domingo, 27 de febrero de 2011

Un problema personal

¡Vos lo pediste y vos lo tenés! en nuestro tradicional espacio "Teatro Breve para lectores cansados" vuelve un verdadero superhéroe amado por el público: el abogado todoterreno, que esta vez no tiene que salvar a nadie más que a sí mismo. Con ustedes...
"Un problema personal"
Para escuchar el audio, darle stop al play de la música, arriba a la izquierda...gracias!


sábado, 26 de febrero de 2011

Sigues latiendo corazón

Te cambio de escenario
Una y mil veces
Envejezco
Sigues latiendo corazón
Veo las fotos
y allá estás igual que ahora
Te aprieto en la tristeza
Te suelto de alegría
¡Sigues latiendo!
Corazón fiel y vertical que vas conmigo
Espalda con espalda
Nada pides
Preparado
para lo que vendrá.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Una calificación que nos queda grande

La prestigiosa, profunda, concienzuda y divertida revista “Granite and rainbow” ha distinguido al Director Supremo de este humilde blog como “talento del mes” en su edición de febrero 2.011 dedicada al humor.
Los méritos de esta revista son inconmensurables y cualquier adjetivación que intente resaltar sus éxitos será inútil, porque la calidad de sus contenidos (particularmente los de la edición de febrero 2.011) saltan a la vista: autores de la talla de un Shakespeare, un Woody Allen, un Milan Kundera, un William Goldman o un Suárez De Luna –por citar algunos de esa Lista Superior que integra la edición febrero 2.011- no puede menos que enorgullecernos, envanecernos, marearnos y disiparnos hacia una vida de excesos y desenfreno que terminará inevitablemente en la muerte (como cualquier vida, claro)

Mientras tanto, los 856 empleados de planta permanente más los 1.609 periodistas free lance que conformamos este maravilloso grupo humano que hace La Menor Idea cada día del año calendario, levantamos nuestras copas de “Finca El Arbolito” (semillón) en honor del más grande Hombre de Letras que ha dado el cruce de la arteria Carhué en su intersección con Patrón (Liniers, Sudamérica) por encima incluso de un Francis Oliverio Recúpero: M.S.D.L.
¡Felicitaciones!

Los Editores

(gracias Fusa!)

Para ver los opúsculos seleccionados haga click aquí







Tokio, 12 de diciembre de 1968. Nicolino locche Campeón del mundo ante Paul Fuji



viernes, 18 de febrero de 2011

La mosca resfriada


Una mosca se metió en mi congelador mientras sacaba un poco de hielo, y se quedó unos minutos hasta que devolví la cubetera. Salió como pudo –sus alitas estaban medio congeladas- pero no pudo evitar el estornudo porque se resfrió. Y así fue que con un poco de hilo de coser improvisó una bufanda para su cuello, mientras se la pasaba haciendo ¡atchís! Pero eso no le preocupaba porque lo decía tan bajito que ninguno la escuchaba.
La que se enojó con ella fue su mamá, al verla llegar con la bufanda de hilo de coser y las alitas cristalizadas.
-Maruca, chiquita… ¿cuándo te vas a cuidar?

Esta historia le conté muy serio a mi hija, pero no me la creyó. Y nos reímos los dos.
/
Coguionista, ilustradora y musicalizadora: Macarena

lunes, 14 de febrero de 2011

Improbable conversación de una pareja en megalibrería de la Avenida Santa Fe, entre la mesa de novedades y el sector de Literatura Nacional

