lunes, 26 de enero de 2009

Procrastinación

En mi barrio hay una viejita con la que me gusta hablar, aunque algunos le escapan porque está medio loca. Y a ella le gusta charlar conmigo porque yo “leo libros” y le cuento las novedades que no salen en la tele.
El otro día le pregunté qué opinaba de la vida después de la muerte. La viejita sonrió. Me contó que un minuto antes de morir todos pasamos por una habitación cuidada por un anciano (más viejito que ella incluso, lo que es mucho decir) El cuarto es pequeño y tiene dos puertas, una de entrada y la otra de salida. Jamás se puede alterar el orden de estas puertas: por una entra la gente, y al viejito le hace mucha gracia los que llegan temblando, temiéndole al infierno por anticipado. También se ríe de los que llegan cantando, en paz, por saberse ganadores del paraíso. A todos ellos el anciano les muestra un cartel pequeño, que está casi al ras del piso de la puerta de salida, la que separa la vida de la muerte y dice:

“Cuando cruces esta puerta, no encontrarás nada, absolutamente nada. Las cuentas que no le pagaste a la vida, impagas quedarán. Lo que no viviste, no podrás vivirlo ya. Y si has sido una buena persona ¡alégrate! Habrá gente que te estará agradecida… pero con ello no has conseguido ningún salvoconducto. No hay tal cielo ni tal infierno. ¡Alégrate de nuevo! La eternidad no era buena, no podría serlo…”

La vieja terminó su historia y yo estaba mudo. Por decir algo balbuceé la palabra “procrastinación” y ella por supuesto que no la conocía. Le dije que otro día volvía y se la explicaba. Es que se me hacía tarde para todo…

26 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Te ha gustado esa palabreja ¿eh? "procrastinación". Es la SEGUNDA entrada que haces sobre el tema... (no es por nada...). Besotes, M.

Selma dijo...

"La procrastinación (del latín: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro) es la acción de postergar actividades o situaciones que uno debe atender, por otras situaciones más irrelevantes y agradables"...

Por eso tenías prisas en irte...Por las segundas....

Un beso, no postergado...

Reina dijo...

Voy a ser sincera: yo no sabía lo signigica (ahora sí, gracias a Selma). Pero me gusta cómo lo cuentas y me gusta la "viejita", y me gusta la palabra viejita porque me imagino cómo la decís vosotros (aquí no suena igual, ni es tan tierna).

Besos

Merche Pallarés dijo...

Debo confesarte que lo de "viejita" me ha gustado mucho. Se ve por lo cariñoso que eres conmigo por ejemplo, que eres una personita maravillosa y respetuosa con la gente mayor. Se agradece, no sabes cuánto se agradece, mi querido Marcelo. Desgraciadamente cuando una se hace mayor nota la diferencia en el trato. Muchos jóvenes te ignoran, te desprecian sin darse cuenta que ellos tambien se harán mayores. Recuerdo cuando era jóven y atractiva, se deshacían en atenciones y requiebros. Tenía que espantar a los moscones a bofetadas... Ahora, en la vejez ¡que te den! Muy injusto mi querido, muy injusto... Pero tu sigue así, cariñoso y atento que seguro que saldrás ganando tarde o temprano, sea en este mundo o en el otro (si es que existe). Muchos besotes, M.

gloria dijo...

¿Cómo que no hay eternidad? ¿No se habrá equivocado tu viejita? Yo que estaba tranquila pensando que si no era ahora, podría ser más adelante... ¡Maldita! ¡Procrastinación, maldita!
Voy a tener que acelerarme, Marcelo, comenzando inmediatamente con mi rodilla izquierda.
Besos de perfume a café recién hecho.

brujaroja dijo...

Ayyyyyyyyy....
cuántas cosas por hacer todavía, cuántas palabras por decir, cuántos besos que aguardan turno, cuánto por saber...

A mí la eternidad tampoco me alcanzaría para todo.

Y tu viejita tiene razón: no hay nada. Y en parte, es un alivio.

Soledad Sánchez M. dijo...

No me extraña la palabrita... Vaya sofocón.
...Y toda la vida preparando el viaje, a ver qué llevamos. Pues no hay aplazamiento que valga: a vivir, que son dos días.
(Yo SI necesito la eternidad, y SI la espero).

Un beso.

Soledad.

esteban lob dijo...

¡Paciencia a todos!

Con seguridad absoluta...tarde o temprano...saldremos de toda duda. (o bien no nos daremos cuenta, si es que después de esta vida no hubiera algo más).

Mariela Torres dijo...

Interesante. No abandones tus conversaciones con ella, a ver si no enteramos si Dios existe.

AlmA :) dijo...

