domingo, 25 de octubre de 2009

Enrique Suárez, boxeador (mi tío)

En realidad era el tío de mi viejo. Pero yo lo alcancé a conocer de niño. Lo recuerdo siempre con una sonrisa. Y eso que la vida lo había golpeado, por dentro y por fuera. No tengo muy en claro su trayectoria. Pero sí que boxeó en la provincia de Buenos Aires. Y que una vez en Junín iba muy bien para clasificarse como boxeador olímpico, pero desde Buenos Aires bajó la orden de que él esa pelea no la iba a hacer. Y se clasificó el otro. Ayer anduve indagando un poco, y los veteranos de la familia me dijeron que fue de la generación de Firpo, el Toro Salvaje de las Pampas. Que lo conoció. Y es posible porque el Toro era de Junín, y mi familia de Lincoln, que está cerca.

Pero me interesa contarles otra cosa de mi tío. Ya con setenta años, iba en un colectivo (ómnibus) y el chofer no le paró a una embarazada. Y el tío le protestó. Y siguió protestando al bajar. Y el colectivero lo empezó a insultar (le dijo algo así como “viejo de mierda”) y mi tío le dijo que lo esperaba abajo. El chofer, de unos treinta años, descendió a pelearlo al viejo.

- Cuando vi como caminaba me di cuenta que no había peleado nunca…

El “viejo de mierda” lo mandó debajo de las ruedas con un cross de derecha y terminó el combate. Llegó la policía y todo el mundo a declarar.

Esa es la pelea que más me gustó de Enrique Suárez, boxeador. Mi tío.

17 comentarios:

Lena dijo...

Y a mí que no me gustaba el boxeo.

Hasta hoy.

Que leí esto.

Ya tengo boxeador favotito.

1000 x 1000 x 1000 besos, Dv.

Lena dijo...

favotito significa 1000 x 1000 x 1000 favorito.

jajajajajajajajajajajaja

Cristina dijo...

Tras el golpe bajo del colectivero, nocaut al destrato en el cuadrilátero de la Terminal.
Un peso tierno, su tío Enrique.
Medalla olímpica a su caballerosidad!

ANABEL dijo...

Y a mí también me gustó tu tio. Me encantó.
Besos

Magah dijo...

Por pelearle a un viejo mereció también una breve aplastada con su propio colectivo.

Lindo relato.

Selma dijo...

Hermosa historia, quien tuvo, retuvo..
Un abrazo.

esteban lob dijo...

Le valió la pena al tío ser boxeador.

Viva ¡el justiciero!

Merche Pallarés dijo...

¡¡Se llamába igual que mi TORO SALVAJE!! No lo puedo creer... Besotes boxeadores, M.

La Gata Coqueta dijo...

Realizo el mejor y más correcto de los combates...

Eso por ser un viejo de mierda...

Algo que nunca superaré y me pregundo los chulos de m... cuando pliegen como van a estar...

Donde se van a esconder...

Un abrazo de afectoa

Feliz comienzo de semana Marcelo.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Se lo ganó a pulso el tipo. Esos tipejos que se creen por encima de viejos, mujeres, débiles, se merecen un escarmiento

Isabel Estercita Lew dijo...

Tu tío, un gentleman. Bien por ese cross, auque sea de derecha :)

Besotes

Estercita

ALE. dijo...

¡Cuántos Enrique Suárez harían falta por las calles, no por la piña(que aplaudo) por la dignidad!!!

Richard dijo...

Yo no solo le llenaba la cara de dedos... además me llevaba el bondi y no le cobraba el pasaje a nadie...

Saludos de un amateur de las ligas inferiores a un maestro de las ligas
mayores

SIL dijo...

Leo, leo y sonrío,
y le cuento que su tío
sin dudas, todo un caballero,
muy bien trompeado el colectivero !

Placer pasar por aquí, Loco lindo.

Anikin dijo...

Si es que los combates más bellos no se hacen por dinero o por fama... se hacen por principios.

Olé a tu tío.

Un beso

Anikin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anikin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.