domingo, 9 de noviembre de 2008

Un paseo por La Boca (1) El Puente Avellaneda



Este sábado me fui hasta La Boca detrás de dos símbolos del barrio: el Puente Avellaneda y el pintor Benito Quinquela Martín. ¿Me acompañan a ver sus huellas?



En realidad no es uno sino que son dos los puentes Avellaneda. El primero se empezó a construir en 1.908 y era transbordador. Unía la Capital Federal con la provincia de Buenos Aires, transportando peatones, carros y tranvías. Fue motivo de pinturas de Quinquela Martín, y en 1.940 fue reemplazado por el nuevo puente, que es de tránsito ligero (de este último son las dos fotos de arriba, tomadas durante su construcción en 1.934)



Es posible que justo ahí haya desembarcado Pedro de Mendoza en 1536 realizando la primera fundación de la ciudad. Se ha gestionado
su declaración como patrimonio de la humanidad y por invitación de España, que ha hecho lo mismo con su puente transbordador, el Bilbao-Vizcaya.




El Nicolás Avellaneda está compuesto por una estructura de hierro, construido por partes en Inglaterra, trasladada en barco armada en Buenos Aires. Entre los siglos XIX y XX se construyeron en el mundo, 20 puentes similares en áreas portuarias. De los 20, sólo 8 quedan en pie. De esos 8 sólo el Nicolás Avellaneda, único en América, se encuentra en desuso.




La obra fue inaugurada el 30 de Mayo de 1914 y en 1960 el puente fue desactivado. En 1994, tras haberse ordenado su desarme, los vecinos junto con los legisladores porteños, impidieron su desaparición, reconociendo su importancia patrimonial y emblemática para el barrio.
Era hora de ir hasta lo de don Benito...



21 comentarios:

Marichu dijo...

Gracias por mostrarme Buenos Aires. Besos con fiaca de domingo

Merche Pallarés dijo...

Me he leido tus dos últimos posts de corrido... ¡Me han encantado lo dos! La historia de Martín Quinquela es alucinante. ¡Qué hombre más maravilloso y genial (con sus premios "Tornillo" a los locos. Me ha encantado)! Sus dibujos son preciosos y muy interesante el paseo que nos has brindado por ese puente del precioso Buenos Aires. Gracias querido Marcelo. Besotes, M.

Euphorbia dijo...

Estas construcciones metálicas antiguas son espectaculares, testimonios de una época. No deberían destruirse.
Hace tiempo vi una película preciosa: Luna de Avellaneda, supongo que se trata del mismo barrio. Me imagino que la conoces.
Un beso

Anita dijo...

Gracias por ese trocito de Historia.Precioso el tema musical también.

Muakk.

Helena dijo...

Precioso el paseo y la musica. Un beso.

Juan Luis dijo...

Qué preciosidad de paseo. Esas obras merecen el reconocimiento.

En mi blog tienes una invitación a seguir un meme, por si te apetece.

Un saludo.

SELMA dijo...

Eres un guía sensacional...Da gusto pasear contigo... Y Conocer a Boca.
Acabaremos conociendo perfectamente esta ciudad que te tiene robado el corazón ...
Y las fotos!!!
Cuando te vayas a París no te dejes la cámara...

Otro beso!

angela dijo...

Marcelo, estas estructuras antiguas de hierro me parecen fascinantes son de una época emblemática y Dios quiera que nunca llegue un loco para derribarlo, porque a veces hay políticos que intentan acabar con las huellas de la historia de las ciudades amparándose en la modernidad y en lo indecoroso del pasado. Que tengas una estupenda semana,Un abrazo Angela

gloria dijo...

Lo que daría por verlo de cerca... Tú nos lo acercas como nadie. Gracias Marcelo. Un beso.

TOROSALVAJE dijo...

Un día lo he de ver en directo.

Gracias.

Saludos.

Mariela Torres dijo...

Estuve allí una vez, pero no sabía todas estas cosas. Gracias.

Besos

Marcelo dijo...

Hola Marichu, gracias.
Y un beso con embole de lunes...

Merche: si viviera don Quinquela, etoy seguro que te haría parte de la Orden del Tornillo. Creo que tendrías ese honor, por tu forma de ser.
Y lo que me dijiste de las viejitas en "Vocación"...tenés razón. Por suerte no tenés de qué preocuparte, porque te falta mucho para eso.
Un beso

Euphorbia: efectivamente, Avellaneda está del otro lado del río. Y esa es una gran película, como todas las de Darín, empezando por Nueve reinas, por supuesto.

