jueves, 16 de junio de 2011

Macedoniana

Me encontré con mi amigo Macedonio y le pregunté en qué andaba. Me contestó que no estaba escribiendo el Quijote y le dije si no le preocupaba que su autor, Pierre Menard, se ofuscara al enterarse.

- ¿Por qué lo haría, Marcelo? Menard se propuso escribir el Quijote mejor que Cervantes, y lo logró. En cambio, yo me dedico a no escribir la historia de Alonso Quijano y mi éxito, aunque evidente, es paralelo al de un Menard, un Daneri, o un Paladión. Por no agotarme con la monumental tarea voy alternando su acometimiento con la no escritura de Moby Dick, lo cual conlleva un homenaje implícito a Bartleby, aquel sujeto que sea lo que fuere que le propusieran, prefería no hacerlo.

Le pregunté si para no escribir esas obras universales previamente se tomaba el trabajo de leerlas. Me dijo que desde luego, y que era cierto lo que un amigo solía decir de él: no ha leído mucho, pero lo poco que ha leído, lo ha leído mucho” En cambio las novelas modernas las no escribía sin leerlas previamente.

- Total, es literatura para el olvido. ¿Para qué perder tiempo leyéndolas? ¡Si pareciera que no soy el primer autor que las va a no escribir!

Ya me despedía de Macedonio cuando me soltó el desafío. Me invitaba formalmente a su casa, el sábado por la mañana, a los efectos de no escribir juntos "La importancia de llamarse Ernesto". Le pedí unos días para responderle. Aún no me siento preparado para semejante empresa.

Dedicado a Ana María Rivera, borgeana y macedoniana

9 comentarios:

Daniel Os dijo...

No podía ser menos que citar menúes macedonios y evocar una variedad frutal de citas y autores.

Un abrazo,
D.

Cristina dijo...

Anímese, Marcelo, anímese.

Si usted no escribe "La importancia de llamarse Ernesto" mi actitud podría ser, o no, de envidia. Como fracasos no se envidian, esté seguro de la sinceridad de mi juicio.

Lo único que le hace falta para darle creencia en no escribir un éxito es el primer envidioso. Cuente conmigo.

Puedo también ayudarlo a financiar su inexistencia de presente.

Cuente incondicionalmente con mi muy certera crítica sobre todo lo que no escriba. Creo en su éxito al no escribir, y se lo deseo, y en mis talentos de crítica, que son dos.

El libro que no escribió es necesario. Sé que es fuerte cosa verse clasificado "no autor necesario". Pero peor es la figura y actitud de un hombre que no recita en silbido un mal verso sentimental.

Los "Papeles de Macedonio Fernández" suelen mezclarse con las críticas que yo no escribo.Pero seguramente usted sabrá entenderme: La presencia de la obtusidad de espítiritu puede disolver la esencia de lo trágico.

Es por turnos, y éste es el de que yo me calle.

Reina dijo...

Me encantó....!!!
Y la música que acompaña también.... me encanta ese piano de Scott Joplin.... :)
Quizás podamos juntarnos un sábado a no tocar melodías en piano.... jaja

Iraide dijo...

Has plantado una sonrisa en mi cara.
Ya ves, yo en cambio me empecino en escribir lo que aún no se ha escrito.

Que no se escribirá nunca, por eso.
Abrazos

Merche Pallarés dijo...

Macedoniana muy marxista (de Groucho, of course). Espero que les vaya bien no escribiendo "La importancia de llamarse Ernesto". ¡NO suerte! Besotes, M.

SIL dijo...

Plenamente identificada con eso de que lo poco que he leído lo he leído mucho... te digo Marcelo, que me gustaría alguna vez escribir LAS CAUSAS.
(Pierre Menard me comprendería)

Un beso grande

SIL

Luis dijo...

Hola Marcelo:
Feliz fin de semana,
Luis

Fernando Terreno dijo...

Macedonio y Marcelo:
Qué sabio consejo para que sigams muchos...
Luego de NO escribir "La importancia de llamarse Ernesto", pueden VERLA, en una versión más que interesante en:
La casa Azul Avda. Corrientes 5965 TE 4854-1048 Viernes y Sábado 20.30 hs.
Un abrazo.

soylauraO dijo...

Interesante desafío para remover el polillero; un conferencista es un escritor de no libros; o es un no escritor de libros vivos, o sea que sería el concreto autor de los no libros... Le aseguro que, acabo de entender que yo soy autora de los no cantos; pues, tarareo, improviso, me gustan; pero, no los puedo repetir, como si tuvieran fecha de vencimiento; así, que entiendo de qué se trata y, hasta podría esbozar cierta experiencia en este terreno de la no autoría.
GENIAL, ahora sé que ejerzo una no profesión.
http://enfugayremolino.blogspot.com/