lunes, 4 de octubre de 2010

Carta urgente para el Reparador de Sueños

Estimado Sr. Reparador

Me imagino que Ud. debe ser un señor con mucho trabajo. Aun más que Santa Claus, porque el Sr. del Jo Jo Jo trabaja unas pocas semanas y de enero a noviembre me parece verlo panza arriba en una playa del Caribe, con una chica de cada lado (o dos muchachos, por qué no, Santa Claus también tiene derecho) En cambio Ud. debe trocar lo sucio en oro todos los días del año. Supongo también que debe ser Ud. un hombre que recibe mucha correspondencia solicitando sus servicios, quejándose por sueños que han sido mal reparados o porque no pasó por la casa de alguien que lo estuvo esperando.

Yo no me quejo. He tenido sueños hermosos y muchos se cumplieron. Y Ud. pasó más de una vez por mi casa, reparando, corrigiendo, administrando mis sueños. Y he sido un soñador feliz: todo lo he soñado, mucho se cumplió. Pero hoy me encuentro con que si Ud. pasara por casa, no tendría ningún sueño para acercarle hasta mi puerta para que me lo repare. ¿Será que envejecer no consiste tanto en perder el cabello o la vista sino en que uno ya no sueña? Porque eso es lo que justamente me sucede. Ya no sueño nada. Y mire que yo he soñado mucho, Don Reparador. He soñado intensamente las cosas que deseé. Incluso he soñado cosas que no deseaba tanto, de puro curioso. Me soñé Alejandro, me soñé jugador de fútbol. He tenido cosas que ni siquiera me atreví a soñar, pues siendo tan frágiles temía que se rompieran de sólo desearlas. Y así fue que soñé en voz baja que era artista. Que era feliz, rodeado de los míos. Pero, o yo no soñé con suficiente fuerza, o Ud. debe haber estado muy ocupado reparando sueños ajenos, de esos con automóviles y rubias despampanantes. Porque no pasó más por casa. Lo entiendo perfectamente, los sueños materiales son muy difíciles de reparar porque, casi casi, no son sueños sino ambiciones. Y le deben ocupar mucho tiempo.

El asunto es que –le decía- muchos de mis sueños se hicieron realidad pero, como agua entre las manos, se me escurrieron antes de que Ud. viniera otra vez a repararlos.
Pero si no me equivoco, todos tenemos una cantidad de sueños preasignada por quien a Ud. lo emplea. O al menos eso me gusta pensar. Y aquí llegamos al punto central de esta carta. Lo que quiero saber, Señor Reparador, es si los sueños que me quedan disponibles y sé que no soñaré puedo traspasárselos a una personita feliz que es muy de mi consideración y estima. Porque, ¿sabe qué pasa Don Reparador? Son tiempos muy difíciles, y quisiera que esté bien pertrechada de sueños. Al fin de cuentas, son tan alimenticios como el pan y como el agua. Y Ud. sabe mejor que nadie que no se puede vivir sin ellos.

Esperando su respuesta favorable, me despido con un saludo cordial, deseándole que se le cumplan todos, pero todos, sus sueños.

33 comentarios:

SUREANDO dijo...

Marcelo, hoy es lunes, son las 8:06 AM por estos lados y he empezado mi día leyendo esta entrada, me has emocionado...
Tampoco ha pasado por mi casa el Reparador de sueños y no se si me quedan algunos, pero también le pido que traspace los que me quedan a "una personita" que se lo merece todo en la vida y a quien la vida lo ha vapuleado un poco, que siga soñando y que se le cumplan todos sus sueños.
Gracias Marcelo

Nieves dijo...

Me parece que el Sr. Reparador de Sueños, no va a tener más remedio que concederte tu deseo, por lo bondadoso. Felices sueños.

Iraide dijo...

Jo... ay... mecachis...
snif....

Epístola Gutierrez dijo...