Me alegro que te hayan gustado Anita!
Un beso

Y a vos también Helena.
Otro beso.

Hola Juan Luis! Ojalá que vaya todo bien en la familia. Y me daré una vuelta por tu blog.
Un abrazo

Gracias Selma! Y claro que llevaré la cámara si tengo la suerte de conocer París. Había un gato en el puente, pero cuando me vio se escapó. Creo que te hubiera gustado de ver a ese mudo testigo de mi historia del sábado.
Un beso

Marcelo dijo...

Hola Angela! En este caso los vecinos se movieron rápido, y aunque no he visto signos de restauración, al menos no lo desarmaron.
Buena semana para vos también!

Gloria: sólo tienes que dar un pasaje ida y vuelta. Venite!
Un beso

Toro: lo mismo que a Gloria. Es más, vengan juntos y paseamos.
Un abrazo!

Mariela: hago en cuentagotas lo que vos hacés todos los días con Rosario...
Un beso!

Bettina dijo...

Hola marcelo, es lindo leerte!
qué tal si nos escribimos leyéndonos? te paso mi msn, bettinahelix@hotmail.com

Solidario Alvo dijo...

Amigo Marcelo. De una vueltita por http://guardiavieja.blogspot.com que hay un obsequio para Ud.

Atentamente,
S.A.

Fran dijo...

Marcelo,

Este puente hermoso y lleno de historia es una cadena de puentes y lugares que has iniciado.

Me ha llegado otra cadena, de parte de unos amigos muy queridos, pero he sido tageada doblemente.
Adivina:.......

Sip, te tageo.

Mañana pasa para que leas en mi post las instrucciones q te dejo.

Me quieres matar?
jajajajajajaj :-o

manu dijo...

buena. no sabía la historia.

sigo.

MaleNa Ezcurra dijo...

Me gusta tu blog, tus posts huelen a Buenos Aires.

Linda historia, es mágico el Puente Avellaneda, un símbolo de nuestra ciudad. Amo a Don Quinquela, sabés cuando hice mi carrera de arte, no lo consideraban, yo moría de pena.

Un sobe Marcelo, lindo martes.


MaLena

La Gata Coqueta dijo...

Y porque los vecinos del puerto se quejaron si no se quedan sin esa estructura que viene a ser unica en AMÉRICA.

Esas son las huellas que les quedan como recurdo a todo el que por alli se pasee.

Un grato saludo desde Madrid para Argentina.

Henrique ANTUNES FERREIRA dijo...

LISBOA + PORTUGAL

¡Hola Marcelo!

Tengo un nuevo concurso en mi www.aminhatravessadoferreira.blogspot.com. Como siempre tiene premios. Así que puedes ganar. Si concurres, ya es medio camino andado. Puedes enviar tus respuestas hasta las 20:00 del viernes, 14. Buena suerte. Y vuelve más veces a visitar mi blog. Muchas gracias
Qjs Abr

hantferreira@gmail.com

Mi blog lo escribo, naturalmente, en portugués. Pero tengo otras en castellano. Los concursos, por supuesto.

Nunca estuvo en Argentina y voy intentar de hacerlo con mi mujer Raquel. Tengo algunos amigos por ahi. El embajador Diego Limeres es uno de ellos y el mejor de todos.

Mi sobrina (también Raquel) estuvo en la estacción argentina de Antartica, pués que es una joven cientista portuguesa y cazó un novio argentino. Buena suerte...

Y, si lo quieres, linka mi blog con lo tuyo. ¡Me encantará!

Hilda Breer dijo...

Bueno,bueno. la última vez que estuve por allá fuen en el año 1976 con mis dos hijos nacidos en Venezuela. Pero en mi juventud, siendo la prometida de José Cafasso, que estuvo activo en política durante el govierno de >Peron,ibamos con mucha frecuencia a La Boca. Recuerdo con cariño y añoranza, todo lo que usted muestra. Con mi novio no llegué a casarme y por razones de trabajo luego me fuí de Argentina. Me encantaría tener entre mis duendes amigos su blog. El que usted decida. Envíeme su http: Muchas Gracias Hilda breer. Mi mail: hilda.breer@yahoo.de