domingo, 31 de julio de 2011

Huelga de payasos

En el circo dicen que la idea fue del payaso Pastillita. No querían más dinero ni mejoras laborales. En realidad no se conocían sus pretensiones. Parece que el asunto comenzó cuando un chico se asustó del maquillaje fuerte de Pastillita y éste, en lugar de ganarlo a fuerza de pura simpatía como corresponde en estos casos, le soltó un buuuuuuuuuu que el niño cambió por buaaaaaaaaaaaa. Y ahí comenzó la revuelta.

Una hora más tarde ningún payaso trabajaba y el que podía, asustaba a cualquiera del público. Incluso con gestos soeces no exentos de lenguas libidinosas o pitos catalanes. Aguantaron la presión de los patrones y ni siquiera los irascibles enanos lograron parar la huelga. Los domadores aprovecharon para salir con las mujeres barbudas y los leones se plegaron al paro, puesto que querían dormir únicamente.

Finalmente se formó una asamblea. Se presentaron 11.222 payasos, y algunos vinieron de tan lejos que el maquillaje se les borró y la suciedad les tapó los colores de sus trajes. Por suerte para ingresar, a modo de carnet, bastaba con la nariz de payaso.

Pastillita quiso empezar a hablar pero los payasos, hartos de tanta seriedad, comenzaron a reírse de él y le tiraron bollos de papel y le amagaron cachetadas para que Pastillita se agachara y repitiera el movimiento. El barajuste fue tan desbaratado y el bochinche tan abochinchado que llegó la policía y reprimió con carros hilarantes y perros malhumorados, lo cual empeoró la cosa. Los padres del menor que aún seguía haciendo buaaaaaaaa querían sangre de payaso y entonces le formaron una rueda de reconocimiento con cinco payasos que resultó una fantochada, porque ninguno era Pastillita. Una periodista le recriminó al Payaso Cabezota la falta de cohesión y claridad para definir los puntos del reclamo payasil. Le dijo que al movimiento le faltaba conducción política. Cabezota le dio un piquete de ojos y al grito de buuuuuuuuu levantó la Asamblea sin haber dado el orden del día. No hubo detenidos porque la policía les tiró a los revoltosos gases lacrimógenos pero claro, no funcionan con payasos.


(Dedicado al que esté triste)

28 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

¿¿Pitos catalanes?? ¿De dónde viene eso? Bonito y gracioso cuento como todos los tuyos que sabes me gustan mucho. Besotes, M.

Martine dijo...

Feliz Agosto, Marcelo..
Un abrazo.

SUREANDO dijo...

ay Marcelo, yo estoy triste, me sacaste una sonrisa.
Gracias
Beatriz

Marcelo dijo...

Pito catalán
En Argentina y Uruguay se llama pito catalán al gesto de burla consistente en llevar el pulgar de la mano derecha a la nariz mientras se agitan los otros dedos extendidos. Por extensión, la expresión transitiva hacer(le) pito catalán significa burlarse. Por ejemplo: "El imputado le hizo pito catalán a la Justicia". En catalán se lo conoce como pam i pipa.
Gracias Merche por preguntarme! Pensé que era universal.

Marcelo dijo...

Hola Martine tanto tiempo! Cómo estás? Feliz agosto para vos también.

Marcelo dijo...

Yo no fui Beatriz! Fueron Pastillita y Cabezota. Pero me alegra que te hayas servido de lo que ellos ofrecen que para eso están aquí.
Un beso!

Malena dijo...

GRAAAAAAAAAAACIAS!!!!! (Me hago cargo de la dedicatoria).

Me hiciste arrancar la mañana del domingo con ganas de buuuuuuuu en vez de buuuaaaaaaaa.

Marcelo dijo...

Gracias a vos Malena! tu arranque es mi arranque (parezco Calabró)

Merche Pallarés dijo...

Gracias por la explicación porque no la había oido nunca. Me alegro mucho también de leer por aquí a mi compañera de aventuras lambrusquianas, MARTINE. Besotes de nuevo, M.

