lunes, 11 de marzo de 2013

Spaghetti western


 El Rubio de dientes increíblemente blancos viene caminando por el medio de la calle del pueblo, dos de la tarde, ni un alma sale con semejante sol. El Malo tiene a la chica y el Rubio viene a buscarla. Se huele la emboscada del Malo y sus secuaces. Pero Rod, amigo del Rubio, está apostado en el techo de las oficinas del correo y liquida a casi todos los Malos antes de morir por una bala cobarde que le entra por la espalda. El  Rubio venga la muerte de su leal compañero pero queda herido en el hombro y busca al Malísimo, escondido en esa geografía quieta como la muerte. La chica está atada y hace lo que hacen una de las dos clases de chicas del oeste: llora. Un diente de oro brilla en la calle desierta y alerta al Rubio que dispara y le da al Malo en el vientre. El Malo está malherido, se mira la herida, la mano queda roja en un momento, como intentando tapar el agujero. Clama piedad. El Rubio duda un instante, patea el Colt del Malo, no encuentra a la chica. El Malo aprovecha la distracción y saca un segundo revólver de su bota. Pero la Chica en verdad es más dura que el Rubio y no tiene piedad. Con el Winchester de Rod – que había terminado de morir en la mitad de la calle sin soltarlo-  clava una bala en la frente del Malo. Los dos agujeros, al Malo, se le hacen inmanejables y muere con cara de sorpresa, ojos bien abiertos, sentado, la espalda contra un poste. De repente los banjos suenan en el Saloon,  fiesta. Hay chicas fáciles (la otra clase de mujeres del oeste) que bailan con vaqueros rudos. El Rubio ya se recuperó de la herida, se bebe un whisky de un trago, sube a la Chica a su caballo y se larga triunfalmente de ese pueblo espantoso. La imagen del caballo y la pareja fundiéndose en el horizonte del desierto, títulos.






24 comentarios:

BLAS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marcelo dijo...

Mire Blas, yo creo que Ud. no es amiga del género, y eso que entre el spaghetti western y el chorizo western tenemos casi mil títulos, algunos auténticas joyas del cine de todos los tiempos, como las de Sergio Leone por ejemplo.
Nobleza obliga, el detalle que Ud. señala fue detectado por la producción, y el papel de la chica se lo dieron a la ucraniana Beverly Sheldon Le Fanu (1,89 mts., 87 kg, campeona olímpica de pesas 1.968)
Ya puestos le pregunto algo respecto del diente de oro para desalentar suspicacias… Sabía Ud que la primera odontología practicada en oro data del 600 A.C.? Los etruscos implementaron esa clase de prótesis muchísimo antes de que se inventara el Padrenuestro.
Su evidente animosidad me hace preguntarle también qué problema tiene con los vaqueros y con el spaghettismo en general, amén de las prótesis. Ud. probó el Winchester?
Lo del reloj, más de película de Peter Sellers que de nuestros queridos vaqueros, es ya una afrenta al género todo que resolveremos por la vía legal, ya que el duelo no me lo va a aceptar.
Buenos días!

Jo dijo...

en los westerns erà fàcul besar a las chicas ,.. y a los caballos aunque no tuvieras dientes blancos

;)



yiiiijaaaaaaaaaa!

BLAS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Demiurgo de Hurlingham dijo...

No soy seguidor de este genero, pero este argumento es muy efectivo. Lo de diente de oro es posible. Y con esa altura, la chica debía parece intimidante.

TORO SALVAJE dijo...

El paso del tiempo ha sido terrible para el spaguetti western... con lo que yo lo había disfrutado.

Grande Sergio Leone.

Saludos.

Malena dijo...

Pobrecito. Me da cierta ternura el Rubio. Mirá que venir a confiarse de la Chica. Si hacen una segunda parte, vas a ver como termina pegándole un tiro en la cabeza a él también.
O se escapa con el médico que le cura la gangrena, porque eso de tomarse unos tragos mientras la herida aún está fresca dará bien para el guión pero ....

Marcelo dijo...

Jo: a algunos siempre les toca las chicas y a otros los caballos!

Marcelo dijo...

Blas: usted confunde los vaqueros (jeans) con el vaquero. Vaqueros hay muchos pero un vaquero como éste, de dientes blancos y siempre dispuesto a rescatar chicas en problemas, hay pocos.

Marcelo dijo...

Parecía, Demiurgo! Aunque no sé quien intimida más aquí...El pobre Rod tiene lo suyo!

Marcelo dijo...

Es que se enfriaron los spaghetti, Toro!

Marcelo dijo...

jajajajajajaja no hay como una mujer para sospechar de otra mujer. Al final la Chica era un monstruo. Gracias por quitarme la venda de los ojos, Malena!

LaClau dijo...

Hace tiempo que no navegaba en la blogósfera y visitaba tu espacio. Es una delicia, como siempre.
He disfrutado este Spaghetti Western y la música que le acompaña. Esos guapos de los Western siempre nos han hecho soñar a las mujeres y las mujeres de los Western.... exasperan a cualquiera....
Un abrazo grandotote desde México.

Gloria dijo...

He llegado en la diligencia del bloguer y me he encontrado con tantos personajes familiares que he comenzado a leer, a recordar, a reir, y llorar, porque algunos son patéticos, ¡para que nos vamos a engañar!estos "macarrones del oeste" como decía mi padre eran sesiones habituales en la programación del único canal allá por los 70 y es este relato lo has ambientado y relatado tan bien que solo eché en falta un escupitajo de tabaco.
Saludos desde Tenerife, me quedo curioseando la variedad que ofreces y solo me queda invitarte a mi espacio cuando gustes.

SIL dijo...

Yo diría que las mujeres de esos western enamoran a cualquiera.
Pasar del llanto a la cascada de valor es muy sexy.



Le mando un beso, Marcelo.


SIL

Marcelo dijo...

Hola LaClau! Llegaste justo para la peli! jajajajajaja
Un abrazo

Marcelo dijo...

Bienvenida Gloria! Buena definición la de tu padre. Ya me daré una vuelta por tu casa!

Marcelo dijo...

Ud. cree Sil? A mí una chica manejando armas largas por ahi me da cosas...o me asusta!

BLAS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
h.j. dijo...

Por favor, por favor que se presente Quentin Tarantino a esta mesa de discusión y dé alguna luz... veo un je ne se quoi en estos comentarios.
Jajaja, los comparto todos.
hj

Marcelo dijo...

Por eso la llevaba en su bota, Blas. Hay calzados que tienen más de un uso.

Marcelo dijo...

h.j. Comparte y Reparte?

Anónimo dijo...

Great blog right here! Additionally your website so much
up fast! What web host are you the use of? Can I get your affiliate hyperlink to your host?
I wish my website loaded up as quickly as yours lol

Review my blog post; 912register.co.Uk

Anónimo dijo...

What's up, everything is going well here and ofcourse every one is sharing data, that's genuinely fine, keep up writing.



Feel free to surf to my blog: mail.uhp.org