martes, 21 de enero de 2014

El tipo del traje





La pizzería Angelin en enero, al lado del horno, está a unos 37 grados más o menos, sin que pueda hacer nada ese tenue ventilador estilo Casablanca. Dicen que estuvo Frank Sinatra pero no es cierto, sí hay una foto firmada por el Maestro, pero eso fue porque le hicieron llegar una pizza del lugar.
Hay que tener valor para comer con este calor al lado del horno, así que me fui lo que se dice en patas.
Sin embargo el caballero que se ubicó al lado mío en el sector “de parado” lucía un tremebundo traje media estación, corbata bien ajustada, camisa manga larga. Como única concesión al clima tenía desabrochados los botones de ambas mangas. Pero comió sin sacarse ni siquiera el saco. Yo, que he pasado por esa contingencia, imaginé que al hombre le tendría que estar transpirando todo el cuerpo. Y cuando digo todo, digo todo, incluso los distritos corporales más ocultos. Eran casi las diez de la noche y adiviné su ocupación. Morocho de bigotes amplios, pulcro. Era chofer de auto de alta gama, y entonces entendí. O creí entender. El tipo está orgulloso de su trabajo y del emblema que lo caracteriza cuando está afuera del vehículo: el traje. No cualquier fercho anda de traje. Para él el traje es el uniforme de un soldado victorioso. El tipo, al decir de Borges, ya sabe quién es, y no lo va a hacer dudar un hornito a 37 grados. Entonces me quedé tranquilo, lo dejé tranquilo a él y me lastré otra de muzza.

5 comentarios:

Bee Borjas dijo...

Como te dije en FB, en estos momentos de "no sé que soy/no me importa/algo esto para zafar, etc. leer esta historia de un tipo común que está orgulloso de quien es y de lo que hace, realmente no tiene precio. Una pintura de lo más bonita de Buenos Aires. Es una bocanada de aire puro en medio de tanto caos. Muy bueno, doc.
Abrazo fortinero!

esteban lob dijo...

Y no cualquiera interpreta los sentimientos de los clientes.

Eso se llama psicología...de pizzería.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Si alguien que probó una pizza que le mandaron, envió una foto autografiada, entonces la pizza debió tener su mérito.

Seguro que está orgulloso de serlo y quiere que los demás lo sepan.

SIL dijo...

Confirmando que, a veces, el hábito hace el monje.


=)


Besos muchos, Marce.

SIL dijo...

Fe de E.:
al monje =)