miércoles, 25 de enero de 2012

Una visita al Barrio Chino. El misterio de los portadragones

El fin de semana pasado comenzó un Nuevo Año Chino, y un equipo de La Menor Idea se presentó en el teatro de operaciones, el Barrio Chino de la Ciudad de Buenos Aires. El cronista No Tsé XXIII y la joven fotógrafa Li llegaron con hambre al evento así que de inmediato, abriéndose paso a fuerza de codazos entre la multitud, lograron meterse en un restaurante de nombre, cocina y dueños chinos. Eran las tres de la tarde y había una hora de espera. Cuando el turno de los reporteros llegó, un mozo de aspecto chino les tomó el pedido: pollo con almendras, una coca y una Stella Artois. El mozo entró como en una especie de trance y finalmente gritó: ¡¡¡¡NATURAAAAALLLLL!!!!

- Qué? Dijo perplejo No Tsé XXIII

- Cerveza en botella NATURAAAALLLLL!!!! No queda pan, no queda hielo. Cerveza fría solo en chopp

El periodista pidió entonces un chopp, el mozo lo trajo. No estaba natural. Estaba hirviendo. Comenzó una áspera refriega entre el mozo “natural” y No Tsé, hasta que llegó otro mozo más joven, quien con paciencia oriental le explicó al cronista que por la multitudinaria demanda se habían visto rebalsados. Efectivamente al restaurante entraba y salía gente de todo el mundo. Incluso una familia hindú con ropas típicas, una pareja de españoles que a los gritos exigían mesa y así sucesivamente. No Tsé le pidió al joven mozo que trajera cualquier bebida fría y éste le consiguió un agua tónica y un Paso de los Toros Pomelo, razonablemente fríos.

Con el estómago lleno y la fotógrafa ya con ganas de volverse a su casa, el Cuarto Poder dio una vuelta por el lugar. Varios dragones típicos hacían las delicias de los niños. El único problema era que los portadragones no eran chinos. Podían llegar a ser, con suerte, de la Formosa argentina. Conclusión: LA MENOR IDEA NO TOMO FOTOS DEL DRAGON

El equipo se dirigió hacia el pequeño escenario montado en la calle Mendoza. Allí, un cuarteto de bailarines hacían las delicias de miles de espectadores, comandados por un señor canoso, pero no chino. Ninguno de los cuatro lo eran. Conclusión: LA MENOR IDEA NO TOMO FOTOS DEL BAILE CHINO. No Tsé se preguntó por qué, siendo que entre todas las colectividades del lejano oriente en la Argentina suman unas cien mil personas, los organizadores no consiguieron ocho chinos para hacer los números vivos (cuatro portadragones y cuatro bailarines de esos que se apoyan en un solo pie y extienden los brazos como un ave que vuela) lacónicamente el cronista se auto respondió: “No sé”, y comenzó a extrañar a su amigo Natural, quien si no era chino a lo sumo era coreano. El informe terminó abruptamente en este punto.

Como muestra de que La Menor Idea sí estuvo en el inicio del Año del Dragón en Buenos Aires, aquí lo vemos a No Tsé XXIII en las puertas del Barrio Chino, retratado por la joven fotógrafa Li, que a esa altura ya estaba harta, con hambre y con sueño. Seguiremos informando.

16 comentarios:

Marcelo dijo...

Una pregunta...
No Tsé XXIII...es chino?

MAGAH dijo...

jajajajaajaja...que va a ser chino, es un vivillo de Liniers! Lo he visto!!! Es además un fabulador de historias y de imperfectos poemas!! Es un fraude!!! Cómo el año nuevo chino, como el barrio chino.

Cuento chino y me alegro de no haber aceptado una invitación para ir.

Valoro la honestidad de este cronista trucho!

Marcelo dijo...

Vivillo de Liniers? fabulador de historias y poemas? Fraude? honestidad del cronista trucho? Magah, hacía años que no me decían cosas tan bellas. Me has emocionado, de veras! jajajajaja
Un beso

SIL dijo...

Jeje, nada más refrescante que una buena Paso de los Toros Pomelo china, para compensar cualquier contratiempo argentino.


Un beso, Marcelo.


SIL

MAGAH dijo...

y no es poco emocionarlo a usted!

Abrazoz y nada truchos eh? van de "endeveras"

Antón de Muros dijo...

Quizás los portadragones y bailarines eran de la Banda Oriental... digo yo...

Abrazo.

Antón.

Felicitaciones para la fotógrafa ;-)

Nieves LM dijo...

"una pareja de españoles que a los gritos exigían mesa" A GRITOS??? fama inmerecida tenemos ;)).
No encontraron chinos porque están todos en mi barrio. Salud.

Alelí dijo...

buenísimo, menos mal que no fui, ya viví lo que le sucedió gracias al notable equipo de este espacio...

bien por esos cronistas, ahora sería bueno que investiguen que nos depara al futuro en este el año del dragón!

Haifa dijo...

Por mi parte mi unica visita al barrio chino estuvo llena de experiencias bizarras para variar y cosas para nada chinas. Lo único chino que vi fue una porno, pero como diría el amigo Michael Ende en su "Historia Interminable": "esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión"

Iraide dijo...

En Bilbao no tenemos Barrio Chino,
aunque al paso que vamos...

Tenemos tiendas chinas llenas de chinos y chinas y chinitos hablando bajito en chino, vendiendo productos chinos de calidad china a precios chinos.

Qué chinescada!

:-.)
(mira por dónde, ese punto que me ha salido en la cara sonriente, es una peca que tengo... je)

Anónimo dijo...

Pero donde has visto que un chino trabaje en su propio negocio? el chino seguramente estaba en el primer piso de un edificio dirigiendo a los formoseños que estaban bajo el dragon!

TORO SALVAJE dijo...

Los Toros Pomelo son parientes lejanos míos.

Saludos.

Lena Yau dijo...

ay, esa foto...

jajajajajajajajaja

(gracias de nuevo, Marcelo...esas letras, este tiempo.)

BLAS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Patricia Báez Martínez dijo...

No hay que exagerar. Saludos!!!

Reina dijo...

Estuve hace unos años en un comienzo de año chino... allá cuando era a comienzos de febrero y me hice la misma pregunta que No Tsé... cómo cambian los tiempos para algunas cosas y las preguntas fundamentales de la vida como por qué los porta dragones chinos no son chinos, quedan sin respuesta...

Lástima no haber ido este año me hubiera encontrado con No Tsé... aunque No Tsé si lo hubiera reconocido entre tanto chino.... ;)