miércoles, 2 de febrero de 2011

La cafetera de Clooney (II)

Estoy tirado en el balcón y no tengo ganas de tomar café. Es una noche fresca. Miro al cielo y me parece que las estrellas tienen un orden que solamente yo consigo descifrar. A mi izquierda escucho las risas de mi hija y de mi madre jugando a las damas. Tal vez no están cumpliendo el reglamento a rajatabla y por eso se ríen, mamá como una niña, mi hija como si fuera mayor.
Me olvidé del café, del trabajo, del calor. Tomo helado directo del envase (dulce de leche, mousse de limón y naranja con frutilla) y escucho a João Gilberto cantando Insensatez. La raya roja que surca mi índice izquierdo remite a la historia antigua de un hombre que no soy yo; parece que el tipo un día estuvo con el horóscopo cruzado. Con la vida, no.

16 comentarios:

SIL dijo...

A primer golpe de lectura, me has descripto el paraíso, Poeta Imperfecto.

//Otro cielo no esperes,
ni otro infierno...//
JLB
;)

Beso de noche fresca y estrellada.

SIL

Merche Pallarés dijo...

¿Quién ganó la partida? Besotes, M.

BLAS dijo...

Increíble...

Los helados tomados directamente del envase saben mejor. Pero yo siempre de chocolate. Un vicio que tengo.
La canción es preciosa, por cierto.

Un saludo.

Aroa dijo...

qué envidia, aquí aun no es tiempo de bálcón ni helado

Alelí dijo...

que divino!

todo se transforma, eh?

beso

PD: para eso en parte escribimos para recordar quienes fuimos.

Caperucita dijo...

No te apures por el café, el café me lo tomo yo.
Un besazo.

SBM dijo...

Apenas 16 líneas has escrito y yo no sé que decir. También me gusta mucho el comentario de Alelí, todo se transforma, a veces lo que le sucede a uno, y también uno mismo y entonces, yo personalmente caigo en una especie de abismo en el no se sabe muy bien si eres lo que fuiste, o en esencia sólo te define el segundo que pasa o realmente eres lo que quieras ser.

Bueno en cualquiera de los casos, a veces se tienen momentos o instantes de conciencia en los que logras descifrar el barullo que es el firmamento.

Ale, ale, ale, que estoy trabajando, me bajo a la tierra

Un saludo compañero.

Luis dijo...

Hola Marcelo:
Aquí y ahora cambiaríamos el helado por una crema catalana... en contraste con la temperatura exterior que es bastante baja.
Un cordial saludo,
Luis

Ana dijo...

Recuerdo otra escena, en un balcón y música, Audry Hepburm cantando Moon River, en Breakfast at Tiffany's, en España fue: Desayuno con Diamantes.
Tu capacidad de describir la situación fascina. Es una escena completa.
No fue el horóscopo el que te dañó, estoy sin cortes yo. Sin embargo la línea roja prueba que aún quedan "Aquiles"...

Mooon Riveeer... Aaay, Insensateeez

Ni siquiera contemplamos las mismas estrellas y he visto tu balcón, tus chicas, tu canción y hasta la yema de tu dedo...
Me gusta la vainilla, el caramelo, el turrón...soy antigua hasta para los sabores!!! jajaja

BLUEKITTY dijo...

Nunca probé naranja con frutilla.

Malena dijo...

Algunas noches es fácil ser feliz.

No tenés nada que envidiarle a Clooney.

esteban lob dijo...

Hola Marcelo:

No es raro estar "con el horóscopo cruzado", ya que dicen que han variado las fechas.

Un abrazo.

reina dijo...

Jugaba así con mi abuela... ella fue la que me enseñó a jugar para divertirme y no para seguir reglas, mucho menos para ganar... qué sentido tiene el juego si uno no se divierte...?
Qué marca de helado comprás...? naranja con frutilla suela genial...
Un beso

Juana de Arco dijo...

Escuchar Insensatez en el balcòn y la risa de su hija y su madre, en un noche estrellada no es poca cosa.

Para mi no es poco, es demasiado, eso sì para mi el helado tendrìa que ser de sambayòn.

Solo que no sabemos ver, un poco màs lejos de las estrellas.

Lo mejor para usted.

h.j. dijo...

intimista

ANABEL dijo...

Me encantó la imagen de tu madre y tu hija cambiando papeles, mucho, mucho, mucho... ya me lo dijo alguien, que conocemos.
Muacc