jueves, 28 de mayo de 2009

Refugios

Unos se refugian en la religión
(o en otras formas de literatura)
Otros, en una botella de whisky
(dicen que te entiende…)
También hay quien se refugia en el amor,
verdadero o falso;
en el trabajo o en otras formas de droga
en casas
en autos.

¡Tené cuidado! están disparando en la calle
Hay que buscar refugio ya
O tendrás en la frente una cruz
pequeña como un orificio
Entonces game over.
Refugiate y cerrá los ojos
la boca
los oídos
No pienses en nada
no mires si los otros pudieron refugiarse
¡no abras tu puerta!
Son tiempos difíciles
Ya pasarán
(dicen)

27 comentarios:

SUSANA dijo...

Desde que era así (-)de chiquita, me refugié en el único lugar posible: mis libros. El Pinocho sirvió por un buen tiempo, "Mujercitas" puffff!!! y así fueron desfilando los autores y sus libros, verdaderos búnkers donde nada y nadie podía hacerme daño.

Todavía hoy, Marcelo...todavía.

Un trabajo muy especial el suyo y bello! Muchas Gracias!

Un beso y buenas noches!

Carmen dijo...

Bueno pues yo hoy, que no es exactamente mi mejor día, me refugiaré en los "mudnos inventados". Ahí me encontraréis.
Saludos cariñosos

gabo dijo...

No me refugio, salgo a ver que pasa, a expresar mis ideas, a encontrarme con los otros... eso sí casi siempre vuelvo baleado. Un abrazo grande.

Merche Pallarés dijo...

Sí mejor refugiarse y no querer entender/saber lo que pasa fuera de tu cueva... ¡qué horror vivir así! ¿no crees? Besotes mi querido Marcelo, M.

Camille Stein dijo...

un cuerpo no refugiado
es cuerpo tiroteado

francotiradores
en busca de frentes desnudas

los tiempos... el empeño común de hacerlos difíciles

un abrazo, Marcelo

carlota dijo...

Todo pasa , lo bueno(pasa antes) y lo malo no se queda para siempre .

Besotes .

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Yo estoy abriendo un agujerito en el refugio para ver un poco la luz del sol.

Soledad Sánchez M. dijo...

En el mío cabeis todos vosotros, porque soy yo, por dentro y por fuera. Nada de encierros, todo al aire.

Eres un inmenso crack, ya lo sabes.

Un beso.

Soledad.

Reina dijo...

A veces me refugio en mis libros, otras escribiendo y, la mayoría, salgo a la calle desarmada a retar a los francotiradores escondidos como cobardes; a veces me rozan sus balas, escuecen y duelen, pero aún no han podido conmigo.

Besazos, mi amigo.

ANABEL dijo...

Todos necesitamos refugio, al menos alguna vez. Pero creo que tú hablas de algo distinto. Hoy resultas crítico, casi casi rasposo con nuestra conducta, y más que de un refugio me sugieres un agujero donde como avestruces metemos nuestras cabecitas.
Me gustó mucho.
Besos (gordísimos)

Helena dijo...

Mis refugios son provisionales, solo para curar heridas y luego a salir, a correr a vivir y a jugarme la vida...Que esta vida sin la posibilidad de perderla seria muy aburrida. Besos Marcelo.

angela dijo...

Marcelo, hace mucho que me he refugiado en mi burbuja de cristal y allí, en silencio veo todo sin mirar, sin escuhar... Pero aplaudo tu consejo que es mío también.Un abrazo y que tengas un fin de semana estupendo.Angela

elshowdefusa dijo...

No es fácil buscar un refugio. Y ni siquiera sirve de nada buscarlo. Se encuentra. Y después es complicado que te sirva para todas las balas que puedan dispararte... la literatura sirve para las balas de la vida. Si son de las que atraviesan, nada, entonces no hay refugio que valga.
Un beso.

marichuy dijo...

Marcelo

Y otros se refugian en el esoterismo, que es una forma de religión... y más barato que la psicoterapia.

Marcelo dijo...

No pensaba comentar nada,pero cómo cerrar la boca ante refugios tan bonitos como los libros (que comparto con Susana y Reina), mundos inventados (Carmen) Soledad (Soledad)y la literatura (Fusa)?
Cómo no felicitar a Gabo por salir aunque vuelva baleado o no decirle a Merche que tiene razón y es un horror vivir así? Y a Camille, no le voy a decir que sus comentarios son poesías o agradecerle a Carlota su optimismo?
O no decirle a Juan que me lo imagino espiando en la oscuridad por el agujerito de luz?
O a Anabel decirle que lo que ella vio es exactamente lo que pensé al escribir esto? y que me gustan los refugios provisionales de Helena, el aplauso de Angela o un refugio que olvidé y me recordó Marichuy?
No, mejor no me quedo callado y se los digo: muchas gracias!

Cecy dijo...

Marcel, tu texto me ha trasportado a imagenes bien nuestras de vivencias, claro que algunas no las he padecido por la edad, pero si sus consecuencias, quizas no sea a eso que te refieras, pero ese cerra la boca, los ojos y los oidos, no me gusta nada.
Ni quiero que se vuelva a repetir, y si asi fuera, no me encontrara con la puerta cerrada.

Besos.

dondelohabredejado dijo...

Muy bello y muy duro tu poema...
Yo a veces me refugio, cuando no existe otro modo de sobrevivir. Momentos, pequeñas temporadas hasta retomar las fuerzas necesarias.
Pero más que en los refugios creo en los encuentros, en lo que podemos juntos, en modificar, en construír, o al menos en resistir junto a los otros...
Besito.

(* dijo...

Venía para refugiarme, encontré este hueco. Me acurruco y me quedo.

Un dulce beso.

Ana dijo...

Marcelo ¡Cuánta fuerza tiene!
Mientras nos refugiamos para permanecer vivos, en diferentes escondites,la vida pasa por delante de nuestros ojos muertos.
¡Cuántos "Lázaros" vamos a revolvernos leyéndote!
Puedo oir la sangre parada de quienes no aplaudan tu poema.
Un abrazo y gracias.

Selma dijo...

Las balas llegan hasta los refugios más protegidos...Mejor verlas venir ¿Verdad?

Un beso.

esteban lob dijo...

bah...
las que vienen.
Bah...
las que van.

Mejor verlas ir y venir, de "lejitos".

Haifa dijo...

Siempre me refugié en mis propios pensamientos, está bueno, pero no se puede vivir en el aire, no?

Viviana dijo...

Yo soy un caso perdido. Creo que no tengo refugio, es más, tampoco miedo. Le pongo el pecho a todas las balas y me doy contra la pared todos los días. Lo que sí tengo es el mejor salvavidas del mundo, un remedio que cura todas las heridas externas e internas, las que me provocan y las que me provoco: el abrazo de mi hija. Un besote

Marcelo dijo...

Gracias a los últimos en salir de sus refugios!

Magah dijo...

Cuando reabrí los ojos me encontre con un cartel que dice: "No abras tu puerta" son tiempos didíciles, ya pasarán.

ufff, prefiero cerrarlos y volver a soñar.

Besos
Magah

Maritoñi dijo...

Pues yo dejo la puerta abierta en temas sociales. Vente a mi Reino.

Fauve, la petite sauvage dijo...

¡Ole!
A ti y a tus comentaristas.
He tenido la no sé si buena o mala idea de leeros antes de comentar yo y ahora mejor me callo.
Pero grito Ole.