martes, 20 de octubre de 2009

Adioses

Odio las despedidas

Lo mejor es dar la vuelta y ya

En lo posible no ir a la terminal

A la estación

Al aeropuerto

/

Mejor hacerse el duro

A riesgo de una bronca

Que se vaya y listo

Cualquier confesión

Cualquier beso

O un abrazo

no dados antes

/

Son puro cine.



votar

33 comentarios:

Mariela Torres dijo...

Lo mejor de la despedidas es cuando ya pasaron.

Besos.

marichuy dijo...

Marcelo

Auch, son duras. Uno se acobarda; pero cuando las vives, se sufren y disfrutan a partes iguales (¿será porque yo tengo mi cabeza llena de películas?)

Un beso

SIL dijo...

A mí como que me tientan...
Soy novelera...
Cirquera?????
Peliculera????
Pava????
Masoquista.

MUJER,bah.
:)

PECHOCHO, Loco lindo.

Un beso, pero no de despedida ehhh!

Isabel Estercita Lew dijo...

Lo mismo digo, no me copan ni un poco, ni siquiera las mías porque nunca sé si me estoy yendo o estoy volviendo.

Qué dije?

Besos Marce

Estercita

Lena dijo...

Mi vida es una despedida constante.

un beso, Divi.

Merche Pallarés dijo...

¡No me hables de despedidas! Toda mi vida ha sido una serie de ellas... Son muy dolorosas. Besotes, M.

Camille Stein dijo...

mejor mirar hacia el lado contrario, esperando el 'hola' que seguirá al 'adiós'...


un abrazo, Marcelo

Cecy dijo...

Algunas duelen.
Otras tambien.


Besos,

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Puro teatro

Brujaroja dijo...

A mí me gustan las despedidas que son como en la canción de Joe Dassin:

Ton adieu, je n'y crois pas de tout,
c'est un au revoir,
presque un rendez-vous...

Anabel Botella dijo...

Lo mejor de ciertas despedidas son los regresos, los reencuentros íntimos.

Geheugen dijo...

"Dicen que no son tristes las despedidas,
Dile a quien te lo dijo que se despida"
Reza un antiguo refrán.

Es cierto,
Ya no hay tiempo para decir lo que debió haber sido dicho,
ni espacio para lágrima egoísta.
Es el tiempo de ver que tan cierto es que amamos la libertad.
Cuando la respetamos en el otro.

Curioso:
Tampoco yo tolero aeropuertos ni plataformas.
Todo es más difícil para el que se queda.
Porque retiene en derredor aromas, sonidos,imágenes, texturas,
que se estilizan con el tiempo, que se embellecen.
Sabiendo de ante mano que le dolerán mientras estén,
y más le dolerá haberlas olvidado.

Yo dijo...

Así es, confesiones, besos y abrazos tienen su tiempo-espacio.
Quedan escondidos detrás de dureza y bronca, y no conocen la despedida.
Buen trabajo!

América dijo...

Hay despedidas que a tiempo son sabias!

Querido Marcelo vote por tu blog en Bitacoras pero no encuentro el icono para seguirlo,y por supuesto no tienes los respectivos en tus entradas para ir votando por ellas......Fijate que Juan lo tiene....Un beso guapo.

ana. dijo...

yo preferiría que no existieran...son un absurdo, una trampa del destino, casi siempre.

(me acordé de Onetti)

besos

Cristina dijo...

Tal vez coincidiendo con Ud.,y tras una despedida, el judío de su entrada anterior escribió la Proposición XLII "...la melancolía es siempre mala" (Etica, Parte Cuarta, de la Servidumbre humana o de la fuerza de los afectos)

Laura dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Marcelo. Cualquier abrazo o beso no dado antes es puro cine. PEro, ¿qué sería de nosotros sin cine?
Aysss...

¡Un abrazo y un beso dados ahora mismo!

Quidquid dijo...

Hola Marcelo:
Todo cuanto separa es negativo...
Si algo hay que despedir es, todo aquello negativo, que en muchas ocasiones nos inunda...
Acojamos lo positivo y despidamos el resto!
Un cordial saludo,
Luis

Isabel Romana dijo...

Son duras, si. Pero hay que afrontarlas ¿no? Un abrazo, querido amigo.

Mariela Torres dijo...

Voté tu blog en Bitácoras, recién hoy me autorizaron. Vas bien, ya no estás último.

Besos.

Pamela dijo...

Pero cuando soy yo la que me voy quiero que me vayan a decir que me van a extrañar

Magah dijo...

Cualquier beso o abrazo no dado antes, es una pena.
El circo es hacerse el guapo, si duele, duele y se acabó.
También el dolor se acaba, hay que tragar saliva e ir a despedir al que se quiere, darle el abrazo del momento y los que no fueron dados se perdieron.

Desde las antípodas.

MAGAH

PD: Buena música, me gusta.

Magah dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Viviana dijo...

Marce: Esto me hace acordar a la anécdota de una amiga que tiene el novio a unos 500km de distancia. En la primer despedida, en el auge del romance, ella le aclaró: "NI SE TE OCURRA EMPEZAR CON LA CATARATA ROMÁNTICA". La frase quedó fijada. Hay cursilerías innecesarias y dolorosas. En cambio, las cursilerías de los reencuentros...esas son maravillosas. Un beso

Ruyarda K. dijo...

A mí me gustan los besos de cine.

Y que me digan: "siempre nos quedará Tokio".

Ruyarda K. dijo...

O Siberia...Siempre nos quedará Siberia.

maracuyá dijo...

Perfecta poesía imperfecta....pero yo soy de las que elijo sonreír en el andén, hasta que ya no se ve más la mano en la ventanilla...después viene la inundación.

Besos

PD: condena al DT y a los ositos cariñosos!!!

Tumulario dijo...

Yo también las odio, por eso nunca me despido, me despiden.

Un abrazo desde el túmulo.

Richard dijo...

En las despedidas no hablo, solo miro al que se va.. o me voy
La poesía excelente sintésis de un
momento...pero la foto con ese cartel de la película de Passolini me tiró al centro mismo de los esntimientos ...Qué lo parió!
Salutti de un pajarraco

miralunas dijo...

a mi definitivamente no me gustan las despedidas.
pero no quiero perderme besos, confesiones y abrazos; asíque no le doy ese changüí a las despedidas.
ni ahí!


(nada puedo pedir?)

Fero dijo...

... y el árbol??
se ha ido sin decir nada.


saludos.

elshowdefusa dijo...

Me gusta este poema. Deja ver muchas cosas. Además me gusta mucho la expresión "y ya". Se la oigo/leo mucho a una persona a la que quiero/admiro.
Me gusta eso de hacerse el duro, pero de reconocer que uno se hace el duro... negando, por tanto, que lo sea.
Me gusta porque es un acto de humildad, de sinceridad.
Me gustan también las fotos.

(A propósito de tu título...
http://www.bubok.com/libros/14619/Adioses)

Un abrazo, M.

Lisa dijo...

Preferia não ter que despedir...
Mas se isto não é possível, fazer o quê?
Quem sabe um telefonema do aeroporto?