Es una carta magnífica, perfecta!
Quiero creer que es infinito el número de sueños posibles, que esa personita va a poder soñar siempre que quiera y que todos van a ser cumplidos.
Sabés, yo dejé de soñar por un tiempo, y me di cuenta de que como vos decís, eso es lo que envejece. O será el síntoma? pero después volví a soñar, a ser joven, y a que mis sueños se cumplan.
deseo que tengas muchos sueños felices, y que todos ellos se cumplan del mejor modo.
Besos.

MAGAH dijo...

Que linda carta Marcelo!
No tengo dudas que el Sr Reparador volverà a ser tan considerado con vos, esta vez, como las anteriores veces.

Me pusiste a pensar...tambièn he sido bien respondida por este amigo, deberìa enviarle una carta de agradecimiento y tal vez mañana sea el dia adecuado.
Hiciste que este lunes, ya de por si tan lindo, sea mucho mejor.

Te admiro Cronista!

Alelí dijo...

querido mío, no soy reparadora de sueños más bien soy escuchante de ellos...y créame que no hay un número determinado, quizás sea sólo una etapa. Muy noble y sincero es su pedido, espero que sea escuchado por quien correponda.

le dejo una frase del ciguito

“Si el sueño fuera (como dicen) una
tregua, un puro reposo de la mente,
¿por qué, si te despiertan bruscamente, sientes que te han robado una fortuna?”
Jorge Luis Borges


besos muchos!

Luna dijo...

Es cierto, son tiempos difíciles para soñar.

Besos

Viviana dijo...

Marce: Me has emocionado con tu post. ¡Cuánta verdad junta!
A veces tengo 5 minutos libres y también me lamento y me duele no soñar. Reemplazamos el espaci de los sueños con trabajo y, cuando no trabajamos, no sabemos qué hacer. ¿Qué habrá sido de esos sueños de adolescente? ¿Dónde habrán ido a parar?
Yo te plagiaría la carta con gusto o, si me permitís, pondría mi rúbrica debajo de la tuya. Los años y el correr como loca en el día a día me ha atrofiado la capacidad de soñar. Debe ser algo que viene junto con la gastritis.
Pero más me duele ver a diario a muchos chicos sin sueños. Eso sí que duele y que preocupa. Mi hija sueña y mucho y con gusto le pasaría mi cupo de sueños, si queda algo, para que nunca le falten.
Un abrazo!

TORO SALVAJE dijo...

Envejecer es quedarse sin sueños.
Fijo.

Saludos.

Ana dijo...

Hubiera sido mejor pasar antes por aquí, pero es que estaba cotilleando en FB. y vi un video, algo muy cotidiano en esa red, y lo demás ya lo sabes.
Que un abrazo!!!

Steki dijo...

Adhiero a tu pedido, Marcelo. Has escrito una carta maravillosa con un contenido más que maravilloso.
Me parece que ya somos varios que nos unimos a tu pedido a Don Reparador. Que así sea.
Besitos y buena semana!

Virginia Prieto dijo...

me encantó la carta

beso

miralunas dijo...

espere que me limpie lágrimas y mocos..., ahora sí: más allá que esa personita tiene un padre, que extrañará como una niña, cuando tenga mi edad (posta!) y más acá de la bellísima carta al Reparador, le puedo pedir un favor? humildemente? no deje que esa personita se entere que alguien puede quedarse su sueños, y menos si es su papá. miéntale! miéntale sobre eso con tanta fuerza y de tal foema que no sea verdad que los sueños se acaban.

(que yo tampoco quiero saberlo!)

besos

SIL dijo...

Esta carta está para comerla a besos...

:)

Acudirá el Reparador. No hay dudas.
No creo que pase de esta noche.

¡ Un acervo hereditario que sólo contenga sueños, cuánta suerte que tiene esa personita!!!

Besos mil

SIL

reina dijo...

