domingo, 5 de junio de 2011

Rentrée

Todavía hay callejones

Donde el tango manda

Y la mina no regresa

Nunca más.


Si se buscan no se encuentran

Hay peleas

Sólo queda caminar

Por Buenos Aires

Y esperar.



La fotografía es del gran Horacio Coppola
El tango es del gran Astor Piazzolla
Una mina es una mujer

18 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

La mina aparecerá en el momento menos esperado... Paciencia. Bello, escueto y descriptivo poema. Besotes, M.

Cristina dijo...

Lo leo y voy a Scalabrini Ortiz: "la trabazón que da la soledad."

Y se me antojan sus letras imperfectas tras los pasos de Macedonio:
"Su filosofía es la filosofía de un porteño: es la quintaesencia, lo más puro, lo más acendrado del espíritu de Buenos Aires. Por eso está solo y espera".

Un gusto!

BLAS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SIL dijo...

Me gustó pronunciar el título :)

Versión tanguera/dominguera
de la Rima IV:

¨Mientras haya callejones
donde manda el tango,
minas que no regresan nunca más,
peleas que buscar aunque no se encuentren,
y ganas de esperar...

podrá no haber poetas; pero siempre
¡habrá poesía!¨

Un beso, Marce

SIL

emmagunst dijo...

Es la historia sin fín, nunca acaba el desencuentro, sobre todo (o menos) en un tango...y nosotros tan argentinos, proclives a la soledad mas desolada, en fin, todo sigue...
Un abrazo

Alelí dijo...

me encantó la foto.

una Mujer con todas las letras, cómo es?

yo estoy "mareada", perdí mi guión o mi canción en alguna esquina porteña.

beso

esteban lob dijo...

Adoro el tango,sobretodo los de los años 40 y 5o.
De Angelis, Caló, no tanto Canaro.
Más adelante en el tiempo, Julio Soza, la Rinaldi, Goyeneche. No tanto Castillo, sí Verón...sí los cantantes de De Angelis, de Caló.
No Julio Iglesias cantando tangos.Pastelero a tus pasteles. Si Plácido Domingo. Es cosa de gustos. Tal como a algunos les gusta Boca o River y a otros Vélez.Tampoco Piazzola. Nuevamente cosa de gustos.

esteban lob dijo...

Olvidé mencionar al más grande de todos los tiempos:
CARLITOS, inmortal.

Marcela dijo...

Claro que si! Y espero que continúe de ese modo, que el tango mande pero, eso si, que la mina regrese si el amor es el destino.
Un beso.

Reina dijo...

La música de Piazzolla tiene ese sabor único a Buenos Aires que no tiene el viejo tango...
La llevo conmigo mientras camino por sus callecitas angostas... mientras que espero encontrar en una esquina cualquiera a ese hombre que ya no vendrá...

Malena dijo...

Si me toca llorar un desencuentro, que sea en Buenos Aires. Y con tango de Piazzolla de fondo. Podría ser Fuga y misterio.

BLAS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
soylauraO dijo...

Ni adoquines, ni farol
si te pierdo, Buenos Aires,
busco un tango en mi sangre
que me acerque a tu rincón.
LAURA ORORBIA

http://enfugayremolino.blogspot.com/

Luis dijo...

Hola Marcelo:
El tango es una de las expresiones musicales más bonitas. Soy un aficionado a ella.
Cordiales saludos,
Luis

Daniel Os dijo...

Lo que tango se esmera en disimular es que atrás de esa mina que nunca regresa, hay un amigo que escucha pacientemente nuestro bandoneón.

Un abrazo,
D.

Ana dijo...

Daniel ha escrito "bandoneón" y me gusta esta palabra, y suena a lo que suenan las palabras hermosas...Y tal vez huela a tabaco y a madera. Tal vez sea una palabra de color Siena, Rojo con un matiz muy oscuro. Y cuando suena, ronco o roto, hablan sólo las miradas, las que se pierden en el compás de estos versos y las que no. Negro Humo.
Y en las calles y callejones de Buenos Aires hay un poeta que escribe palabras hermosas, azules, violetas, melancólicas, que tocarán, quizás, un bandoneón, como estas de hoy.
Tal vez sea sinestésico mi comentario, pero esta relación entre palabras sonidos y colores se ha desencadenado y no me hago responsable de nada. Click.

marichu dijo...

la vida es un tango, nacemos llorando, lloramos por amor, lloramos por abandonos... Ahijuna, que somos llorones!

Alejandra Moglia dijo...

Hermoso tu poema, Marcelo, y su fusión con la música y la fotografía. Besos