miércoles, 24 de septiembre de 2008

Sísifo

Música para esta entrada: Pink Floyd y Vangelis

Y aquí estoy yo
levantando una y mil veces la piedra del castigo
Hades no perdona
la mentira.

No me importa
el cargarla para siempre
si salí de la morada de los muertos
para oler al aire, sentir la tierra, cruzar los mares
una vez más.

No temo revelar los secretos de los Dioses
Traicionarlos a ellos o a los hombres
Pero no a la vida. A ella jamás la traicioné.
¿Qué otra cosa debe hacerse
que vivir cada día un poco más?
¡Un poco más!

ya encontraré luego la manera
de engañarlos otra vez.

32 comentarios:

Marichu dijo...

Si pretendemos engañar a los dioses, cuando somos descubiertos la pena es mayor y puede que sean dos las piedras en vez de una, las que tengas que cargar eternamente hasta la cima, para cuando llegues, empezar una y otra vez...y empezar...y empezar...

DianNa_ dijo...

Ansias de vivir, instinto de supervivencia? creo que prefiero la calidad de vida que una larga y con un peso tan enorme a la espalda :)

Besos y feliz día, niño

Merche Pallarés dijo...

Por lo menos no traicionó a la vida que en el fondo es lo que conocemos. Aunque pensándolo bien, Sísifo ¿no sería vasco? porque en Euskadi uno de los deportes más populares es el levantamiento de piedras pero, desgraciadamente, algunos no respetan ni a los dioses ni...a la vida. Besotes, M.

AriaDna ♥ dijo...

Los Dioses saben guardar muy bien sus secretos te costará engañarlos

un beso

Mary dijo...

LOS HAS ENGAÑADO, ESTAS SEGURO?

SELMA dijo...

Estos dioses son tan humanos con todo lo que conlleva serlo, que se les puede engañar una vez y otra... Lo que no engaña es la calidad de tu Poema, Marcelo, eso no, es magnífico!!!

Dominas todos, todos los géneros y con maestría...

Un beso!

begoyrafa dijo...

Lo importante, y lo raro, es vivir y si Sísifo los engañó una vez, seguro que lo pdrá hacer en más ocasiones; además con tanto levantamiento de piedra se va a poner muy fuerte y no sé yo si habrá alguien, por muy Dios que sea, que se atreva a llevarle la contraria.
Un abrazo
Rafa

Cigarra dijo...

Me gusta la filosofía de Sísifo: lo importante es estar aquí y poderlo contar. Quizá como dice Begoyrafa, algún día desarrolle tal musculatura que pueda tirarle la piedra a la cabeza a los dioses y salir corriendo.

Cigarra dijo...

Me gusta la filosofía de Sísifo: lo importante es estar aquí y poderlo contar. Quizá como dice Begoyrafa, algún día desarrolle tal musculatura que pueda tirarle la piedra a la cabeza a los dioses y salir corriendo.

FranFel dijo...

Sisifo,

Engañalos una y mil veces,
mas no te traiciones.
Diosa Dwayna te proteje
Pues todo lo que en ella habita
debe vivir.
Respira profuindo,
cruza los mares,
vive.......


FranFel

Un beso

Pamela dijo...

Magnífico! Nunca traiconarla a ella, la vida que nos nutre, nos destroza y nos vuelve a levantar.

(El gusto es también mío!)

Lore dijo...

que siempre aprendo algo nuevo contigo marcelo...me voy a leer sobre sísifo :)

hermoso poema, como siempre
bso
lore

Lore dijo...

después de todo lo que leí en mi amiga wikipedia, me quedo con el simbolismo que le da un tal welcker (que tampoco sé quien es...vaya, más deberes...):
"la leyenda de sísifo es un símbolo de la vana lucha del hombre por alcanzar la sabiduría"
PD: ¿sabes? después de saber quien era sísifo, tu poema me gusto si más aún...

manu dijo...

cuando se es un comediante, cuando se es astuto y cuando nada importa...es probable que todo engaño sea posible. (es lo que creo).

salutes!

Laura dijo...

Casualidad, Marcelo. Hoy me dices en tu comentario que has escuchado canciones de Ismael Serrano y que te van gustando. Escucha "Canción para un viejo amigo" si puedes. En ella plantea que el amor pudiera ser la piedra que Sísifo empuja, en tanto en cuanto es imposible alcanzar la felicidad plena a través de él y cuando creemos alcanzar la cima por fin, la piedra se nos viene encima de nuevo para obligarnos a empezar de cero una y otra vez. Sin embargo, al final de la canción, una luz se abre al final del camino...
Creo que nunca te lo comenté antes, pero me encanta la música que suena en el blog. Brillante elección y combinación de temas. Gracias!!!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Un día de veradera vida vale una eternidad de castigo.

Marcelo dijo...

Marichu: pero quien nos quita lo bailado y la esperanza de engañarlos una vez más? Como el preso que está atrapado hace años en la prisión de máxima seguridad, y siempre está buscando la manera de escapar...

DianNa: lo mejor sería una vida larga y de calidad. El problema es que no siempre se da ¿verdad? y bueno, todas las opciones son válidas...
Un beso para vos también!

