domingo, 10 de julio de 2011

El buen escritor

Un buen escritor no piensa en la comodidad del lector, ni en su necesidad de finales felices. No le preocupa que confundan a su narrador con el autor, ni se empeña en aclarar, explicar o despejar dudas, cabos sueltos, oscuridades, salvo que lo pida la historia. Un buen escritor sólo quiere ser honesto consigo mismo y sabe que el reconocimiento de hoy puede ser el olvido de mañana, aunque a veces de milagro, sucede lo inverso. Un buen escritor huye de los talleres literarios, atajo para vagos que buscan lectoescritura predigerida, y escapa también de la escritura obscenamente catártica y autorreferencial, porque toda literatura lo es sin necesidad de dar nombres, apellidos, fechas de nacimiento y diciendo “yo” cada tres palabras. Un buen escritor va a un psiquiatra en lugar de martirizar a sus sufridos lectores con su día a día, salvo que lo cuente maravillosamente. Un buen escritor no es solemne. Un buen escritor no es el que está dispuesto a dar la vida por la literatura, sino el que es capaz de abandonarla por un buen culo (perdón Bukowski) o para traficar armas en Abisinia. Yo no tengo ninguna de esas condiciones. Eso sí, estoy dispuesto a abandonar mis desasosegados escritos ni bien se me cruce la oportunidad. Pena que Abisinia ya no exista.

27 comentarios:

Marcelo dijo...

Yo no pienso nada de esto. Quien lo piensa es el narrador. Que conste.

SIL dijo...

Y yo pienso que no debe ser nada
fácil reunir todas esas condiciones, y ser un buen escritor.
Pero quién no aspira al menos a tener algunita de ellas ...

Beso grande, Marce.


SIL

Cecy dijo...

Yo no pienso, en la comodidad del lector, supongo que esta cómodamente sentado en una silla. Y siempre se quiere un final feliz, es mas fácil, claro para el lector, no para el protagonista que siempre debe ser feliz. Nunca doy explicaciones, porque ni yo me las creo, seguro que al rato se me ocurre otra cosa de la que ya escribí. Y se que soy totalmente olvidable, como mis escritos. Nunca fui a un taller literario, a pesar de que me aconsejan, no se si es por beneficiar a mi escritura o al lector amigo. (yo, yo, soy yo, la luna y Simona, no soy yo)Tampoco tengo psiquiatra, ni psicólogo y últimamente solo leo Psicología para otra cosa, que no es la escritura. ¿ Abisinia es el gato? No Marcelo, se llama Zimba.

Te envidio como escribís.
Toma.
Te lo dije.

Un beso en la frente.

Cristina dijo...

No hacía falta la aclaración del primer comentario.
Después de tanto leerlo puedo decir que he alcanzado una certeza: a un buen escritor como usted la eventual existencia de Abisina le es indiferente. Solo abandonaría la literatura (y la vida, que es lo mismo) por un buen culo (gracias Bukowski).

aina dijo...

Entonces...los escritores escasean.

Juan C. dijo...

Yo no sé sin embargo qué es un buen escritor. Bueno sí, un buen escritor es el que a mi me gusta...

Bueno blog.
Saludos.
Juan C.

BLAS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marcelo dijo...

Un buen escritor puede carecer de todo eso pero no de talento.

Ana dijo...

Lástima lo de Abisinia, desde luego, en lugares y situaciones difíciles es cuando el escritor se vuelve más verdad, más necesario, si cabe la expresión. (Donde se escribe con la hiel en la boca y la realidad supera cualquier ficción)
Es apasionante la poesía, pero la literatura "denuncia"no se queda atrás, sobre todo si el escritor posee una sensibilidad absolutamente opuesta a todo conflicto.
Un buen escritor es un señor mayor con un cajón lleno de adjetivos, múltiples viajes y experiencia; poseedor de una vasta cultura o, tal vez, ojalá, el chico callado de la pandilla, el que nadie imagina siquiera que sea capaz de volver un folio blanco en un texto apasionante, adictivo, solicitado y buscado.
También un argentino al que sigo y admiro desde hace tiempo, su narrador, es un buen ejemplo de esto.

Anónimo dijo...

La foto de Rimbaud no es accidental. En ella descansa la característica quizá más apreciada por el autor de la entrada: El buen escritor tiene fuego , esa característica del alma, una subjetividad que los alemanes llaman “stimmung”. Fuego que algunos “roban” del lugar sagrado y nos presentan como una ofrenda en letras. Le poète est vraiment voleur de feu.

Arancha dijo...

Mais non! Le poète est un voleur de feu, mais un vecteur de feu.
En fait, je dirais que le poète apporte «Stimmung» dans chacune de ses œuvres.


Yo no diría que el poeta no es un ladrón de fuego, sino un portador del fuego.
De hecho, creo que el poeta aporta su atmósfera interior, sus vibraciones propias en cada una de sus obras.

Alelí dijo...

ahora entiendo todo!

no caso una, eh?

gracias a la net por los blog´s!

m.eugènia creus-piqué dijo...

Hola chico guapo, paso a dejarte un abrazo fuerte, hasta pronto.

Reina dijo...

