miércoles, 15 de mayo de 2013

La chica mala y el detective


En las novelas de detectives hay dos clases de chicas. Las chicas buenas o malabuenas, a veces regenerables y a veces no, son una de esas clases. El detective se enamora de ellas y se empeña en salvarlas, generalmente sin importarle quien pagará sus servicios. La historia suele terminar bien. Luego tenemos al grupo de las chicas malas. Están involucradas en el crimen, son rubias, infieles, atractivas pero banales. Se dan cuenta que el detective está bien encaminado en su pesquisa y lo tientan con dinero. Ven que eso no funciona entonces le ofrecen una copa, se cruzan de piernas, lo animan a que pase “algo”. Pero el detective las rechaza, les recrimina su accionar y ellas lo detestan profundamente. Pueden morir antes de terminar la novela, el detective resuelve el caso, tal vez se esfumen o acaben en la cárcel.
Me gustaría que alguna vez fuera distinto. Que el detective, sin desviarse de su principal cometido, le aceptara el dinero a la mala. Y luego no solamente su copa sino también su cuerpo y a la mañana siguiente resolviera el caso, aunque debiera inculparla. Supongo que eso no sucede porque en tal caso el accionar del héroe perdería eficacia moral. Tal vez, pero es un detective, está  al borde del bien y del mal y podría vérselo también alguna vez como el estafador de una estafadora. Finalmente resolverá el caso, ¿quién se puede enojar si retoza un poco con la rubia mala? Pero no, el tipo va por la novela como si fuera un mártir, a lo sumo se quedará un poco con la chica buena o malabuena y nada más…


10 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Por desear que no quede, besos.

Eso es libre, saludos.

SIL dijo...

Habría que ver qué pasa cuando se apagan las cámaras...
Las malas son irresistibles.
Sino, fíjese en Eva, Salomé, Dalila, etc.



Beso, Marce.


SIL


Jo dijo...

un d;ia probar ser la mala de la peli... mejor aun la detective

yo si aceptaria a los malos...

grrrrrr

Jo dijo...

Me gusta cuando reinventas algo y lo recreas con tu estilo....


yo ni en media cuartilla marcelo¡
sos genio¡

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Los superheroes son un tanto distintos, a pesar de que no suelen ser otra cosa que detectives sofisticados. Pueden enamorarse de las malas, a veces hasta el punto de casarse con ellas. Speedy, el ayudante de Green Lantern, se casó con Cheshire, una asesina letal.

Rip Kirby, un detective del comic, tiene una onda romantica con Pagan Lee, una mujer fatal.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Hay una novela donde se acerca a esto, es La maldición de los Dain, de Dashieel Hammet. El detective protagonista, que curiosamente no menciona su nombre, siente atracción por una mujer llamada Aaronia Harldon. Se describe sus labios gruesos y sensuales, su cuerpo esbelto y espigado, su voz musical. Y queda claro que es parte de un complot, bastante asesina. El detective la salva una vez de ser asesinada, calla su participación. Tal vez porque le gusta como mujer.

Otro tema, ¿por que el detective en la pelicula se llama Lew Harper, cuando en las novelas se llama Lew Archer?

BLUEKITTY dijo...

SUMO te lo dice en la rubia tarada. Quizá el detective necesite una chica que lo espere en casa con un té, un libro, una chica distinta a todo ese mundo de engaños y mentiras propios de las novelas con detectives y rubias con labios color fuego pasión a quienes no les importa los códigos de la sociedad, menos los del amor!

BLUEKITTY dijo...

SUMO te lo dice en la rubia tarada. Quizá el detective necesite una chica que lo espere en casa con un té, un libro, una chica distinta a todo ese mundo de engaños y mentiras propios de las novelas con detectives y rubias con labios color fuego pasión a quienes no les importa los códigos de la sociedad, menos los del amor!

esteban lob dijo...

¿Y por qué las chicas "malas", generalmente son muy "buenas"estéticamente?

¿Y por qué siempre son rubias?

Marcelo dijo...

Lew Harper fue una idea de Paul Newman, no recuedo bien por qué, creo que le gustaban los apellidos con H.