domingo, 29 de mayo de 2011

Peces globo

Iré al fondo del mar

Bien abajo bien abajo

Que peces globo extraños venenosos

Me miren espantados

Donde no llega la luz

Un poco más

Que los pulmones me odien

Que mis oídos exploten

Un poquito más

Total si lloro

Quien lo va a notar

Los peces globo extraños venenosos

No beben lágrimas dulces

Y cuando sienta que ya muero

Mis manos tocarán el cielo

(digo el suelo)

El Titanic

El tesoro

Porque todo tiene fondo

Incluso los barriles

Y entonces sí

Me plantaré

En ese otro mar de algas

Ataré un pez globo venenoso en mi muñeca

Daré un salto subacuático

Subhumano

Emergeré majestuoso

Medio muerto medio eterno


Y me reiré.


44 comentarios:

Myriam dijo...

Duele sentirse forastero , hasta en el fondo del mar, pero el salto cuántico bien vale la pena.

Gracias por llegar hasta mi casa en donde te doy la bienvenida, te enlazo para irte leyendo con clama.

Saludos, también a mi Buenos Aires querido.

BLAS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniel Os dijo...

A fuerza de repetición lo milagroso se torna común. Alguien que pasa su existencia inflándose no puede encontrar lo divertido, o al menos diferente, en llenar algo con aire. Por eso me pregunto cómo decorará su salón de fiesta de cumpleaños un pez globo… seguramente con recortes de círculos planos.

Por favor retrase el día de sumergirse lo más que pueda y, llegado el momento, mándele mis saludos a la Storni.

Un abrazo,
D.

David C. dijo...

Asu, estuvo fuerte. Luchador y optimista a la vez.

Fernando Terreno dijo...

Nada de imperfecta, es redonda, redonda.
¿Escuchaste "A pique" de Juan Quintero por Luna Monti y él? Te vas a llevar una sorpresa, dicen -en modo muy distinto- algo similar.
Saludos.

Cucaracha Agonizante dijo...

"Lo que sí notó El Hombre Corcho, es que en ese instante, su naturaleza corchil lo empezaba a elevar hacia la superficie del mar."

Ana dijo...

¿Pez globo? Me sorprende usted poeta, "argentino", me sorprende usted con la estratagema vital del que quisiera ser más, parecer más, así sea por sobrevivir.
Hubo un poeta mejicano que quería "curarse":"Espero curarme de ti" y tal vez por la herida, de ser abierta, se vaya la hinchazón
No necesita usted hincharse para ser grande, no necesita parecer nada de lo que ya es.

Quiero, como en tus versos, verte con un pez globo en la muñeca...¡Átalo bien! ¿Has sentido la pena de ver escapar estos globos a los niños, alejandose lenta e impasiblemente?
(Elige uno rojo, tiñe uno o dale un susto)
Y escribe más poemas.
Y un beso.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Y el Pez Globo puede encontrar una Sirena, y llamarla a través de la caracola del tiempo. Nada es malo, nada es bueno, nada es eterno. Suerte de eso...

Reina dijo...

Conlo que me gusta el mar y los peces... me lo llevo... al poema y al pez globo.... :)
La única forme de resurgir es haber tocado fondo.... ;)

Blackberry dijo...

q bonito... el poema y el pez globo... es un pez de cuento:)
hace mucho que no escribo pero de vez en cuando me dejo caer por aquí, y nunca dejas de sorprenderme, gracias Marcelo...
Besos desde la tierra de los indignados

SIL dijo...

No existe otra forma de tocar ese ¨otro mar de algas¨ sin tocar fondo.
Un beso grande, Marce.


SIL

Malena dijo...

Estaríamos frente a un ave fenix, que no se funde en fuego sino en agua. ¿Renacerá de sus burbujas?

Palabras como nubes dijo...

Muy pero muy bueno!!
Los fugus son venenosos si no sabés acercárteles, pero vos no tendrás problema y sí, te llevará hacia arriba (o más abajo), o donde quieras ir, encontrarás tu propio Titanic. Y reirás.

J&R

Manuel Sánchez Acero dijo...

Hermosas palabras sobre este extraño ser vivo que habita entre nosotros de un modo agridulce y extraño cuan extrañas son las profundidades marinas en que habitan.

Supongo que no será fácil criarse en un mundo de luces y sombras solitarias como ese.

Un abrazo,

Manu UC.

Merche Pallarés dijo...

Vi un pez globo en Colombia, creo que te acordarás que puse una foto, tienen una carita muy simpática, prueba fehaciente de que las apariencias engañan... Volveré con calma a leer todos los posts que me he perdido. Muchos besotes mi querido Marcelo, M.

MAGAH dijo...

Esto es lo que me gusta. Me da idea a que fluyò sin filtro. Sentido. Me gusta, me lo creo. Es como una burbuja que emerge y sale en forma de palabras, luego escritas.

Abrazo.

Marcelo dijo...

Gracias a vos Myriam!
Un saludo

Marcelo dijo...

Así es, Blas. Se podrá emerger con peces globo en un acuario?
Un abrazo

Marcelo dijo...

Estimado Mago Os:
Su galera sí que extrae, siempre, trucos verdaderos. Le haré llegar sus saludos a la Storni. Si la encuentro, claro...

Marcelo dijo...

Gracias David!
Un abrazo

Marcelo dijo...

La busqué Fernando. Es excelente!
Un abrazo

Marcelo dijo...

