sábado, 26 de abril de 2008

Otra noche de franco


Tenía todo para ser el investigador ideal: la Rémington, el sombrero, el piloto, la puerta de vidrio esmerilado con su nombre y claro, la pistola.
También sufría como todo gran detective de un momentáneo problema de efectivo, y su secretaria venía cuando quería, un poco porque le debía tres meses de salario y otro poco porque no había nada que hacer.
En la biblioteca, la colección completa de Philip Marlowe, y con los zapatos arriba del escritorio vacío, aguarda a que suene el teléfono, whisky en la mano, cigarrillo en la boca.
Seguir a tipos casados para probar infidelidades nunca le gustó. Es sábado a la noche, y aunque no suele trabajar el fin de semana, él espera que suene el teléfono y una voz femenina le pida ayuda desesperadamente.
Pero pasan los años y eso no ocurre.
Se pregunta si no será hora de volver a trabajar en el banco…

7 comentarios:

angela dijo...

Dicen en mi tierra que la suerte hay que buscarla...¿ No crees?.Un saludo de Angela

Marcelo dijo...

Es cierto Angela! Aunque a veces se esconde tanto...Buen comienzo de semana!

Shikilla dijo...

¡Quién sabe! a veces la realidad supera a la ficción. La suerte se esconde pero siempre deja una estela, yo la llamo "miguitas de pan", hay que encontrarla antes de que se las coman los pajarillos.

Por cierto, un trocito de "Ninguna" y gracias.

"Cuando quiero alejarme del pasado,
es inútil... me dice el corazón,
ese piano, esa mesa y esos cuadros,
guardan ecos del eco de tu voz".

avr dijo...

Cuántos de nosotros seguimos en el banco...me alegro que Ud. haya desempolvado la Remington...!!

Marcelo dijo...

Muchas gracias avr!! Si tiene algún enigma que resolver, me avisa!!! Excelente comentario!

Cigarra dijo...

Creo que es Sam Spade (otro grande de la profesión) el que, cuando la heroína le pregunta:"¿Como puedes ser tan duro y tan tierno al mismo tiempo?" le responde: "Si no fuera duro, no estaría vivo; y si no fuera tierno, no merecería estarlo"
¡Qué género divino!

Marcelo dijo...

Cigarra tu cita es fenomenal y pinta de cuerpo entero a estos personajes tan entrañables!