domingo, 6 de diciembre de 2009

La fiesta del C.E.O.

Hay tipos que lo intentan. Digo, escapar de su destino de no ganadores. Se visten más vistoso de lo que deberían, buscan un auto más caro que donde viven. No revelan su pasado de tipo común cuando juegan en las grandes ligas, porque les resulta vergonzante. Y allí salen a ganar. O a intentarlo, escondiendo algunas cartas. El personaje del día casi lo logra. Empezó bien en un buen trabajo, empezó bien con la hija del dueño. No hablamos de amor, ¿de acuerdo? Hablamos de inversiones. Lástima que en la mansión del jefe/suegro el mozo que servía el champagne era un amigo de la infancia. No tuvo mala intención, se le escapó involuntariamente el ¡Hola Hormiga!
Porque a nuestro casi chief executive officer en su barrio le decían “Hormiga”.
Y eso, en esa mansión y en esa empresa, no tiene retorno.

14 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

¡Como les gusta aparentar a algunos! Así, cuando menos se lo esperan, alguien les chafa la máscara. Muy bueno. Besotes pobres y sencillos, M.

untitle dijo...

Me gustaria que te pases por el blog. No por lo que escribi que es muy real, sino por el link.

Miralo si podes, amo la literatura pero mas amo la libertad.

Q estes bien.


...

Soledad Sánchez M. dijo...

...es que el pasado es una segunda piel.

Le debemos el hoy y hay que asumirlo... y quererlo.

Renegar del pasado es renegar de la propia identidad.

Yo estoy muy orgullosa de haber sido "recogedora de vientos que me susurraban, a veces de forma ininteligible" en mi juventud. Y no me avergüenza que me lo recuerden, porque esos vientos me dejaron las palabras.

Un beso GIGANTE, Marcelo, y todo mi cariño.

S.

SOMMER dijo...

Pues menudo cabrón, el amigo digo...

Luz de Gas RadioBlog dijo...

En los hormigueros también hay reinas.

BEsos

Quidquid dijo...

Hola Marcelo:
Hay muchas personas que quieren superar sus posibilidades y extienden más el brazo que la manga.. normalmente después, se pegan el tortazo padre, pero mientras intentan escalar se autorrealizan..
También los que aparentan algo sin serlo... enanitos!
Y la hija del jefe, ¿qué hizo?
Un cordial saludo,
Luis

SUSANA dijo...

Dicen que a las cimas llegan las águilas y los que reptan…y hasta quizás las “hormigas”.
Pero llegar es sólo el principio… o el game over para este personaje.

El típico gesto de loser en los american boys es una L formada con el pulgar y el índice sobre la frente. Y dice Perdedor, fracasado, desgraciado, vencido, todo junto. En la actualidad es sinónimo de herejía e inspira más terror que la excomunión alguna vez.
Saludos.

SUREANDO dijo...

Eres genial Marcelo, qué bien armado está esta "fiesta del C.E.O."
Felicitaciones

Viviana dijo...

jajaja. Muy bueno, Marce. Detesto la gente superficial y a los hipócritas. Bien hecho. Por eso debiéramos andar todos desnudos por el mundo y sin apellidos ni títulos. Pero ahora quiero saber qué pasó con Hormiga!! Porfa, no me dejes ahí. Un abrazo

Mariela Torres dijo...

Muy bueno. Esas cosas, en esos lugares, no tienen retorno.

Besos.

marichu dijo...

Hola Hormiga!!
Hormiga?? Perdón ud me confunde!

Si pudo armar semejante mentira sabrá sostenerla, no tengo ninguna duda.

SIL dijo...

Ainss,
lo que pasa es que aunque el HORMIGA se vista de seda...
Hay pasados indelebles !
:D
Besos miles, Loco Divino.

Richard dijo...

Yo soy como El Indio perdono, pero no olvido... una idea para El Hormiga y si al "champú" le agrega alguna cosita...algo no letal, pero, si fatal...
Amigo con lo que escribís y como lo escribís vos pertenecés a las ligas mayores!

saludos de amateur de las inferiores

miralunas dijo...

usté ya sabe que este relato me hizo sonreir y aplaudirlo, no?

me alegro por los ods, entonces.