sábado, 18 de agosto de 2012

El Señor del anillo




¿Qué conoce Ud. de Julio César, además de que fue un emperador romano asesinado por “impacientes puñales” al decir de Borges? ¿Cleopatra fue su amante? ¿Y de Pompeyo, qué sabe? ¿Qué sucedió en aquella Roma Imperial? ¿Qué pudo haber sucedido? ¿Era Bruto su hijo? ¿Con quién se conectaba César a través de su anillo misterioso? María García Esperón nos lo cuenta magistralmente en imperdibles ciento treinta y cinco páginas editadas por “El Naranjo” con la ilustración maravillosa del Sr. No Quiero: “El anillo de César”
Me gustó mucho el libro porque me emocionó, me enseñó cosas que ignoraba y me hizo ver de otro modo las que conocía, por eso al terminarlo me dieron ganas de buscar más datos en libros como Los Doce Césares, en Internet, en un montón de lados. Es que se trata del Divino César, el hijo de Venus que no ha pasado por este mundo para que lo olvidemos o lo recordemos como el modelo de una escultura. Su epopeya perdura en nuestra memoria, gracias a libros como el de María, quien nos abre la puerta de un mundo de ensueño:
“La tibieza nocturna de la primavera y la irrealidad del Thalameges, también causaban en el ánimo de César sentimientos desconocidos, pensamientos extraños, como si no fuera él quien los produjera, sino otros hombres a través de él. Unos hombres que habían vivido en los países donde el sol nace, que habían perfumado las noches con incienso y habían descifrado la escritura de la arena, que habían caminado hacia el ocaso en busca de la fuente del mar”

Justamente eso que has escrito causa la literatura, María García Esperón: sentimientos desconocidos, dulces pensamientos extraños, que no son producidos por nosotros, los lectores, sino por otros hombres y mujeres que saben descifrar la escritura de la arena a través nuestro. Y los produce también tu anillo de César. ¡Enhorabuena!

(Más información sobre "El anillo de César" pinchando aquí)

5 comentarios:

SIL dijo...

Fascinante.

El título..., el otro título de ¨Los Doce Césares¨, el país donde el sol nace, la escritura de arena, la fuente del mar.

Enhorabuena.



Tenemos tarea, y Paraísos por indagar.


Beso, Gracias.



SIL

SIL dijo...

PD:


Gracias (siempre)

María García Esperón dijo...

Marcelo, se trata de palabras, pero no tengo las suficientes para agradecerte tu nota generosa e infinita como eres tú, como es tu literatura y como es tu amistad.
Desde México, una abrazo más en esta caravana de cariño y reconocimiento mutuos que no ha cesado ni cesará mientras haya letras en los libros y arena en en los desiertos y libros de arena misteriosos e inagotables.

Jo dijo...

"Los doce césares"... y "la conjura de las reinas"
habría que hacer un duelo

bueno no ... me aburren tremendamente la guerra de los sexos

:P

h.j. dijo...

voy a buscarlo...