Esa viejecita... sabe mucho... por eso te encanta hablar con ella... ella sabe secretos... empieza a pensar de qué interesante tema váis a hablar otro día...

la imagino: encorvada, pequeñita, con un moño de rosca sujeto con agujas... las arrugas que esconden algo bello de tiempos pasados y ahora... bello de historia....

:* un beso sin demora

Gatadeangora dijo...

El mundo está procrastinado quien lo desprocrastinará,el desprocrastinador que lo desprocrastine buen desprocrastinador será...
Besos

La Gata Coqueta dijo...

Me gusta la historia segun la cuenta la vieja...

Vieja y chocha esta más preparada para el final que muchos vivientes que lo tienen en teoria más lejos.

Si el que no se conforma es que le falta un jueves...

Un abrazo y hasta que nos veamos...

ana. dijo...

Marcelo, escribis precioso y además tenés algo muy particular que te hace diferente: tus textos llevan siempre una cuota de ternura. Un abrazo.

Helena dijo...

Al final todo se reduce a vivir el momento. No le des mas vueltas, es así. Aqui y ahora. No hay nada mas, ni nada menos. Un beso.

olhodopombo dijo...

Isso de acreditar nisto ou naquilo faz o homem mais feliz,
entonces por que não deixa-lo sentir assim a vida e a morte?

begoyrafa dijo...

Te pongo el comentario más tarde. Mejor espero a ver qué opinan otros. O mejor lo dejo para mañana para pensarlo con más detenimiento y así dejarte una reflexión original.
Un abrazo postpuesto
Rafa

Cecilia Alameda Sol dijo...

Circulan por Madrid unos autobuses que dicen que "probablemente dios no existe, deja de preocuparte y disfuta la vida". ¿Ha sido la viejita la que ha contratado la publicidad?

angela dijo...

Marcelo, sigue charlando con la viejecita para ver si algun día te habla de como será el mundo después de 500 años... A mí me apetecía saberlo...y si pudiera venir a ver como es...A ver si te lo cuenta...¡inténtalo!.Un abrazo Angela

Only dijo...

No puedo evitarlo: esa palabra me parece "hododosa", en serio...
no sé si es porque la he visto en muchos blogs y la asocio sin querer al lenguaje superohipermegaciberiano, y acaba por saturarme.Lo cierto es que hoy es uno de esos días es que mandaría todo, o casi todo, a freír buñuelos..y no me siento muy objetiva.


Pero sin embargo, sigue gustándome mucho cómo escribes. Y pareciera que he visto a la viejecita a mi lado :) Estos guiños tuyos al más allá alegran el día..

Un besito, Marcelo

olhodopombo dijo...

Marcelo aqui em Valença a pobreza tem um aspecto diferenciado de Salvador.Aqui não existe morador de rua.
Mas a pobreza esta presente em todo o pais.

SUSANA dijo...

A la procrastinación: "Things that might have been" JLB
A la razonable viejita ”Del Infierno y del Cielo JLB
A Marcelo: Buenisísisisisimo!!!!!

Saludote!

fritus dijo...

como que no hay nada...hay una encantadora putrefacción que nos convierte en humus biologico, y en plantas, y en fotosintesis, en vida...la vida eterna existe, solo que no nos reencarnamos en Brad Pitt, con suerte, nos reencarnamos en una mata de cannabis....

un abrazo procastrinado o como coño se diga...yo también lo dejo todo para mañana...por eso hace tantos días que no vengo, perdoname, man.

out of the mist dijo...

Hola soy nueva en tu blog...me gusta como escribís...y estos días encontré varios blogs masculinos de argentinos, que me parecieron fantásticos como redactan.
Así como en Argentina están las mujeres mas lindas del mundo...podemos decir que están los hombres mas seductores del mundo...que los empiezo a encontrar escrbiendo...exploren eso chicos, porque los seductores están en vía de extinción...por lo menos en el mundo europeo...besos...volveré.

Mari Carmen dijo...

Bueno, algo así pienso yo, Marcelo: con la muerte, se acabó todo. Lo que no se hizo, sin hacer se quedó. Y lo que se hizo, mejor que hiciera bien, por aquello de dejar buen recuerdo en los demás :)

Un abrazo

Arcángel Mirón dijo...

Increíble.
Ahora creo que es así.

Otra cosa: quiero participar en Puedo ser tu padre. Yo miraba Marimar, o María La del Barrio, no me acuerdo, y había una, Soraya, la mala, que cada vez que se cruzaba con Thalía le decía, con su fabulosa voz disfónica: "Vete de aquí, marginal!".
Siempre quise trabajar en una novela para decir eso. Porfis, porfis, porfis!

manu dijo...

listo!! me dedicaré al libertinaje y q viva la pepa se ha dicho!