martes, 4 de noviembre de 2008

Una mancha sospechosa

Música para esta entrada: Bob Marley

Me encontraba en la tintorería entregando distraídamente un traje para su limpieza, cuando la encargada me espeta con un tono medio-alto: "...la mancha que tiene el pantalón es de comida, ¿verdad?" Cuando la miro, observo un rictus indescifrable en su rostro, a mitad de camino entre el reclamo y la complicidad.
Pensando en la noche del cumpleaños que estaba llegando no recordaba la mancha en cuestión, por lo cual le dije que me la permitiera ver, y ahí caí en la cuenta. El problema no era la mancha en sí, sino donde estaba ubicada. A mayor abundamiento había una viejita esperando su turno que no le perdía pisada al asunto. De inmediato me di cuenta que lo que la empleada quería descartar era otra cosa, pero no encontró mejor manera de decírmelo que llevando el asunto a la hipótesis de la comida. Ella sólo quería de mi un sí. Eso era todo, si decía sí, el asunto se acababa. Para colmo vino en ese instante a mi memoria una película, no recuerdo cual, donde una chica lleva una pollera manchada a la tintorería, teniendo en claro de qué se trataba pero tratando de eludir a toda costa revelar lo que era, y el tintorero la empieza a interrogar minuciosamente sobre qué podría ser, mientras el local se llenaba de conocidos de la joven. Incluso el tintorero en ese caso le pasó la lengua a la mancha, en su afán de descubrir la sustancia que la ocasionó...
Si decía que sí, que era comida, se acababa el asunto. Yo sabía que la mancha no era lo que ella sospechaba, pero no podía garantizar que sí fuera comida. Y en estos casos yo siempre elijo el camino complicado, de modo tal que le contesté con un lacónico "no sé".
La señorita perdió la compostura, la sonrisa y el aplomo. A todo esto el pantalón seguía sobre el mostrador con la infamante mancha a la vista de todo el mundo, y la viejita que me miraba entre enojada y atemorizada, pero yo me mantuve en mis trece. No sé qué puso la empleada en un papelito donde anotan manchas posibles, pagué la cuenta y me fui, con una mezcla de verguenza y risa.
Cuando volví a buscar el traje, la chica ya no estaba y me fui derecho al pantalón. La mancha había desaparecido. Eso sí, si la mancha hubiera seguido ahí, la lengua no la pasaba ni loco.

30 comentarios:

Helena dijo...

Ay! esas manchas traicioneras en los pantalones, las polleras o el alma...
Que bonito post, me has hecho sonreir mientras recordaba algunas "manchas" de mi propia vida.
Besos.

Anónimo dijo...

Si recuerdo esa pelicula y lo divertido de esa escena me reí mucho!,tambien con tu relato Marce,lo pasé muy bien,gracias por escribir así,siempre es un gusto venir aquí!

ana. dijo...

Que bueno!!!...Me gusta como de algo cotidiano escribiste un relato, casi rozando el suspenso.
Es muy lindo tu blog

m.eugènia creus-piqué dijo...

Pero es una película ?? Yo creí que de verdad te había pasado a tí ! Bien sea como sea la escena es cómica.Chico guapo, yo los cumplí hace solo dos días, los 44 me refiero..

Incombustible dijo...

¡Jajajajaja! Qué bueno...y digo yo, si es que muchos van a esa otra tintorería (la del Vaticano) a lavarse "manchas" que tampoco son de comida ¿Qué extraño puede parecerles y, con ello, hacerse toda una novela por una manchita en un pantalón?

En fin Marcelo, que me ha gustado mucho...y la peli que mencionas no es ésa donde, además, llega el confesor de la chica (o un amigo de sus padres) justo cuando está en la labor de pedir se quite la mancha?

Yo es que no estoy segura pero, no es una con Cameron díaz (no es que importe, pero son de esas cosas que la memoria te recuerda sin saber porqué)

Mi vida en 20 kg. dijo...

Sorry llegue tarde para saludarte por el cumpleaños, estoy de mudanza y recien ahora tengo tiempo de visitar a los amigos.
FELIZ CUMPLEAÑOS!!!
Dime tu cual es la idea de preguntar, que importa si la van a limpiar igual o no?

Bueno un beso grande

Marcelo dijo...

Helena: me gustaron mucho las manchas del alma que mencionás...
Un beso!

