sábado, 11 de diciembre de 2010

“Siéntate en el umbral de tu puerta y verás pasar el cadáver de tu enemigo”

Científicos de la Universidad de Massachusetts (Arizona) han llegado a la conclusión de que este aserto se materializa en el 0,0023 % de las veces en que es puesto en acción. En efecto, de arranque nomás hay que restarle el 50% de posibilidades, ya que si los dos enemigos intentan aplicarlo, uno de ellos indefectiblemente fracasará. Al 50 % ganador hay que restarle la gente que no vive en casas y que si se sientan en el umbral de su puerta sólo verán a la vieja del 6º “A” que es insoportable pero no alcanza para ser enemiga y que además, cuando se muera, nadie se enterará porque vive sola. Ya nos está quedando algo así como un 20%, de los cuales el 95% ni siquiera sabe qué es tener un enemigo, porque en estos tiempos de anomia no tener enemigos parece ser una virtud zen, cuando cualquier persona de otros tiempos siempre supo que el número de enemigos es directamente proporcional a la huella que intentamos dejar: los líquenes no tienen enemigos, por ejemplo, y así les va.
En síntesis, cuando algún fulano (con aire pretendidamente oriental) le suelte esta frase al verlo a Ud. enojado con su compañero de oficina que le roba el liquid paper, siéntelo de un cortito al mentón y dígale “ahora esperame sentado vos, jetón”
No sé si servirá de algo, pero que descarga tensiones, descarga.

13 comentarios:

Cecy dijo...

ya lo vi...

Ana dijo...

No te digo...Ahora con advertencias nos llegas ¿Despistados, consejos subliminales...?
Hay imbéciles que crecen de raíz, por su tallo, inamovibles, su meta es elevada, podría matarles a mordiscos, pero lloraría si se mueren...
Si es que no valgo para nada chino...Tal vez una tacita, un plato...¡Nada más!

emmagunst dijo...

antes: siéntate en la puerta de tu casa y verás pasar el cadáver de tu enemigo...

ahora: siéntate en la puerta de tu casa y verás pasar a tu enemigo en una 4x4...

SIL dijo...

A veces es más saludable descargar tensiones con métódos más lights- que ver el cadáver de un enemigo.
No es tan grave la falta de efectividad del título despues de todo...

Otro beso


SIL

Malena dijo...

Si hay algo que DETESTO en la vida (además de los paraguas, la polenta, los mosquitos y el desgraciado de mi vecino que me despertó a las 7 y media del sábado para preguntarme si había visto a su perra) son los consejos de alma zen.

Si yo voy a tener un enemigo, lo voy a hacer bien. No quiero ver su cadaver; quiero verlo sufrir mucho.

SUSANA dijo...

Me recordó una película (que le recomendé y seguro no vio, qué mal) “Vincere”…exquisita. El Duce (en los comienzos del film, y también en el inicio de su carrera política) se encuentra en un mitin político, toma su reloj y lo coloca sobre la mesa Con su voz alta y afectada desafía a Dios y le da cinco minutos para que lo fulmine. Transcurrido ese tiempo y en medio del silencio sepulcral de la audiencia, el faccio di combattimento guarda el reloj y con un gesto teatral grita: “¿lo ven? Dios no existe!” El final de la película…y la Historia, nos sugieren que algunos “cadáveres” tardan en pasar (o se toman un tiempo incognoscible para nosotros) ¿Nos sentamos a esperar? Por ahí sencillamente, no vale la pena.

BLAS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Poli dijo...

Uyyy, como estamos!! Me cuesta pensar en enemigos...aclaro q no soy líquen por las dudas y debo tenerlos,ah no, ya recordé un par de esos. Pero como dijeron "apuesto que" y no me gusta perder, aqui estamos entonces.

MaLena Ezcurra dijo...

No hay otra hay algunos espermatozoides que hay que embocarlos.


Lo abrazo con mi alma.zen.


M.

miralunas dijo...

yo quiero cruzármelo y verlo que va sufriendo, sin morirse.
pero aún no encuentro ese enemigo.

beso.

Alelí dijo...

jajajaja
ajjajaja
ajjajaja
jjajajaj

jajajaja
geeeeeeeeeeeeeeeeeeeeenial!

Mariela Torres dijo...

Ah, y yo que lo creía. Y bueno.

Pamela dijo...

Genial, hay que ponerlo en práctica!