SIL dijo...

Entre la dedicatoria, el día gris, y el empuje del movimiento payasil, dan ganas de plegarse a la huelga.

Besos sin máscara, Marce.

SIL

MaLena Ezcurra dijo...

Me siento dueña de tu dedicatoria ultimamente me siento como si ná.


Quiero decirte que en tu casa siempre me estrello con la emoción.


M

Nieves LM dijo...

Me gusta el cuentito a pesar de que los payasos siempre me han parecido tristes, no me hacen gracia.

Palabras como nubes dijo...

Jajajajajjajajajajaja, GENIAL!!!!!!
Che, buenísimo esto! Hay una parte -que nada tiene que ver con la historia-, que podría adaptarse a algunos cortes de ruta y otras yerbas, a veces hay cada payaso en estas condiciones: "No querían más dinero ni mejoras laborales. En realidad no se conocían sus pretensiones".

Excelente el manejo del lenguaje, me encantó, me hizo reír y aunque no esté triste me hago cargo de la dedicatoria: MUCHAS GRACIAS :)

Un pito catalán.

J&R

Ana dijo...

¿Qué hay tras un payaso? ¿Risa? ¿Risa y payasadas desorganizadas, diálogos cómicos, candidez, pamplinas, suspicacia...? ¿A quien le importan sus reivindicaciones? Supongo que a todos, que todos nos juntaríamos a mirar como los payasos se comportan como payasos, una vez más.
¡Y mañana otra función!

Esta estrofa pertenece a un poema que fue escrito para un cómico argentino, Alberto Olmedo, eso leí en la red, no es mío el dato.

"De un ataque al corazón
esta tarde se murió un payaso.
Lo mas divertido del caso
que mientras su cuerpo estaba inerte,
la gente aplaudía y aplaudía,
al mismo tiempo pedía
qué él repitiera su muerte."

Un guiño, poeta.

esteban lob dijo...

Buooooooo


Buaaaaaaa


Muy buuuuuuueno!!!!

Caro dijo...

Marce!! que lindo, me enacanto!!, me gusto escucharte tambien!!! hacia tanto que no pasaba por aca.... que bueno volver.
Un beso muy grande.
Te quiero muchisimo!!!!
Caro

Reina dijo...

Si los payasos están de huelga... estamos fritos... cómo sobreviviremos sin sonrisas....?

Te robé (con permiso) al pez globo... :)
http://reinadebuenosaires.blogspot.com/2011/08/peces-globo.html

Un beso grande

Ah... me encanta Scott Joplin...! :)

Marcelo dijo...

Y cómo habrá seguido la semana, Malena? a buuuuuu o a buaaaaaa?

Marcelo dijo...

Yo también me alegro de haber visto por aquí a nuestra común amiga, Merche! Un beso

Marcelo dijo...

No te pliegues, Sil, desplegate.
Un beso

Marcelo dijo...

Trabajo para estrellar a los que dentran por aquí, MaLena. Así que me alegra leer esto!

Marcelo dijo...

Los payasos son raros. A algunos les parecen tristes como a vos, a otros les dan miedo, y otros poquitos risa.
Un beso Nieves

Marcelo dijo...

Muchas gracias J&R!! Siempre un placer que pasen las palabras como nubes por aquí.

Marcelo dijo...

Olmedo era mi cómico preferido, Ana. No me explico cómo yo no sabía de esta poesía! Me encantó! Yo no sé qué habrá detrás de un payaso. Y los espectadores en general,creo que tampoco...
Un beso

Marcelo dijo...

Gracias Esteban! Buuuuuen agostoooooooo

Marcelo dijo...

Dos potencias se saludan. Una clown leyendo de payasos!
Un beso Caro

Marcelo dijo...

Ladrón que avisa que roba no es ladrón. Llevate lo que quieras Reina.
Un beso

Cuspedepita dijo...

Los payasos siempre representando las dos caras de nosotros mismos.