jueves, 7 de mayo de 2009

Un paseo por el campo



Yo que tanto le escribo a Buenos Aires
A su contorno gris, al negro de su lodo
Y a los maulas de sus hijos que traviesos
No se detienen hasta arrasar con todo.


Quise alejarme de la cívica violencia
Huir al campo, a la espiga y a las frutas,
Y al caminar la vastedad de su llanura
Sentir la tierra, y aprender de su paciencia.

Ya que no hay gauchos, ni postas ni pulpera
¡qué bien me haría beber una ginebra!
y entre paisanos recuperar el goce
de la baraja fiel, de la amistad sincera.

Tres parroquianos vinieron a mi mesa
Comenzó el juego, del "truco", por supuesto
Y todo el mundo se le arrimó al porteño
que entre la multitud se sorprendió molesto.

No sé por qué pero perdí la calma
Me quería ir y definí el partido
Mi compañero en la sien me puso el arma
Porque con 25 perdí la "falta envido"

Tan enojado estaba que volteó la mesa
fue todo al piso, los vasos y las cartas
y me dijeron que la apuesta cancelara
o que salir con vida del boliche, no esperara.

Yo no aposté, dije apenas susurrando
ah, ¿no? poné mil pesos ¡taca taca!
dijo el que dijo ser mi amigo en vano
Saqué el dinero de mi billetera flaca.

Cuando salía el patrón gritó ¡Sofrene!
y del susto que me dio me quedé tieso
Por la ginebra y los vermús son 800
Más treinta y tres por el big mac con queso.

Fue sólo un día, pero me pareció un año
volver a ver tus grises como soles
regreso triste, más pobre de ilusiones
ciudad querida, ¡tu ausencia me hizo daño!


17 comentarios:

Cecy dijo...

Precioso Marcel
Porque será que cuando nos vamos un poquito de Baires, queremos regresar, esta ciudad nos tiene enamorados, sin más.

Ahora, Flaco cantante una falta envido con 25, que caradura, jajajaja
jajajaja

:)
Besos.

SERHUMANA dijo...

Que linda poesía Marcelo!!!!!!!!!
Que bie porteña que te salió!!!!!!!!!
Yo no tengo ginebra, Ja, pero te invito unos mates, jajajjajajaja
SALUDOS!!!!!!!!!

Helena dijo...

A mi se me hace extraño entender todos los matices de tu lenguaje, pero entiendo esa nostalgia porque vivi lejos de mi casa muchos años.

Pd.- Hasta hace poco mas de un año yo no sabia ni el titulo ni la letra de mi tango favorito (por una cabeza) y tu lo pones de fondo y lo interpreta Piazolla ¡todo un lujo!
Beso.

Camille Stein dijo...

esas excursiones tan deseadas
que nos hacen imprescindible
la presencia de la que renegamos...

un abrazo, Marcelo

carlota. dijo...

Te soplaron unos cuantos pesos jajaja , es bonito añorar , si se puede volver claro ...

Besotes Marcelo

gloria dijo...

Me angustió tanto la visita en el campo, ese giro inesperado de robos y ginebra (sublime, todo hay que decirlo) que hasta yo misma estaba deseando llegar a la violencia cívica de tu ciudad del alma.

Y Buenos Aires te recibe con sus soles un poco menos grises por tu regreso... ella sabe que os necesitáis... a sus esquinas les quebró tu destierro, como a ti su ausencia, repliégate en sus rincones nostálgicos... no volverás a sentir la carencia del bandoneón porque tu Buenos Aires querido sabrá llenarte de su mágica esencia...

Besos.

Soledad Sánchez M. dijo...

¡Me encanta este "romance bucólico", Marcelo!

Y es que hay que saber ir... y desear volver.

Vete ahorrando para tu próxima visita.

Un besazo.


Soledad.

marichuy dijo...

Marcelo

Antes que cabalgar por la Pampa; primero quiero pasear por tu Buenos Aires, luego por Bariloche (sin dejar de visitar la pampa) y rematar en La Patagonia

Un beso

Luna dijo...

Poco tiene de bucólico el campo argentino ultimamente, se ha convertido en un paseo turístico para gringos o bien en campo de batalla de los políticos.

Besos

Selma dijo...

Quisíste huir , alejarte por un día de la cívica violencia, volver a la Pampa... Pero ya nada es igual...ni allí... y lo quieras o no esta escena magistralmente retratada en versos, no fue más que un pretexto para volver y volver a tu Buenos Aires querida....Te entiendo..
Precioso este tango que acompaña el Post..
Un beso Marcelo!

SUSANA dijo...

Jajajajajajá!
Lo desplumaron al porteño-chogau!
¿No le guiñaron el ojo? Claro hombre, ese es el macho!
Regrese nomás a la “cívica violencia”…y recuerde al amigo Fierro:
“Es un vicio de mal fin
El de jugar no lo niego;
Todo el que vive del juego
Anda a la pesca de un bobo,
Y es sabido que es un robo
Ponerse a jugarle a un ciego.”
Beso sin vuelta!

angela dijo...

Marcelo, a los que estamos al otro lado del charco se nos hace difícil entender los giros que tenéis....pero a pesar de todo intuyo que ahí, hacéis de la vida un teatro y que siempre está en vuestro corazón la marcha del lugar de origen, el alcóhol, las mujeres, la decepción...Pero, os admiro en una casita, que os tomáis la vida con la misma alegría que vivís.Que tengas una excelente semana.Un abrazo.Angela

esteban lob dijo...

"Pobre de ilusiones"...y parece que también pobre de bolsillos.

(Me estoy deleitando con el tango que emite mi parlante)

Haifa dijo...

Callate porteño! anda a bailar tango con boleadoras :oP.
Fuera de broma, muy bueno nene! y me encanta la música que elegís para acompañar los post.
Que tengas lindo finde!

Mariela Torres dijo...

Está cara la pulpería, jajaja.

Me encantó el poema.

Besos.

Magah dijo...

Cada mundo tiene sus codigos! Ja
Muy bueno.
Siempre se trata de volver a la querencia, a la que sabemos, conocemos y como sea, hemos aprendido a amar.

Siempre genial gaucho!!!

Magah

América dijo...

Lo que sea llega Marcelo,lleno de poesia y amor,pasion por esas tierras y su gente me ha encantado.