jueves, 12 de noviembre de 2009

Qué profundo es su amor

El dato lo trajo el Colorado, el pibe que trabaja en la funeraria. El millonario del barrio pidió estar un segundo a solas con el cadáver de su esposa, antes de que lo prepararan. Fueron unos minutos, pero el Colorado lo espió. El tipo sacó una alhaja de la cajita y la metió en el féretro.

- Se la colgó del cuello?- preguntó el Zurdo

- No, era un anillo. Brillaba como loco, nunca ví algo igual.

- Se lo puso en el dedo- afirmó el Zurdo

- No…

- Qué hizo con el anillo? Me estás cansando nene, si no me decís donde lo puso te surto.

- es que se lo puso en la….en la….. Abajo.

- De verdad? Te fijaste bien? Qué profundo es su amor! Y donde la entierran?

- En la mansión de la familia, en el jardín…No se puede hacer nada! El tipo anda rodeado de guardaespaldas y el predio tiene mil alarmas. Y acá en el velatorio habrá mucha gente cerca del cuerpo…Qué le vamos a hacer? Imposible!

- No es imposible si lo hacemos bien. Eso sí, tenemos que llamar al Enano y al Cirujano. Ya se me está ocurriendo algo…

Antes que nada vamos aclarar los tantos. Al anillo lo hago guita yo, y de lo que me den lo dividimos en cinco partes.

- Pero somos cuatro, Zurdo- dijo el Enano

- Enano pelotudo, si empezás así te pego una volea y salís planeando. Lo único que vas a hacer vos es quilombo, y eso te sale bien. Pero lo tenés que hacer en el velorio, no acá. Se reparte así: una parte para el Colorado, otra para el Cirujano, otra para vos y dos para mí. Y al que no le gusta me lo dice y se baja ahora mismo. A quien no le gusta?

- ….

- Bien. Colorado, tenés que hacernos pasar a los tres. Hay circuito cerrado donde está el cajón?

- No, porque nadie sabe lo que le puso. Menos yo…

- OK, tu parte termina ahí, entonces.

- Enano, vos te acercás al ataúd y hacés un show de los tuyos. Pero tiene que ser completo. Patadas, llanto y gritos, un acceso total, porque tenés que conseguir voltear el cadáver. Ahí entra el Cirujano…

- Por qué te dicen cirujano?- dijo el Enano

- Por la mano de oro que tengo con los autos, las cerraduras, las cajas fuertes y las mujeres. Las vivas, claro…

- Te animás? Tendrás unos veinte segundos para abrirle la mortaja, sacar el trofeo de adentro del trofeo y dejarlo mínimamente igual. Qué decís?

- Que lo intentaré, Zurdo.

- No, tenés que decir que lo harás.

- Lo haré

- Y vos que hacés, Zurdo? Dijo el Enano.

- La puta que te parió Enano, me tenés podrido. Pienso! Pienso! Tomátelas!

- No, está bien. Me callo la boca…

- OK, todos a las 12 de la noche, en Casa Vivas, Servicios Fúnebres.


Vocabulario:

Hacer guita: vender

Quilombo: Prostíbulo. Por extensión, lío, escándalo.

Tomárselas: irse.

18 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

"Casa Vivas" buen nombre para una funeraria... Estaremos al tanto de lo que hacen el Enano, el Cirujano, el Zurdo y compañía. Besotes vivos, M.

Magah dijo...

Antes de tomármelas, pregunto: Esto continúa, no?

Salute Cronista!

SIL dijo...

:O

:O

Y bue...
todo sea por juntar unos mangos.
Digamos que tu relato entraría en el rubro :
¨Necrofilia con fines de lucro...¨?

:P

Mejor me las tomo YA, antes de que se arme quilombo.

Besos millones, loco divino.

Isabel Estercita Lew dijo...

Antes de que se arme el quilombo, con el zurdo tenemos cuentas pendientes, y sin pasar factura, ya que el puto monotributo me dejó fuera


Estercita

Luz de Gas RadioBlog dijo...

El Zurdo vuelve al ataque vestido de luto.

Impresionante Marcelo, impresionante

Ana dijo...

Lo único malo que le encuentro es que tú marcas el ritmo de lectura cuando yo seguiría y seguiría jaja
No te meto prisaaa... ¡Es un halago!
Voy y vuelvo.

Camille Stein dijo...

'how deep is your love', como diría la canción... :)

... espléndido, Marcelo

por cierto, a pesar de sus detractores, esta película es una de mis favoritas en la filmografía de Abel Ferrara


un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Eso es tener un trabajo nada rutinario.
Seguro que no se aburren nunca.

Saludos.

Fusa dijo...

Ahora que sacas al Zurdo y a los suyos me acuerdo de la librería de novela negra que visité con H.
Hice unas fotos para ti.
Le dije: este sitio le encantaría a Marcelo. Y él asintió.
Tengo que mandarte las fotos.
Y responder a tu correo de los comentarios. He visto que ya está en marcha.
Un abrazo.

Gala dijo...

Estoy espectante por ver el papel que debe desempeñar el Zurdo.

Besitos

miralunas dijo...

je...buena peli ésa!
y buenísima historia ésta.
yo me quedo junando en la vedera de enfrente, por si llegara el detective.... sin paraguas!

beso

miralunas dijo...

disculpe lo de la respuesta inducida, pero es que el detective a mi.... me afana suspiros, sin querer, mire lo que le digo!


no. no soy amiga de sandy, por?

Cecy dijo...

El anillo tiene valor agregado?

Besos.

Esta bien, espero... continua?

Quidquid dijo...

Hola Marcelo:
Me he quedado sin saber donde ha ido a parar el anillo!
Que tengas un buen fin de semana,
Luis

Cristina dijo...

Había escuchado de algunos tipos que le decían "el alhajero" a esas partes. Pero nunca supe si era por mérito de ellas o pura jactancia de aquellos. Acá el millonario, sería de éstos últimos y puso el anillo para que ella recuerde su joyita? se jugaba a un compromiso sexual de ultratumba? ponía un cazabobos por si en el más allá alguien se le arrimaba a la finada? Qué raros que son los hombres ricos, eh

geheugen dijo...

Che que mala suerte pobre mina!!
Por una vez que le toca y no la va a sentir!!
Mirá que sos cruel Marcelo.
Que mundo inmundo.

VeroniKa dijo...

Historias para ser contadas...
trascurre el divino tiempo, solo para los vivos.

siempre hay un enano que rompe las bolas? jais!

besos

Antón de Muros dijo...

Jajaja, Marcelo: sos una usina de ideas.
Parece que los días de tormenta te inspiran ;-)

Un abrazo.

Antón.