Los sueños son propios de cada persona, así que podés hacer con ellos lo que quieras.... hacerlos realidad, seguir soñándolos o traspasárselos a quien quieras... sobre todo a aquellas personas que creen sólo en la realidad, esas son las que más necesitan de tus sueños...
No creo que soñar sea cuestión de edad... o debo ser muuuuy joven entonces porque aún tengo muchos sueños para realizar...
Tampoco creo que haya una cuota por persona... los sueños son libres y están para soñarlos.... soñá todos los que quieras....!!!
Me gustó esta entrada...... justo para mí que vivo de sueños.... jaja
Un beso grande...!!

LA MUJER INVISIBLE dijo...

Querido Marcelo, me temo que los sueños son personales e intransferibles, por lo que es muy posible que el reparador de sueños no pueda ayudarte en eso..., no obstante no te lamentes por ello, he hablado con él esta mañana (por lo de que pegamento usar para los sueños rotos...) y me dijo que lo sueños de los niños siempre han sido, son y serán...INFINITOS...

Un beso de una soñadora compulsiva.

Mariela Torres dijo...

Hermosa carta, yo creo que tus sueños ya volvieron, porque estás soñando cosas para otra personita.

Besos.

DREAMERS Inc. dijo...

Señor Usuario:

El Servicio de Atención al Cliente de nuestra empresa, tiene el agrado de dirigirse a usted a efectos de hacerle saber que el Sr. Reparador de Sueños nos ha elevado vuestra atenta del día de la fecha.
En respuesta a la misma, procedemos a informarle:

1) Su plan de sueños GOLD no tiene cupo, y dispone usted de pulsos, pulsiones e impulsos para soñar sin límites.
2) Sus sueños son irrenunciables e imprescriptibles, y por lo tanto no se pierden si usted ejerce su derecho a no soñar
3) Podrá retomar sus sueños cuando usted desee, sin necesidad de trámite alguno, sin ningún costo y con muchos beneficios.
4) Sus sueños son también inembargables: nadie podrá afectarlos al pago de ninguna deuda pendiente.
5) Usted puede transferir sus sueños a quien desee y puede ser cesionario de los sueños de otras personas;
6)Al momento de endosar los sueños, tenga presente que éstos siempre podrán volver al librador.
7) Los sueños, usados o no, se multiplican al ritmo de una tasa hiperactiva, siempre en beneficio del titular.
8) Los sueños rotos pueden pasar por las manos del Reparador cuantas veces lo considere necesario.

Recuerde que los niños tienen en claro todo lo expuesto, y por eso derrochan sueños propios y ajenos, y transfieren y multiplican, y recrean e inventan todos los sueños, a los que además le brindan garantía de por vida:
son ellos los dueños de esta empresa (y hoy añoran al accionista de Liniers).
Saludamos a usted con la consideración más distinguida

miralunas dijo...

escuche, ustè que tiene esa banca en DREAMERS INC, me hace una carta de recomendaciòn, por si se marchitaran mi sueños?

Claudia Sánchez dijo...

Bueno, no me dirá que su empresa no está atenta a sus necesidades, no? Así y todo, le cuento que alguna vez me comentaron que había una promoción que si compartía los sueños (compartir, no traspasar eh?), le duplicaban las posibilidades de concreción de por vida. Yo que usted consulto mire.

Saludos soñadores!

Malena dijo...

¿Cómo que no soñás?
Soñás con el sueño de ella.

Pescadora de Perlas dijo...

Sueño poco pero cuando ocurre me ayuda a recordar caras de personas queridas que a veces el tiempo desdibuja.
Gracias por publicar un texto tan hermoso, porque me acordé que hay que seguir soñando, aunque esté despierta voy a tratar de mirar por encima de mi hombro para ver cuantos de mis sueños dejaron de serlo para convertirse en realidad y cuantos me faltan todavía.

Un beso y buen comienzo de semana.;-)

Cecy dijo...

