martes, 31 de julio de 2012

El hijo del liberto (Homenaje a Panamá)


En 1.951 y a la edad de cuarenta y ocho años murió tuberculoso en Harlem. Pero dos décadas antes fue el dueño del mundo, o de París, que es lo mismo. Largo y ágil como un junco y resistente como una estaca, Panamá Al Brown lo hizo todo. Hijo de un liberto de Tennesse,  fue trabajador portuario y luego  el primer campeón del mundo de box oriundo de Latinoamérica. De su Colón natal se fue a Nueva York y de allí, a París. Bailó con Josephine Baker, usó las mejores ropas y animó fiestas como un auténtico showman; tuvo de manager, entrenador y amante a un tal Jean Cocteau. Frecuentaba a dadaístas y surrealistas, que lo hicieron ícono.  En su entrenamiento no faltaba el champagne, el cigarrillo y las juergas, y cuando todo acabó cumplió con el inexorable destino del boxeador:  murió en la ruina, trabajando de spárring a un dólar el asalto.
Su posible récord fue 133 victorias (60 por K.O.), 18 derrotas y 13 empates, se expresaba en siete idiomas y conocía a los clásicos de la literatura. El mensaje moral por su loca vida no me interesa. Vivió cuarenta y ocho años y se llamó Alfonso Teófilo Brown. Pero todos lo conocían por Panamá Al Brown.










8 comentarios:

aina dijo...

A mí, el mensaje moral por su loca vida sí me interesa si lo explicas tú.

BLAS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SIL dijo...

Yo lo conocí hoy, acá,
y lamento que un hombre que se expresaba en siete idiomas y conocía a los clásicos, muriera en la ruina, aunque éso debe ocurrir una vez por minuto en este salvaje mundo, que no es más que un ring donde los golpes bajos son moneda corriente.


Beso, Marce.


SIL

Merche Pallarés dijo...

Jean Cocteau ¿fue su ENTRENADOR? ¿de boxeo? No me cuadra... :) Besotes, M.

Marcelo dijo...

"Decía el poeta, cineasta y manager de boxeo francés Jean Cocteau, sobre Panama Al Brown, el primer latinoamericano campeón mundial de boxeo, en 1929 -de quien Cocteau fue entrenador y amante- que Panama Al Brown era una presencia y esa presencia se podía transformar en arte" http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/misc/newsid_6910000/6910835.stm

Yo creo que se hizo entrenador porque le gustó Al, Merche. Si en vez de boxeador el panameño hubiera sido pianista, entonces Cocteau hubiera sido su maestro de música!

esteban lob dijo...

Hola Marcelo:

Coincido con SIL en que este mundo salvaje suele ser un ring, donde abundan los golpes bajos.
Con su triste final, Al Brown demostró que no fue inmune a ellos.

Jo dijo...

Knock out...
knock knock.. jump.

una vez vi en un ring.. una cama redondaaaa

fritus dijo...

Oh...muchas gracias por este post.