martes, 27 de julio de 2010

Menárdez

¿Para cuándo el amor?

Ese de la calle Honduras

El que vence al olvido

Y deja el alma

al revés

//

¡Pobre poeta sin amor!

Tal vez cruzando aquella esquina

Se rinda frente a ti

la suerte esquiva

por una vez

María García Esperón ha vinculado esta poesía con un antiguo texto de Menárdez, sin mi autorización. Y por supuesto que acertó.

¡Gracias María! Por esa lectura y por estas imágenes, que permiten que Menárdez venza al olvido...¡por una vez!

13 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Un poeta sin amor es un desgraciado infinito.
Un pozo seco en medio del desierto.

Saludos.

María García Esperón dijo...

Gracias a ti, Marcelo... por albergar esta versión no autorizada de un poema que, como el amor que evoca, es invencible de olvido.

SUSANA dijo...

María es una hacedora de alegrías. Y muy intuitiva. Es un trabajo precioso, realizado con arte y cariño por partes iguales. Enhorabuena por Menárdez y el refreshing de esas inolvidables letras, Besazos para la geniaza de la multimedia y para Usted.

esteban lob dijo...

Hola Marcelo:
La última vez que mencionaste la calle Honduras en tus escritos, ella me producía sobresaltos en la cercanía del debut de Chile en Sudáfrica.
Con mi deformación deportiva crónica, ahora me parece un recuerdo muy vivo pero con final feliz, por mucho que apenas hayamos ganado 1-0 aquel partido.

Una vez más "cada loco con su tema".

Abrazo.

Merche Pallarés dijo...

He ido al blog de MARÍA GARCÍA ESPERÓN y ¡qué cara más simpática tiene! Además veo que mantiene a tu Menárdez vivo en la memoria de todos. ¡Enhorabuena!
Ahora, el comentario de ESTEBAN LOB me ha hecho mucha gracia... Besotes veraniegos y calenturientos, M. (Sé que estais pasando un frio del carajo... Lo siento).

BLUEKITTY dijo...

Qué lindo che, y poder compartirlo con todos!! =)

miralunas dijo...

sabe qué? Menardez es un irredento vencedor del olvido. ser un buscador lo inolvida.
amén.

besos

SIL dijo...

Tarde o temprano el amor encuentra al poeta, y el poeta vence al olvido.
En la calle Honduras, o dónde menos lo espere.

Ya leí este poema verdad...?
Creo que sí.

Gracias a los dos por traerlo al ruedo.

Beso, que no se olvide.

SIL

Pescadora de Perlas dijo...

Mientras tenga noches y amaneceres nunca le faltará el amor, estoy segura...
Muy buena realización, algún día te voy a pedir permiso para publicarlo en mi blog.

bso

Isabel Estercita Lew dijo...

Las letras del que no tiene el alma al revés, más que poesía ensaya vida ajena

beijos

Estercita

Magah dijo...

Que bueno Marcelo!
Me quedo saboreando alguna posible respuesta!

María Eugenia Mendoza dijo...

Hermoso trabajo que seduce a la memoria.
Un abrazo.

h.j. dijo...

como siempre... sos aire fresco