Gracias Anónimo! Lo que me está faltando es el nombre de la peli.
Un abrazo

Muchas gracias Ana!

Me pasó a mí Geni! Tal como lo cuento aquí, lo que ocurrió es que me vinoa la mente esa peli...Me estás diciendo que también los cumplis el 3 de noviembre?

Totalmente de acuerdo Incombustible! Y esa es la peli, el confesor también llega. Es una chica estilo Cameron Diaz, pero no estoy seguro si es ella. Cómo diablos se llama la peli?
Un beso

No te preocupes vida!
El asunto es que llegaste. Tenés razón, no sé por qué tanta ciencia con el origen de la mancha...
Un beso

Anita dijo...

Jajajaj, muy buena escena para un cortometraje. ¿Y qué curiosa ella, no? jajja

muakk

Mari Carmen dijo...

Un poquito indiscreta la empleada, ¿no? :) A mí nunca me preguntan de qué puede ser la mancha que hay en la prenda. Creo que les contestaría, con buenas maneras, que a ella no le importa, tan sólo tienen que limpiar y ya está, jajaja.

Un abrazo

Arcángel Mirón dijo...

Le hubieras dicho a la empleada que pase la lengua y se fije.

:)

Caro dijo...

Hola Marce, me rei mucho con este relato. Me encanto.
Recuerdo la escena de la pelicula, buenisima.
La pelicula se llama "La Cosa Mas Dulce" y trabaja Cameron Diaz y la rubia que hacia de hija en casados con hijos.
Te dejo besos y nos estamos viendo
Caro

SELMA dijo...

Muy divertido e incomodo episodio Marcelo...

Esta empleada era muy peliculera... seguro! La que se montó en su cabecita...

Un beso.

siloam dijo...

"...la mancha que tiene el pantalón es de comida, ¿verdad?"
:))))))
excelente!
abrazos

Laura dijo...

Moraleja: no pases la lengua por las manchas para averiguar lo que es. ¡Pasa el dedo y chúpalo depués, hombre!
Un saludo

AriaDna ♥ dijo...

yo le hubiera dicho lo que en ese moemento se te pasó por la cabeza

un beso

Sibyla dijo...

Cuando menos te lo esperas...surgen situaciones bochornosas.
Yo lleve hace dos días el abrigo a la tintorería, y tenía una mancha pero era casi en el bajo, y parecía que se había formado con agua de lluvia barrada. Me dijeron que no me daban garantía de que desaparecieran, yo pagué mi cuenta y todavía no fui a recogerlo...ya veremos?

Un abrazo:

fritus dijo...

Una vez ( 1995) llevé una americana a la tintorería...( no se si en Argentina llamais americana a la clásica chaqueta masculina del traje, espero que sí) ...tenia, en toda la parte dorsal , una mancha de varios colores tan grande como el mapa de Australia...la empeada me hizo esa clásica pregunta de ...¿ de qué(sustancia) es la mancha? ...permanecí mudo unos segundos, y le explique la verdad-...

señorita...Fiestas del Pilar en Zaragoza, ....al tercer porro y noveno gin-tonic perdí la cuenta...doscientas personas bailando compulsivamente en un local demasiado pequeño...me caí de espaldas...y, sinceramente, no estaba en el mejor estado para hacer un análisis de lo que había en el charco del suelo...

a los tres días estaba impecable, la chaqueta digo...yo tardé una semana en recuperarme...y se podía haber ahorrado la puñetera pregunta.

un abrazo

Merche Pallarés dijo...

Me parece que preguntan a raiz del famoso vestido azul de la becaria de Clinton... si no, no entiendo por qué hacen esas preguntas TAN indiscretas... Ahora bien ¿eran de comida? ¿DÓNDE estaba EXACTAMENTE la susodicha mancha? Ésto, querido, no lo has aclarado... (yo era la viejita espiándote...). Besotes, M.

Mariela Torres dijo...

Menos averigua Dios y perdona, dicen, así que, ¿qué importa de qué era la mancha?

Caro dijo...

En la peli son tres amigas, Cameron Diaz, la rubia esta de casados con hijos y una morocha. Esta morocha es la protagonista de la escena de la tintoreria y tambien le ocurre una peculiar situcion con un pircing que se le traba en la garganta....
Besos
Caro

elshowdefusa dijo...

