciones" que puso Inés Saavedra con textos de Silvina Ocampo?
Eso fué hace un par de años, en el teatro La maravillosa.
En cuanto a tu poesía, suena muy musical. A ver si algún lector le pone música a la endecha. (Y grande Sil que te contesta con esos versos en la misma medida).
Muy lindo.

marichuy dijo...

Qué grandes sueños tiene usted. Y qué grandes ese par de Señoras.

Saludos

Daniel Os dijo...

Definitivamente es usted un hombre de letras y con todas las letras. Otros, frecuentemente soñamos con una o varias señoras pero nos jugaríamos la elegancia de atrevernos a revelar pormenores.

Un fuerte abrazo,
D.