lunes, 24 de enero de 2011

Sentidos

A ella se le mojó el audífono
A él se le olvidaron las gafas
Por eso no les quedó más remedio
Que olerse
Gustarse

Y tocarse

14 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Y, supongo, que fornicarse... Ahora, no sé qué tiene que ver el audífono en todo esto... Besotes, M.

Ana dijo...

¡Cuánta ventaja no ver ni escuchar!
¿Ahora es cuando viene la frase que "adoras" de que lo esencial es invisible a...?
Estaría bien que las desapariciones fueran forzozas y organizadas, incluyendo muerte por inmersión auricular entre las causas.

Muchos besos de lunes, Marcelo.

Ana dijo...

FORZOSAS!!!
Qué trabajo tanta zeta, agujetas dan en la boca

BLAS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SIL dijo...

Digamos que el destino les jugó una buena pasada.

Encantadora manera de empezar el lunes, Poeta Imperfecto.

SIL

SUREANDO dijo...

¿Por qué será que de los 5 sentidos, siempre esos dos son lo que fallan?
¿Puede alguien explicarme eso?

Yo preferiría perder alguno de los otros 3 pero dejar de leer o escuchar música, no Marcelo, eso no...
Claro que en lo que al amor respecta, el silencio y la oscuridad le vienen muy bien.

Qué tengas una linda semana.
Beatriz

Alelí dijo...

bueno no hay mal que por bien no venga!

a degustarse entonces!

Nieves LM dijo...

mejor esto que verse

emmagunst dijo...

espero que no sea un touch and go

Mariela Torres dijo...

Bien que hicieron.

Besos.

Laura dijo...

¡Ohhhhh!

¡Y con Celtas de fondo! me alegraste el día, Marcelo.

Luis dijo...

Hola Marcelo:
Me queda la duda de la edad que tenían tus protagonistas...
Cordiales saludos,
Luis

Malena dijo...

A veces hay que amarse sin sentido(s).

MaLena Ezcurra dijo...

Al tocarnos el viento renueva los cinco sentidos.

No me hagas caso mi sinestesia me está matando.


M.