miércoles, 22 de agosto de 2012

Romeo Is Bleeding


Tal vez un tipo, cansado de la vida abúlica del campo, decide ir un par de días a la gran ciudad, a sus luces, al bullicio.
Tal vez otro tipo, harto de la colmena enloquecida de la city, resuelve marcharse un fin de semana a la llanura desierta, buscando la paz que se le escapa.
Tal vez ambos tipos se detienen en el medio del camino a llenar el tanque y tomar un café. Se miran uno al otro, reconociendo los orígenes diferentes, envidiándose.
Tal vez hay un tercer tipo en la última mesa del bar, que no es visto por los otros dos y que envidia a ambos, porque no pertenece a ninguna parte.



5 comentarios:

enfuga yremolino dijo...

y después dicen que nosotras no sabemos lo que queremos, ¡vamos!
Buen encuentro, los ví mirándose de costalete como en las películas de pistoleros, haciendo así y así con los dedos, preparándolos para desenfundar si el otro miraba mal.
http://enfugayremolino.blogspot.com.ar/

Marcelo dijo...

Muy buena la metáfora de los vaqueros, Laura!

aina dijo...

La envidia junto con la insatisfacción personal es un defecto muy humano.

Jo dijo...

un Romeo me dihjo que ... no es que no me quisiera sino que tenía miedo...

creo que las julietas hoy en día son mas osadas y se les acusará de otra cosa

BLAS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.