domingo, 24 de agosto de 2014

Asuntos varios



SABÉS

Sabés
dijiste
nunca
nunca fui tan feliz como esta noche.
Nunca. Y me lo dijiste
en el mismo momento
en que yo decidía no decirte
sabés
seguramente me engaño
pero creo
pero esta me parece
la noche más hermosa de mi vida

Idea Vilariño













Quiso el fantasma
ponerle fin al sinvivir
Y se arrojó al vacío
En vano




Pese a la tormenta el hombre (no le diré abuelo, esa espalda recta merece que se le diga "hombre" a secas) va con rumbo desconocido y feliz.

2 comentarios:

SIL dijo...

Entre los versos de Vilariño, el fantasma debiera reconsiderar la idea del suicidio, aunque sea vana.



Más besos.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Ser un fantasma tiene sus desventajas. Y también sus ventajas.
El comentario de SIL es insuperable.

Gracias a vos la descubrí.