viernes, 25 de diciembre de 2009

Un problema complicado

Cansado de llevar el problema sobre mis hombros, me metí a tomar un café al "Gato Negro". Pero como no me lo sacaba de encima, el mozo perspicaz me dijo:

- ¿por qué no deja su problema en la silla de al lado y se toma su café relajadamente?

Es que yo no sabía que se notaba tanto. Pero le hice caso y me saqué el problema de mis espaldas y lo puse en la silla de al lado. Incluso el mozo le preguntó si iba a tomar algo, y el problema le pidió un cortado.

- No sabía que se te veía, que hablabas y que además te gusta el café con un poco de leche- le dije

Mi problema no me hizo caso, lo cual tiene su lógica porque no me respeta. ¿Y como me iba a respetar si estoy obsesionado con él? Entonces cambié de táctica y contraataqué:

- ¿trajiste plata? el cortado, si no lo pagás vos, lo va a pagar Magoya. Porque yo, no.

Por primera vez mi problema me miró a los ojos, me reconoció. Creo que me respetó porque me dijo:

- vos me vas a pagar el cortado. ¿O te olvidás que soy el que no te deja dormir hace un año?
- Es verdad- le dije -pero hoy se me canta no tomarte en serio, de puro jodido que soy. Mozo! me cobra el café? El cortado que se lo pague el problema, porque se queda. Yo me voy.

Y el problema se quedó nomás en el café. Ahora está en las espaldas del mozo meterete, que espera un cliente perspicaz que le pregunte por qué no se saca su problema de las espaldas y lo sienta en alguna mesa. Con un poco de suerte, se lo enchufa a otro.

22 comentarios:

Mónica dijo...

Genial Marce! Sacarse así al problema de encima... parece que será cuestión de ponerse firme nomás...

Te mando un beso grande y Feliz Año junto a tu familia

Geheugen dijo...

Los problemas nunca pueden salir del Gato Negro...
Se quedan ahí,
enamorados del aura y los olores,
de los sonidos de fondo y la ciudad que se transita,
hasta que se vuelven perfume de canela y gengibre,
de clavo y café recién molido,
y se pierden en el aire,
felices de haber sido liberados.

Los mozos lo saben... especialmente ese que tiene una sonrisa amable y una mirada que ya lo ha visto todo.
Lo buscaré de todos modos durante mi café del atardecer
y, si aún está ahí,
le diré que le mandas tu olvido envuelto en estas letras.

Marcelo:
Espero que hayas pasado una maravillosa Navidad en compañía de aquellos que llevas en tu corazón.
Un beso

Mariela Torres dijo...

Hiciste bien, encima de que es un problema que no te deja dormir, ¿pagarle su café con leche? Que se lo pague él, si es tan vivo.

¡Saludos!

Quidquid dijo...

Hola Marcelo:
Tomo buena nota de como sacarse de encima el problema!
A mí en ocasiones me es difícil sacarme los problemas... voy a intentar acerte caso!
El café me gusta sólo.
Un cordial saludo,
Luis

iliamehoy dijo...

Sólo espero que ahora, puedas dormir calmado y no te torture la ausencia de ese problema abandonado.
La música que suena en tu casa, siempre, siempre me encanta.
Una sonrisa

miralunas dijo...

de El gato negro salí rara una o dos veces; habrá sido que se me cargó un problema antes de volverse perfume de canela y gengibre...
No he vuelto a ir.
Ahora, si al probema hay que matarlo, ya sabe, dígale que lo espero ahí nomas, en sarmiento y montevideo, a la madrugada.


cronista, van besos desproblemados.

Marcela dijo...

Me gustó esta táctica. Puede ser muy efectiva! Ya mismo me voy a un café a sacarme el problema de encima!
Ah, no, ahora está lloviendo.
Mejor voy en un rato.
Besos

Ana dijo...

Verdadera maravilla, Marce, la de Nicolás Guillén. Gracias por subirla!
Felices fiestas!! Un beso

maracuyá dijo...

No hay nada como enfrentarlos. Mostrarles que somos capaces de dejarlos abandonados por ahí, en cualquier silla, en cualquier café...y que se arranyen solitos.
Que le quiten el sueño a Magoya...nosotros durmamos bien para juntar energía y aplastarlos.

Un beso

ANABEL dijo...

Me ha gustado mucho, el relato y la actitud. Por cierto, me ha recordado un relato de Murakami, en el que el narrador llevaba una tía soltera sobre la espalda. A tu personaje te tocó llevar un problema... y dejarlo plantado en el café.
Besos

América dijo...

Hola querido Marcelo.

Ahora que se acerca el fin de año bien podemos pensar en reflexionar con tu texto,claro,sencillo y muy cercano para todos,que se queden ahí en la "borra" del café.

Un fuerte abrazo.

Laura dijo...

Así es la vida. Nos cargamos de problemas de los que sólo nos desprendemos cuando alguien nos hace sentar frente a ellos, encararlos y mantener una tensa conversación con aclaracion de razones y motivos incluída. Después, le cargamos el problema a otro que ha de sufir la misma evolución que nosotros sufirmos hasta que se libre de él. La cuestión es: ¿ No desaparecen nunca los problemas?

Un saludo

Richard dijo...

Buena táctica la del mozo...lástima que ahora lo carga ahora el ...pero yá llegará alguien con su problema y...si el mozo forma un pareja de problemas y que se arreglen entre ellos?
Excelente maestro!

Patty dijo...

El mozo debería emparedar a ese problema e ir a buscar a Magoya, que debe plata en muchos lugares.

En el link dicen que es un DJ... jajajaja.

Besos.

Claudia dijo...

Querido Marcelo,

Vengo a dejarte buenos deseos, besos, cariños, aplausos y por supuesto, tequila para festejar estas fechas y darle la bienvenida al 2010.

Un besote desde México,

LaClau (aunque hoy firme como Claudia)

gloria dijo...

mmmm sabía yo que no debía ir a aquel bar y como no sé mantener la boca cerrada... llevaré a "problema" a otro lugar, a ver si así... jejejeje

Como siempre, genial, Marcelo, qué placer.

Un abrazo enorme, y como no, y porque no iba a ser yo quien dejase a un lado los convencionalismos que tocan: Felices Fiestas (que aún queda alguna).

Anónimo dijo...

Siempre hago lo que puedo.
Muchas veces, lo que quiero.
Cada tanto, me arrepiento.

Yo, la peor de todas

SOMMER dijo...

Marcelo ere un crack¡¡¡¡

Feliz 2010

SIL dijo...

No había pensado nunca en maltratar a mi problema...

NI LA MENOR IDEA de que se podía !!
Pavada de lección este post...


G-E-N-I-O


Más besos, loco-divino.

Caro dijo...

Maravilloso!!!
Me encanta leerte, porque disfruto, me transporto, aprendo...tantas cosas me pasan Marce.
Gracias!
Besos enormes!!!
Te adoro!
Caro

Pamela dijo...

Eso le pasó al mozo por metiche!!!

enfuga yremolino dijo...

Este es bello, APLAUSOS