- Yo no miento, embellezco las historias, nada más. Pero con una finalidad estética. Con Wilde, creo más en la belleza que en la verdad, o mejor dicho, en la belleza de la verdad. Lo bello es verdadero y lo feo es falso
- Simplemente te pregunté si me mentiste alguna vez
- Y te estoy contestando
- De acuerdo. ¿Me embelleciste demasiado alguna historia, al extremo de que se perdiera su núcleo?
- No lo sé. En primer lugar, y por ello más importante, porque no lo recuerdo. Y algo que ha acontecido pero no es recordado pertenece al terreno de lo inexistente. Eso y no otra cosa es lo que desencadena el olvido: cuando ya nadie recuerda una cosa, esa cosa deja de existir. Eso lo dijo un ciego en una biblioteca. Además, como pertenezco a la grey del catolicismo, creo que la doctrina del perdón puede anular el pasado (esto lo escribió el mismo ciego, tomado de algo que dijo el mismo irlandés desde una cárcel injusta, como todas las cárceles) Así que si en algo te ofendí, te pido perdón y anulemos el pasado de una buena vez, que tengo hambre.
- ¿Me mentiste el día que dijiste que me amabas?
- No recuerdo por partida doble. No recuerdo si te he amado y consecuentemente no recuerdo si te lo dije. Aunque no en ese orden.
- Eres insoportable….¿sabías eso?
- Sí. Y eso es lo que te gusta de mí.
Luego, ella preguntó por “”El viaje de los siete demonios” de Mujica Lainez, y debió deletrearle el apellido al vendedor para que pudiera buscarlo en la computadora, porque no lo conocía, ofendiendo a generaciones de buenos libreros que pacientemente han registrado en su memoria a todos y cada uno de los autores, aun los inverosímiles. Él se acercó a la mesa de novedades. Luego, bebieron otro café y él volvió a la carga:
- ¿Tampoco recuerdas la primera vez que hicimos el amor?
Lo que ella contestó, no es recordado por este Cronista. Entonces necesaria, fatal, mágicamente… nunca existió.

sábado, 12 de febrero de 2011

Hay vida en Marte

Desde que llegaste creo en más cosas
Mejor dicho
En otras

olvidadas, desechadas
desclasificadas
Desde que viniste hay otro clima
Tal vez las distancias imposibles
Se evaporen
con la velocidad de un rayo
Y descubra
¡oh sorpresa!
Que hay vida en Marte
Y también
En mi corazón.

lunes, 7 de febrero de 2011

¿Por qué te fuiste sin decirme adiós?

Negrita:
Siempre supe que pertenecíamos a mundos opuestos: vos al de la opulencia, al de las fiestas junto al mar. En cambio yo….yo vengo del lado de afuera. Pero un día quise ser más y te busqué. Primero no fuiste cálida conmigo, negra. Pero después entraste y pensé que te tendría a mano para siempre. ¡Tres meses de locura! Aprendí a conocerte como a ninguna otra en mi vida. No tenías secretos para mí, querida. Sabía activarte de mil modos distintos y siempre me respondiste. ¡Yo te hice feliz!
Por eso el viernes, cuando te fuiste, quedé en estado de shock. Lo último que recuerdo es que subí a un taxi con un bolso lleno de libros. Siempre estuviste celosa de mis libros y, como toda celosa, resultaste impredecible. Yo creo que me largaste ahí, en el taxi. Me palpé, busqué tu contacto y no había nada. Te habrás ido con el primero que te vio, de seguro un idiota que no sabrá nada de vos y que no te merecerá. Pero eso es lo que elegiste y lo respeto. Mañana me buscaré otra, como haría cualquiera. Una más buena, más completa y más linda que vos. Aunque seguro que también será más cara. Encima me generaste un problema de dinero. Aún no te había terminado de pagar y ya te fuiste…Pero lo que más me revienta es otra cosa. Puedo entender que ya no me quisieras pero…¿Por qué te fuiste sin decirme adiós?



miércoles, 2 de febrero de 2011

La cafetera de Clooney (II)

Estoy tirado en el balcón y no tengo ganas de tomar café. Es una noche fresca. Miro al cielo y me parece que las estrellas tienen un orden que solamente yo consigo descifrar. A mi izquierda escucho las risas de mi hija y de mi madre jugando a las damas. Tal vez no están cumpliendo el reglamento a rajatabla y por eso se ríen, mamá como una niña, mi hija como si fuera mayor.
Me olvidé del café, del trabajo, del calor. Tomo helado directo del envase (dulce de leche, mousse de limón y naranja con frutilla) y escucho a João Gilberto cantando Insensatez. La raya roja que surca mi índice izquierdo remite a la historia antigua de un hombre que no soy yo; parece que el tipo un día estuvo con el horóscopo cruzado. Con la vida, no.