jueves, 30 de mayo de 2013

Escuchar a Cortázar


Escuchar a Cortázar es condenarse. Lo repito, para eventuales transeúntes distraídos: escuchar a Cortázar es condenarse. Condenarse a que su voz nos acompañe cada vez que lo leamos. Leer "Torito" es escucharlo leído por él, con sus egues preexistentes a París. Yo, por ejemplo, nunca, pero nunca más, podré leer solamente con los ojos un cuento o una novela de Cortázar. Cada vez que abro Rayuela siento que está él a mi lado, o un poco más atrás, leyéndomela. Hace un instante me dijo: "sentía una especie de ternura rencorosa, algo tan contradictorio que debía ser la verdad misma"  "yo no sé si usted ha tenido alguna vez quince años" "la vida, proxeneta de la muerte, espléndida baraja, tarot de claves olvidadas que unas manos gotosas rebajan a un triste solitario"

Vaya esta advertencia para los que nunca escucharon a Cortázar: si prefieren leerlo en la forma corriente, deben prescindir de su audición sin remordimientos. Porque si le prestan oídos una sola vez,  se los robará para siempre, a modo de condena. Condena que es -parafraseando a Jorge Guillermo Borges- mucho más dichosa que cien absoluciones amargas.




 

14 comentarios:

Anabel Rodríguez dijo...

Hace unos años utilizaron su voz para un anuncio, ¿de relojes? No lo recuerdo bien, lo que sí recuerdo es que aún tengo el deje en la cabeza, que no olvido la voz, ni el tono. Joder, pues vas a tener razón.

SIL dijo...

Nunca había escuchado a Cortázar.

Me allano de buena gana a esa condena.


Le mando un beso, Marcelo.



SIL

Cecy dijo...

♪♪ al corazón, decís vos...

SUREANDO dijo...

¡Genial! Me condenaste, Marcelo.
No lo había escuchado, no, nunca.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Primero, no tengo tan buena opinión de Rayuela como si tengo de otros libros, como Los Reyes. O 62/Modelo para armar, que me parece más logrado. De los cuentos, destacó Bruja, no sólo porque usa dos veces la palabra "demiurgo".
Es cierto que tenía una voz muy especial para leer.

Fernando Terreno dijo...

Marcelo:
Por esta vez no coincidimos. Cortázar lee mal (para mi gusto, por supuesto). Menos mal que se dedicó a la literatura y no a la locución.
Hay un par de locutoras de Radio Nacional que leen maravillosamente. No recuerdo sus nombres, pero una de ellas lee, ocasionalmente, algún cuento en el programa de Larrea. Y el cuento se transforma, se agranda y ocupa todo el espacio.
Betty Elizalde, a la que una vez escuché leyendo "Patrón" de Abelardo Castillo, también lee hermosamente.
Pero a Julito Florencio te lo dejo.

Fernando Terreno dijo...

Marcelo:
Olvidé nombrar a la, para mí, mejor voz que he escuchado: Ingrid Pellicori.
Si me llega a leer "Con esta boca, en este mundo" de Olga Orozco, me derrito para siempre.

enfuga yremolino dijo...

Escuchar a Cortázar, a un hombre, cuya alma fue fotografiada por la tecnología de los oídos. Él se ocupó de dejarnos la manera de expresar sus vivencias. Sí, él nos habla, cada vez.
http://enfugayremolino.blogspot.com.ar/

Marcelo dijo...

Qué buenos comentarios! A las condenadas las dejo cumpliendo condena...

Demiurgo: no sé si notaste que hay como una especie de cordillera en la literatura de Cortázar, y así, si te gusta Rayuela quizás no te gusta el resto de la obra y viceversa, están las fanáticas "rayuelistas" que suspiran con Julio.
El primer equipo incluye a Borges, por cierto. Por mi parte me empezaron gustando los cuentos, y finalmente me atrapó Rayuela. Es cuestión de gustos y eso es materia opinable, pero Rayuela es a Cortázar, creo, lo que la pierna izquierda a Maradona. O no, qué se yo!

Marcelo dijo...

Entiendo lo que me decís, Fernando. Mi padre estudió locución, fue compañero de clases de Betty Elizalde, y lee los cuentos de Borges que es una maravilla. También escuché a la Pelicori, es fantástica. Pero la tentación de escucharlo al tipo de primera mano, como en el caso de Cortázar o Borges me parece una maravilla y un milagro. Interpretaciones al margen. Pero cada uno se toma el vino como más la gusta!
Un abrazo

Marcelo dijo...

Corrijo: a Don JLB no le gustaba Rayuela.

Marcelo dijo...

Me dejaste mudo Laura! (o escuchando a Cortázar como vos decís)

esteban lob dijo...

Me tenté por subir por aquella notable escalera para ir para atrás, impresionado por el decir de Cortázar.

Tuve el debido cuidado con esa mujer, según la postrera recomendación del genio.

இலை Bohemia இலை dijo...

Es un grande!!!!!

Oye que excelente gusto musical, da gusto entrar aquí y que te reciban esas notas...

Me quedo un rato leyendo y disfrutando de la buena música que regalas...