jueves, 2 de abril de 2009

Uno (otoñal)

Seguramente es el otoño que llegó
con su frío
de árboles marrones
y lloviznas
repartiendo melancolías

Pero uno que va de contramano
por las calles de la vida,
arranca el día alegre
con vientos en la cara
revuelta de hojas secas
tomando mate mientras la vida pasa
en la sonrisa de una niña

Uno se pregunta por qué será
que siempre estamos esperando

mil mañanas:
que vuelva el calor,
que llegue el viernes

Y sin embargo ahora hay una fiesta
de grises y marrones
(también amarillos)
en el cielo y en la tierra
que nadie parece agradecer

Excepto uno que va de contramano
por las calles de la vida y espera
que lleguen otros invitados
a esta fiesta otoñal

que es suave y sutil
como la vida a veces

22 comentarios:

gloria dijo...

Suave y sutil...
Una maravilla de poema.
Me gusta mucho.
¿Me cambias tu otoño por mi primavera?

Un beso.

Fero dijo...

cuantas fiestas nos hemos perdido
en este andar de contramano.

La vida regala, obsequia,
extiende la mano,
pero vamos muy apurados.

saludos. Excelente.

SUREANDO dijo...

Marcelo: yo voy a esa fiesta de grises, marrones y amarillos y agradezco, sí, claro que agradezco...

Por acá tenemos la misma fiesta sutil y suave del otoño.

marichuy dijo...

Marcelo

Mi estación preferida es el otoño, desde siempre, será porque nací en un mes otoñal. Y ahora que la canícula veraniega parece haberse adelantado y en la Cd. de México hace un infernal calor de 30°C(nunca antes tuvimos esa temperatura en marzo-abril), más añoro el otoño, con esa luz tan única que tiñe los arboles de reflejos rojizos.

Un beso

Cecy dijo...

Cierto, porque peder esta fiesta, de un frio Otoñal que se asomo, y puede traer mas que alegrias, con su viento fresco en la cara, mirando a contramano o no.

Besos.
Lindo te quedo.

Patty dijo...

Hermoso poema. A mi me gusta muchísimo el colorido del otoño.

gabo dijo...

Es disfrutable el otoño, sobre todo cuando veo esos colores. Tu poema me parece una canción de rock... será por eso que los mejores discos salen en otoño?

brujaroja dijo...

Es curioso imaginar tu otoño desde mi primavera. Y tan cercanos, sin embargo...

(Por cierto, Marcelo, la expresión "la de dios es cristo", generalmente va así, separado, ya sabes qué tendencia tengo a juntar las palabras de las expresiones hechas...)

Antón de Muros dijo...

El espíritu lírico otoñal se posó sobre tu corazón y generó este bello texto.

No te sientas solo, somos muchos los que vamos a contramano por las calles de la vida en busca de la belleza sutil que a veces nos regala :-)

Un abrazo.

Antón.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Vosotros estais entrando en el otoño y nosotros en la primavera, las dos estaciones del año más bonitas para mi.Los colores marrones,naranja, amarillos del otoño son una maravilla y la explosión de tonos de la primavera hace renacer a cualquiera.Besos otoñales chico guapo.

ANABEL dijo...

Mi primavera es tu otoño, tu mate, mi café, pero coincidimos en lo esencial; ir de contramano, admirar la sonrisa de una (o varias) niñas, aunque confieso que yo si espero los viernes con auténtico deseo.
Besos primaverotoñales

Helena dijo...

Pues yo naci en primavera, que es ademas tu otoño. Ese otoño tuyo amarillo es mi primavera verde y ¿sabes? son preciosos los dos.
Besos Marelo.

Luna dijo...

Es cierto, nos pasamos la vida esperando lo que vendrá.

Besos

Parsimonia dijo...

Me encanta la fiesta otoñal con esos colores marrones y amarillos, muy poéticos, pero en Andalucía la primavera es una maravilla.
Lo mejor sería disfrutar siempre de cada momento y no desear que pase, que al final lo que pasa es el tiempo.
Besos

SUSANA dijo...

Pareciera que los poetas se ponen de acuerdo, se invitan unos a otros a la “fiesta otoñal”.
El local Jorge Sosa dice:
“No es lo mismo el otoño en Mendoza,
hay que andar con el alma hecha un niño.
Comprenderle el adiós a las hojas
y acostarse en su sueño amarillo”
“Ser la tarde que vuelve en gorriones
a morirse de abrazo en el nido
y tener un amigo al costado
para hacer un silencio de amigos.
La tarde nos dice
al llevarse al sol
que siempre al recuerdo
lo inicia un adiós.
Para quien lo ha vivido en Mendoza
otoño son cosas que inventó el amor.”


Enhorabuena por sus excelentes letras. Muchas Gracias por publicarlas!

PD: Ese contramano que menciona, me trajo a Billy de “El expreso de medianoche” ¿La recuerda? Creo que en una de las últimas escenas, mientras los locos daban vuelta alrededor del palo en el sentido de las agujas del reloj, Hayes hacía lo propio en sentido inverso (peliculón)

Laura dijo...

Veo que no hace falta que te envíe un soplo de primavera desde mi lado del mundo. Desde luego que la percepción de las estaciones depende más de nosotros que de sus propias características.
Un saludo

Merche Pallarés dijo...

Vosotros el otoño y nosotros la primavera... pero aquí sigue siendo invierno. Hermoso poema, me ha gustado mucho. Muchos besotes, M.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Los mismos vientos quizás, la misma incertidumbre sobre la fuerza del sol al día siguiente. Nosotros deseamos calor y vosotros añorais el frío.

Cuspedepita dijo...

No le pongas la etiqueta de poesía "imperfecta" este poema, que no se la merece ;-)A mi me ha parecido una maravilla de poema.
Aunque no puedo evitar cierta melancolía, siempre me ha gustado el otoño. Hasta lo elegí para nacer !:-)

-F osca dijo...

yo adoro la fiesta de los grises, los marrones y los amarillos!!! qué viva el otoño! (y la primavera). Que vivan las estaciones no extremas XD

Haifa dijo...

Terminenla con que los días de lluvia o grises son tristes. AMO LA LLUVIA!!!! Y LOS DIAS GRISES TAMBIEN, ME PONEN DE BUEN HUMOR.
Pero siempre mandan los estereotipos, siempre

elshowdefusa dijo...

Uno se pregunta por qué será
que siempre estamos esperando
mil mañanas:
que vuelva el calor,
que llegue el viernes.


ME ENCANTA.