Así es Merche! Y no sabía de los vascos levantadores de piedras...
Un beso!

AriaDna: hasta los Dioses pueden ser engañados...

Mary: nadie puede estar seguro de nada...

Selma: coincido con lo que dices acerca de los Dioses. Y lo del resto...gracias!
Unbeso

Marcelo dijo...

Muy bueno Rafa! Siempre le encontrás el lado atlético al asunto. Y a juzgar por la espalda que le pintó Tiziano, estás en lo cierto. Y el engañador siempre cree que va a poder hacer su truco una vez más. Ni un millón de piedras pueden quitarle esa esperanza!
Un abrazo

Así es Cigarra. La esperanza siempre estará!

Qué belleza FranFel! Muchas gracias.

Gracias Pamela. Y lo que dices es válido para nosotros también.

Gracias Lore! Y esa era mi ilusión. Que quien lo conociera reflexionara sobre Sísifo. Y quien no, buscara saber algo de él...
Un beso

Yo pienso lo mismo Manu. Sólo le agregaría a tus tres condiciones el tenerse una fe ciega en sus cualidades.
Un abrazo

Increíble Laura. Y ya voy tras esa canción. Y me alegro que te guste la música!
Un beso

Marcelo dijo...

Qué bien lo has dicho Pedro! Contundente como un cross.
Un abrazo

BIPOLAR dijo...

Es absurdo como la vida misma.

¿Qué sentido tiene darse cabezazos contra una pared hasta que sangra la frente, curar la herida y volver a arremeter contra el muro?

¿Qué culpa tiene la pared de encontrar al único ser testarudo del planeta?

¿Vale la pena la experiencia?
Sí, es el único ápice de libertad.

andy dijo...

Muy bello lo que expones, lei por alli que surgio que la leyenda es un simbolo de la vana lucha del hombre por alcanzar la sabiduria, si bien no lo comparto por completo
he leido y aprendido un poco mas, gracias marcelo, y para que ruborices te envio un beso

m.eugènia creus-piqué dijo...

Hola chico guapo,te mando un saludito mientras me rehago un poco.

SOMMER dijo...

¿Vivir la vida cada día un poco más engañando a los Dioses?

Me apunto ¡¡¡¡¡

angela dijo...

Marcelo, muchísimas gracias por tu comentario, te aseguro de que la melancolía me ayuda a ser así, a veces incomprendida pero mi mundo es el que transmito y me sale así como la vida misma... Esta semana me fue imposible visitar los blogs por el trabajo pero este fin de semana leeré todas tus entradas porque lo que nos cuentas me parece tan bello ! como lo de no traicionar la vida ¡ Precioso Marcelo! traicionarla es engañarnos a nosotros mismos y no merece la pena... Que tu fin de semana sea tan auténtico como bueno ¡ Feliz feliz fin de semana amigo.Volveré para seguir leyéndote.Un abrazo Angela

copperhead dijo...

He vuelto...

TOROSALVAJE dijo...

Los Dioses son unos engreídos de cuidado y además no les tiembla el pulso cuando castigan, aún así, si puedes engañalos.

Saludos.

K@ri.- dijo...

el amor es la piedra que sisifo empuja dice Serrano...
llegue aca por el blog de laura... y un placer leerte... se siente muy comodo!
un abrazo!
K@ri.-

Incombustible dijo...

Pues no recuerdo donde lo leí (creo lo tengo en un blog):

El momento de libertad, cuando se llega a la cima-justo antes de que la roca caiga nuevamente- y se contempla el horizonte...bien vale la pena subir la piedra una y otra vez.

Por ahí hay un librito que se llama "Sísifo o los límites de la educación", que me ayudó a poner los pies sobre la tierra cuando recién egresé de la Universidad.

El poema fantástico, y el fondo musical muy adecuado (yo es que soy de las que abren tu blog, además de leerte, para averiguar que nueva sorpresa musical nos deparas).

Besos

fritus dijo...

en cualquier calle te encuentras a Sisifo...subiendo por siempre su piedra cuesta arriba y recogiendola cuesta abajo...estamos rodeados de ellos...yo veo a uno en el espejo cada mañana,a las 7:15 de lunes a viernes, al afeitarme.

un abrazo

Nadar sin agua dijo...

A mí me gusta la interpretación de Camus del mito de Sísifo. Se trata de algo como el vivir nietzscheano, como si uno actuara sabiendo premeditadamente que cada acto habrá de repetirse eternamente.
Cargar con la piedra también puede ser glorioso.
Y es eso lo que más me gusta de lo que decís: "No me importa
el cargarla para siempre
si salí de la morada de los muertos
para oler al aire, sentir la tierra, cruzar los mares
una vez más."

¿Acaso hay otra libertad?

Me encantó.

Saludos y a dejar todo rodando cuesta abajo, para volver a subir, again & again.

Fusa dijo...

Cuánto me ha gustado que Rafa haya dicho que lo raro es vivir. A mí me ha encantado el final de tu poema, Marcelo...

Fusa dijo...

Cuánto me ha gustado que Rafa haya dicho que lo raro es vivir. A mí me ha encantado el final de tu poema, Marcelo...