Tengo esa certera sensación de que en segundos mas, no podre seguir escribiendo, ya la vista se me esta nublando y no precisamente por este camino de envejecer y la vista tambien acompaña. Simplemente tengo muchas ganas de llorar después de leer esta carta. Cuando este señor ya no pasa, uno se queda mirando y velando que los sueños de los que vienen no se desvanezcan? O quizás contemplando para que no pase de largo y los deje sin ellos.
Tengo sueños cumplidos y la felicidad que me provocan verlos. Sigo soñando porque necesito tener alguna ilusión que alimente las ganas.
Pero hay algo de esta carta que quiero que se cumpla, que el Señor Reparador sea amigo de nuestros hijos.

Gracias a la amiga, que me dijo, tómese un recreo y pase a leer lo que escribió Marcelo.

Me encanto!

Un beso Marcelo!

Poli dijo...

"Aunque los sueños se escurran y nos dejen cabeza abajo, no claudicaremos, no dejaremos de soñar..." no hay una claúsula que dice eso, en letra minima?
Al llegar al ultimo párrafo se me nubló la vista, me tocó el alma, pensé: que amor! Si se trata de quien yo pienso, la personita feliz, yo también me aseguraría de verlos bien abastecidos en ese sentido, pero me gusta más pensar que les doy la llave y la password de la maquinita mágica para que no escatimen en fabricar los que quieran... o fueron ellos los que me enseñaron a mi?? :)
Hermosa, pero hermosa, carta.

Selma dijo...

..."puedo traspasárselos a una personita feliz que es muy de mi consideración y estima".

Deseo de corazón que se te conceda este ruego..Esta Hermosa Personita se lo merece todo...

Un abrazo, Marcelo.

América dijo...

Bellísima carta.

Los sueños y la capacidad de soñar se parece mucho a la más pura y sentida ilusión ,sin ellos no hay pasión por la vida,creo que ha medida que pasa el tiempo entendemos que debemos dosificar la expectativas,cuando soñamos a plenitud parece no haber nada imposible,espero que el Sr reparador de sueños escuche, aun cuando estos a veces son intransferibles,soñar que eso es posible lo puede hacer real
todo tiene su excepción sobre todo si se pide para otro.

Un abrazo.

Marcelo dijo...

Quien te dice si soñar
A lo mejor
no es tan difícil
¡y hace bien!
Porque seguro
es necesario
Como el pan
Como tu luz
Como mi fe.
Aunque trabajes en un banco
Soñate un mundo entero
de gente que se ríe
y que se besa por las calles

Estoy seguro que mañana
Será distinto.

esteban lob dijo...

¿Y no tienes Marcelo un atenuador de pesadillas?

A veces, en noches intranquilas haría falta.

MaLena Ezcurra dijo...

No se puede vivir sin sueños, como no se puede dejar de abrazar a un semejante.


Me llegaste al alma con tu texto, no por lo bello, sino por lo esencial.


Mi niña abraza a tu vulnerable corazón.


M.

ana. dijo...

Unicamente un soñador podría escribir esta carta y únicamente alguien que como nuestro querido Fernando "no es nada, nunca será nada, no puede querer ser nada y aparte de eso tiene en él todos los sueños del mundo", puede desear para una personita amada la realización de los sueños.

Preciosa plegaria, Marcelo. Un abrazo

Helena dijo...

A un deseo asi quien se puede resistir? la personita los tendrá y tu tambien porque ese sera un sueño cumplido...Lo sé de buena mano. Muak

Mariluz Arregui dijo...

No me gusta una de las palabras que voy a escribir, pero en este caso, el FIN sí merece los medios :

'Prohibido no soñar',
querido Marcelo..



(Mi palabra tabú empezaba por 'P', no quiero ni mentarla....:)

Que se cumplan todos los sueños que tendrás, incluído éste


Un beso!

marichu dijo...

Estoy segura que mañana
Será distinto.