Jajaja. Me encanta, Marcelo. Pero me encanta de una manera como me encantó aquel cuento orínico. No es sólo lo que se cuenta, una historia entre cotidiana y divertida, sino cómo se cuenta, como lo cuentas tú.

Podrías haber dicho que sí pero no sabías a ciencia cierta si era comida, así que dijiste que no sabías. Me encanta el apunte y que a partir de ahí empezaras a imaginar la otra escena de la chica, la tintorería llena de conocidos, la lengua.

Genial esta entrada, Marcelona, de verdad.

Yo una vez casi empiezo a trabajar en una tintorería. Es como otro mundo, ¿eh? Ahí todas saben de manchas, es increíble.

Borrasca dijo...

Marcelo no me digas que esa mancha en cuestión la provocó la Dakini que te regalé de cumpleaños jajajajajajaja

Besos borrascosos y manchados

Marcelo dijo...

Anita: sí, era cuirosamente inquisidora...
Un beso

Hola mari Carmen! el problema es que lo presentan no como una cuestión de curiosidad, sino técnica...Y encima yo venía papando moscas como siempre, me tomó desprevenido.
Un abrazo

Gilda: tu idea es brillante, la aplicaré en la próxima mancha, se encuentre donde se encuentre.

Gracias Caro! Voy a ver si la alquilo para comparar las situaciones...
Un beso!

Sí Selma, así fue. Incómodo, pero divertido...
Un beso

Jajaja! Un abrazo para vos también Siloam!

Laura: la segunda variante, si soy yo quien debe hacerlo, me incomoda un poco. Puestos a escoger, prefiero la primera opción!

Ariadna: es que por mi cabeza pasan muchas cosas a la vez (Sí MAP, me adelanto y le digo a Ariadna que tengo la cabeza grande) Tendría que haberle recordado la película y todo lo demás. Y al fin y al cabo, el "no sè" me pasó por la cebeza!
Un beso

Sibyla: que no te pase lo que a mì. Cuando vuelvas, tené preparadas varias opcines para replicar de inmediato!
Un beso y me alegro de verte por aquì de nuevo.

Fritus: aquí en américa (del sur) le decimos saco, pero te entiendo perfectamente. Desde que leí tu comentario que me estoy riendo. Es que me figuro al joven Fritus muy seriamente explicando semejante locura. Eso era para verlo, y la cara de la empleada ni qué decir...
Me parece que esa historia, arrancando con la fiesta, amerita un lugar en tu "coffee and cigarettes" Definitivamente, sos un capo, man!

Merche, te respondo:
1)no lo sé
2) 2 cm a la izquierda y 3 cm debajo del mellizo izquierdo
Un beso!

Gracias por tu dispensa Mariana!
Un beso

te quedaste maquinando con la peli Caro!! Y que le pasó con el piercing? Contá!!

Fusa, muchas gracia spor tus comentarios, de veras...Y como es que siendo que CASi trabajas enuna tintorería, sabes lo de las manchas? Y me pregunto, el tipo de mancha de mi historia, aparecerá a menudo?
Un beso

Ay Borrasca, me negué a declarar frente a la empleada, no querrás que confiese aquí, verdad?
un beso
PD: muchas gracias por el regalo

Cecilia Alameda Sol dijo...

Yo también he pensado en la becaria de Clinton, que guardó el vestido manchado hasta que le hizo falta sacarlo y lucirlo. ¡Pobre chica, la de la tintorería con clientes como tú!

Anikin dijo...

¡En el tinte son unos cotillas! Pero... Marcelo... ¿la mancha habíamos quedado en que era...? :D
Por cierto, ¡muchas felicidades!
Un beso, y 44 tirones de orejas desde este lado del Atlántico.

Marcelo dijo...

Cecilia! juro que no era ESO! En fin, ya me confundí...
Un beso

Gracias Anikin! Estoy como si me hubiera interrogado la CIA, estoy dispuesto a confesarlo todo, incluso lo que no hice...
Un beso

m.eugènia creus-piqué dijo...

Mi cumpe mi chico guapo es el 22.

Reina dijo...

Jajajaja! Genial

Menos mal que hoy alguien me hace reír!! Me hacía muchísima falta.

Mil gracias y mil besos

Marcelo dijo...

Eso es escorpio chica guapa!
Un beso

Qué bueno reina! y juro que la mancha no...me olvidé

elshowdefusa dijo...

Porque estuve un día de prueba, jajaja. O dos o tres, ya no me acuerdo.