jueves, 11 de febrero de 2010

La coronación de un tipo cualquiera



Hay veces que la multiplicidad de cámaras orwellianas nos dejan ver maravillas como esta. Espero que no le den una multa por no llevar casco.
¡Salud, Superman anónimo! Seguro que trabajás por menos de lo que valés.

17 comentarios:

Cuspedepita dijo...

Y los idiotas del tren parece que, encima, aún tenían algo que reprocharle...

SIL dijo...

Seguro que trabaja por mucho menos de lo que vale.
(como tantos otros)
Tu perlita es de colección.


Besos, Loco divino.

Merche Pallarés dijo...

¡Genial! Qué Superman de verdad...aunque parece que el del tren le estaba llamando la atención, sí, ¡el muy cretino! Espero que a este héroe le den una medalla, por lo menos. Besotes, M.

miralunas dijo...

gracias por mi sonrisa de ciudadana común.

besos

Candela dijo...

Espero, como bien dices, que encima no le hayan puesto algun tipo de penalizacion... si no llega a ser por el podria haber sido una desgracia bien grande...

Paola dijo...

Si, impresionante lo que hizo este buen hombre. En el límite.
Y el de la camioneta, nada, ni atinó a bajarse, ni veo q aparezca después ¿¿??

Paola dijo...

Me olvidaba: U2, qué placer!

Abril Lech dijo...

Lo vi ayer (al tipo) hablando en América. ara él fue una acción tan natural que no entendía por qué lo aplaudían y felicitaba.

El de la furgoneta...

¿No siente que le debe la vida????

Quidquid dijo...

Hola Marcelo:
Un acto heroico. Suerte que el tio era un peso pesado y pudo con el coche.
Saludos,
Luis

Marcelo dijo...

A mí lo que me llama la atención es que los accidentes reales son distintos a los de Hollywood. Digo: El tren no parece ir tan rápido y el empujón no parece tan salvador. Excepción a este parecer: las torres gemelas. Eso, si hubiera sido una peli, hubiera parecido increíble.

Isabel Estercita Lew dijo...

Uy viste que grosso el gordito, esta mañana creo que lo vi en yahoo, a mí me emocionan estas cosas.
Y después el chabón se festejaba, un grande!!!

Besos

Estercita

marichuy dijo...

Marcelo

Esos seres anónimos que jamás saldrán en un serial yanqui y que, sin ninguna alharaca hacen el bien.
Y claro, jamás los accidentes de la vida real serán como los imagina hollywood

Saludos

Antón de Muros dijo...

¡Increíble, Marcelo!

Muchas veces en un segundo pasan accidentes terribles!

Aleluya por el héroe al que no le afecta la kriptonita ;-)

Abrazo.

Antón.

olhodopombo dijo...

Hum! seu blog esta diferente, bonito.....

esteban lob dijo...

Hola Marcelo:

Concuerdo con los que más arriba opinan acerca de la desidia y mal sentido de gratitud del tipo al que nuestro héroe le salvo la vida, lo mismo que el absurdo de que el conductor del tren le haya llamado la atención.
¡Notable escena!

Un abrazo.

Richard dijo...

Bravoooo!!!!Por ese y tantos héroes y heroínas anónimos/as y solidarios/as Al desagradecido conductor la nada...
Saludos desde la casa de la vecina que nunca más, salió a mirar el tren...

Magah dijo...

Es increible, el tipo reaccionó, solo eso, sin pensar, sin mirar... un genio, y como tal un loco, de esos que quiero.

Abrazos!