domingo, 1 de septiembre de 2013

La justicia en Herewon


En el país de Herewon, algunos sospechosos de cometer crímenes no son ejecutados al término de un proceso, sino al principio. Esto sucede cuando las cárceles están llenas: se fusila al  excedente de acusados sin más trámite, y luego se los juzga con todas las garantías del debido proceso: juez imparcial y predeterminado con anterioridad a la comisión del presunto delito, asistencia letrada al muerto y penas contempladas por la ley.  Si finalmente un ejecutado es declarado inocente, como ya  ha sido fulminado todo “animus defendendi” de su cuerpo (no se sabe si de su espíritu) simplemente se le piden disculpas a los deudos y se les otorga una pequeña indemnización por tratarse de un “error in procedendo”, expediente que resulta más económico que construir más y más cárceles. Si bien el índice de delitos no ha bajado en Herewon y algunas familias damnificadas se quejan en voz alta pero respetuosa, el gobierno gana todas las elecciones.
Al fin y al cabo, ha cumplido su promesa de no aumentar los impuestos.





13 comentarios:

Whereonita dijo...

En Whereon, las políticas de salud se inspiran en una filosofía similar. Cuando se encuentran ocupadas todas las camas de los hospitales, declaramos a los nuevos pacientes personas sanas y libres de toda enfermedad.
Y si algún necio insiste con los síntomas y se considera enfermo, ahí nomás le extendemos el certificado de defunción.
Así construimos una sociedad muy sana.

MAGAH dijo...

Ante lo inevitable, ya que es el mismo pueblo el que pide que no se suban los impuestos, sea con el costo que sea, les pediría que aunque sea me dejen elegir morir a mi manera...¿Será mucho pedir oficial?

...

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Me recuerda un capitulo de Cuentos de la cripta, sobre la justicia extravagante en un pueblo.
Y tiene razón Magah, en su planteo.

SIL dijo...

En el país de Herewon son considerados.
Al menos fusilan alegando algo.

Hay otros países donde se mata gente así porque sí nomás, nadie sabe bien por qué, sin asistencia letrada, disculpas ni indemnizaciones...


Inmenso relato, Marcelo.




SIL

ALE. dijo...

La economía es la que manda,al parecer, en Herewon y en todos lados.

miralunas dijo...

Cronista, usté es un capo. en herewon y acá. acá! mire lo que le digo.

y la herewonita, también. je!

abrazo

Rossina dijo...

QUÉ JUSTICIA MÁS INJUSTA...

Luis dijo...

Hola Marcelo:
Que (in)justicia más "justa..."
Con la no subida de impuestos estoy más de acuerdo, pero por desgracia, ni tenemos justicia, ni bajada de impuestos!
Saludos

Rob K dijo...

Yo prefiero rescatar la maravillosa tolerancia de los herewonitas ante los errores inevitables del sistema. Gente muy superior a nosotros, sin duda.

esteban lob dijo...

Lo peor es que los herewonitas se convierten en fantasmas, que no dejan tranquilos a los sobrevivientes.

Sylvia dijo...

Madre mía!!!
Y cada cual a lo suyo imagino, mientras no les suban los impuestos :P bufff (si es que es un sálvese quien pueda estooo)
Besos ;)

esteban lob dijo...

Prefiero ese tipo de justicia sobre aquel en que disminuyen la población matándose cada día entre oficialistas y rebeldes, mientras se espera que un gran organismo internacional o un gobierno ajeno decidan...matarlos en forma más prolija y con justificación mundial.

miralunas dijo...

cronista, no es que yo no piense como usté en estas cosas.
pero a veces, me dan ganas de ser un poco normal. bueno, el caso es que tiene premio en mi blog.
pase y búsquelo, no se haga.
que ya sabe cómo lo quiero.
y por eso.