Querida Cucaracha: Ud. es de las mías. Es de la casa!
Un abrazo de patitas tersas.

Marcelo dijo...

Querida Ana:
Hay enfermedades de las que prefiero no curarme!He visto a esos niños llorar y yo, impotente como ellos al ver ese globo que se aleja, que se eleva y se hace pequeño.
Buscaré un pez globo rojo y te lo regalaré.
Un beso

Marcelo dijo...

Totalmente de acuerdo, Bruji Malvada: Nada es malo, nada es bueno, nada es eterno. Suerte de eso!!

Marcelo dijo...

Llevalo tranquilo Reina, que me encanta que te lo lleves.
Un beso

Marcelo dijo...

Un beso sin indignación Black! Y me gusta la rutina de sorprenderte que vez que pasas por aquí.

Marcelo dijo...

Así es Sil. Seguro que también estuviste por allí. Todos lo estuvimos alguna vez!
Un beso

Marcelo dijo...

Claro que sí Malena! Bien mirada, la poesía es optimista. Mal mirada no lo sé, porque no sé como se mal mira una poesía.
Besos burbujeantes!

Marcelo dijo...

J&R
Gracias chicos! El veneno suele estar al lado de lo que más nos gusta, es cuestión de saber moverse con cautela.
Un gusto que pasen por aquí, siempre.

Marcelo dijo...

Manu: notaste que lo que decís del pez globo casi se puede aplicar por completo a los humanos?
Un abrazo

Marcelo dijo...

Cuando quieras Merche! E iré a rastrear esa foto del pez globo, que no la recuerdo.
Un beso!

Marcelo dijo...

Hola Magah!
Muchas gracias por tus palabras. Si me permitís, me quería referir a un aspecto lateral de tu comentario, que me gustó. El asunto de los filtros, y no te voy a hablar de cigarrillos, a los que estás venciendo. Quería decirte que estoy a favor de los filtros, así en el arte como en la vida. Incluso los cigarrillos sin filtro tienen filtro, aunque parezca un contrasentido. El propio cuerpo va filtrando como puede el tabaco. Filtro por excelencia es el pulmón. Y la piel también. No podemos andar descalzos todo el tiempo. Un par de zapatillas nos cuidan, incluso filtran el contacto con superficies agresivas, aunque las seguimos sintiendo debajo de la suela. Un abrigo, lo mismo. No creo en el arte sin filtro, no me parece una meta valiosa ni posible. Aunque tenga buena prensa y esté asociada a cierta espontaneidad o a falta de ataduras. Nadie puede crear sin filtros. Te propongo que escribas lo primero que se te ocurra ahora mismo, “sin filtro” ¿Escribiste “la tarde está soleada”? Intervino el ello, el yo, el súperyo. Nuestra psiquis ya empezó a elegir y a filtrar. ¡Manda el inconsciente! A eso sumale tu pasado, tus relaciones familiares, tus gustos literarios; incide incluso cómo te levantaste esta mañana. ¡Y apenas pusiste que la tarde está soleada! Hasta los niños y los locos, con sus garabatos ininteligibles, me parece que filtran. Tal vez si le das a un mono un lápiz dibuje sin filtro, y también me queda alguna duda. El arte sin filtro me sugiere –en homenaje a la espontaneidad- cierta pereza. Te lo digo yo que soy bastante vago al escribir, especialmente poesía. Se puede –se debe- escribir con todas las herramientas que tengamos a mano, sin dejar de lado por ello al corazón. Pero la escritura sin filtro me parece más valiosa para el psicoanálisis que para la literatura, salvo la new age. Tamizar nuestras palabras por nuestros sentimientos, pero también por nuestras experiencias, por nuestra memoria, por los que escribieron antes que nosotros y lo hicieron bien, por ciertas reglas básicas del vocabulario, no le quitarán frescura a nuestras letras, al contrario, las enriquecerán.
Un beso sin filtro!

esteban lob dijo...

Está bien que rías, porque tu pudiste emerger...pero el Titanic quedó abajo.

TORO SALVAJE dijo...

Llegar al fondo.
Después una fuerte patada en el suelo como impulso y otra vez arriba.

Saludos.

Cristina dijo...

Un poema que dice mucho más de lo que se puede leer. Curioso, ágil, un ejemplar llamativo como el pez que lo nombra.
Coincido con Magah! No es lo mismo un pez globo libre en el mar que acotado a una pecera con agua de filtro. La libertad es parte de su naturaleza, y es bueno que la muestre.

Un beso!

¿Sabías que la intoxicación por pez globo se llama "fuguismo"?

BLUEKITTY dijo...

Hermoso y extraño poema- Extraño deseo.

saludos

Marcelo dijo...

Como dice Les Luthiers, Esteban "todo por que rías" (anoche rió Peñarol)
Un abrazo

Marcelo dijo...

Así es Torazo!
Un abrazo

Marcelo dijo...

No es la primera vez que me lo dicen, Cristina (me refiero a la primera parte)
No
Un beso

Marcelo dijo...

Extraño el deseo, Bluekitty
Un beso!

BLAS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luis dijo...

Hola Marcelo:
Un buen fin de semana!
Luis

h.j. dijo...

Hace días no te leía, me ha gustado de todos estos días, las letras donde he dejado este post.
un abrazo,

marichu dijo...

qué hermoso! ahora, estoy altamente sorprendida. Acabo de copiarte un renglón de tu poesía sin haberla leido antes...

http://marichus.blogspot.com/2011/06/lo-complicado-de-lo-simple.html