Tampoco creo que sea tan así... algunas cosas... pero todas noooo....
Este Rimbaud era un tipo raro... jaja ;)

MAGAH dijo...

A mi me gustò lo que dice en el texto, no me importa quien lo haya escrito.
Sucede que vengo por este blog por que generalmente encuentro cosas que me gustan y no me interesa cual de todos los administradores o autores del mismo las haya escrito.
NO ME INTERESA, pero como sabe a mi me gusta cuando el texto me da esa sensaciòn de que fluye, y este ha sido el caso.
Ademàs me ha puesto a pensar al respecto de esto de ser escritor y su apropiada diferenciaciòn con "buen".


Que usted siga bien. Ah! Genial la observaciòn a cerca de que un buen escritor no aclara, no explica y yo agrego, tal vez, ya que puede por estas genialidades tecnològicas de ntra època, puede a travès del blog saber que les sucede a los lectores con lo que ha escrito.

Abrazo y a no tropezar!

Palabras como nubes dijo...

"...¿De veras es importante que los lectores sepan quién soy? Porque yo tampoco lo sé. Cuando escribo yo no soy yo sino varios yoes. Para hablar de mí tendría que usar máscaras, enfrentar espejos, impostar voces… ¡Y triplicarme! Pues en mis narraciones hay tres personas en un solo Autor. Por favor, no confundan a los miembros de esta Trinidad: Hombre, Escritor, Narrador." Enrique Anderson Imbert, un escritor bien groso. Cada escritor tiene sus misterios y necesidades.
Me gustó esta entrada tuya, yo sí me siento identificada con algunas partes :)

J&R

Merche Pallarés dijo...

Peliagudo tu post, querido Marcelo. No sé..., creo que un escritor escribe lo que siente y lo que quiere contar sin importarle si lo van a leer o no. Lo difícil es que lo publiquen, claro. Seguro que Cervantes nunca se imaginó, cuando escribió "El Quijote" la repercusión que iba a tener a través de los siglos. Creo que eso es lo que hace grande a un escritor. Escribir lo que le de la gana y sobre lo que le de la gana sin pensar en la "fama" o el "marketing" inmediato. Besotes, M.

Daniel Os dijo...

No podríamos estar más de acuerdo… lástima no haber sido un buen escritor para poder discutirle algo.

Un abrazo,
D.

LA NOVIA dijo...

Estoy de acuerdo con el narrador... Pero son tan pocos los verdaderos escritores que me quedé sin conocer a ninguno...
Ygual gracias, se me aclararon agunos conceptos...

Saluditos

LA NOVIA dijo...

Quise decir "Igual", que conste en actas!!!!!

BLUEKITTY dijo...

Siento disentir con esas palabras, pero no creo que haya fórmulas para ser un buen escritor. De hecho no hay fórmulas para nada en esta vida. Todo puede ser. Y creo que el escritor es sólo aquel para quien escribir es una necesidad, una manera de respirar un poco más profundo.

BLUEKITTY dijo...

Escribir aunque nadie lo lea...escribir porque lo disfrutar. Escribir porque lo necesita. Escribir porque lo hace ser.

Isabel Estercita Lew dijo...

Como los culos no son lo mío, yo abandonaría la escritura por otra cosa más contundente... hoy estoy resutil...

beijoooo

Estercita

Manuel Sánchez Acero dijo...

Marcelo, pues yo sí que comparto en parte las palabras del narrador, porque el buen escritor es el que escribe lo que siente a través de su obra, igual que hace un pintor o un escultor: el arte es una puerta a nuestro mundo interior y solo algunos espectadores saben llegar a él; Las grandes obras de arte, son aquellas que llegan a mucha gente por su gran sentimiento.

Un abrazo enorme,

Manu UC.

Manuel Sánchez Acero dijo...

Marcelo, pues yo sí que comparto en parte las palabras del narrador, porque el buen escritor es el que escribe lo que siente a través de su obra, igual que hace un pintor o un escultor: el arte es una puerta a nuestro mundo interior y solo algunos espectadores saben llegar a él; Las grandes obras de arte, son aquellas que llegan a mucha gente por su gran sentimiento.

Un abrazo enorme,

Manu UC.

soylauraO dijo...

Ay,si ud supiere, soy lector, miraba la biblioteca desde abajo como si fuera el cielo inalcanzable, extendiendo los brazos con las manos abiertas. Aprendí, al menos, dos cosas, los libros son experiencias prestadas de gente que ha "vivido" y se atrevió a contarlas; mi biblioteca es mi bodega, es como el agua.
Lo segundo, al texto soy yo quien le da vida; el autor lo parió como un regalo, pero el lector es quien debe decidir qué hacer con él.
...y, pensándolo bien hay una tercera cosa, amo los textos al sol, los gérmenes de ideas no escritas aún; es decir, valoro escaparme de ellos para amar; la vida está ahí para que ser tomada por sorpresa.
http://enfugayremolino.blogspot.com/

Discapacidad Colombia dijo...

Muy de acuerdo con tu post, siempre que se escriba se expresa lo que queremos expresarle al lector no lo que el lector quiere que le expresemos ante todo el buen escritor es autentico, no le teme a escribir sean cual sean sus pensamientos. Claro esta sin ningún sentido de irrespeto.