sábado, 23 de enero de 2010

Acto reflejo

La vida a veces te acaricia
Aunque no estés preparado
Por los golpes que acostumbran.

Entonces el acto reflejo
De subir la guardia
Te priva de un beso

O una caricia que
La vida te da
Sin avisarte, sin dolor

Sin lágrimas
En esos casos lo mejor
Es bajar los brazos

Desarmate sin temor
¡Sé valiente!
Y dejate tratar bien

Por la vida.

26 comentarios:

Camille Stein dijo...

por la vida, Marcelo...

sin armas y adelante, siempre


un abrazo

ana. dijo...

"De vez en cuando la vida.." claro que tenemos, más que bajarlos, abrir los brazos en intención de abrazo, aunque duela el corazón del último golpe.
Siempre es mejor creer.

Que lindo post, Marcelo. Gracias!

salustiana la porquera dijo...

Bonitas palabras pero, a medida que nos hacemos viejos, es dificil bajar la guardia. Uno no espera tanto los besos y si las hostias, asi que mejor permanecer en guardia. Cuestión de supervivencia, no recibirás besos pero te librarás de algún que otro golpe. Que ya no está el alma para trotes, buen hombre.
saludos de mis puercos

Geheugen dijo...

Y por si tus palabras no alcanzaban
suena de fondo, al frente, “Braveheart”

El amor es un regalo, no se anuncia para pedirnos cita
y se presenta así, sin avisar siquiera.
Y quién tiene el coraje ama,
y el que no se quedará mirando
“la ñata contra el vidrio”

Contestando a un comentario hoy me acordé de una canción:
“Merecer la vida es erguirse vertical
más allá del mal, de las caídas...
Es igual que darle a la verdad
y a nuestra propia libertad
la bienvenida!
Eso de durar y transcurrir
no nos da derecho a presumir
porque no es lo mismo que vivir
honrar la vida!”
(Eladia Blazquez)

(Porque parece que lo de ser valiente fue materia de estudio en estos días.)

Por tu pasión poeta,
que es pasión por la vida
y por ese regalo de mantenernos atentos
para no dejar pasar lo que nos prodiga.

GRACIAS MARCELO
Leerte es entenderme muchas veces.

P.D: Toca renovar eco... que alegría

SIL dijo...

De vez en cuando,
es bueno bajar los brazos...


GRACIAS por tu poesía im-perfecta,
LOCO DIVINO.



SIL

Mariela Torres dijo...

Claro que sí, a veces es mejor bajar los brazos, hacer la plancha y la vida te trata mejor, aunque más no sea porque la desairaste.

Besos.

Merche Pallarés dijo...

¡Hola querido Marcelo! He venido a visitarte y he leido algunos de tus posts... ¡Qué atracón me he pegado, Jozú! Menos mal que este poema, aparte de bello, es cortito. Nunca hay que cerrarse al amor, aunque se sufra que, al fin y al cabo, tambien tiene su "aquel"... ¿No crees? Besotes, M.

Helena dijo...

esa es para mi la mejor definición de la valentia ¡atreverse! a pesar de conocer el riesgo. Un besazo Marcelo.

Quidquid dijo...

Hola Marcelo:
Buen fin de semana!
Saludos cordiales,
Luis

marichuy dijo...

En México hay un refrán que dice más o menos: "los golpes engríen"; es decir, uno se encariña con la mala vida. Seguro por eso, resulta difícil ya no acostumbrarse, sino simplemente creerse las esporádicas caricias de esta.

Un beso

Adrianina dijo...

El paso de los años te enseñan la lección.

Bsos Marcelo.

Paola dijo...

Me gustó! Uno se acostumbra a estar en guardia, seguramente xq antes lo tomaron desprevenido...y desastre. Pero el estado de defensa no puede ser eterno y la vida tiene mucho para darnos si le abrimos la puerta! besos.

Gala dijo...

Sabias palabras.
En ocasiones son tantas las veces que nuestro rostro recibe solo bofetadas que olvida el calor de una caricia.
Pongamos en practica tu consejo y dejemonos acariciar.

Muchos besos

miralunas dijo...

escuche, yo soy una de esos que nunca está en guardia.
y sabe qué? no perderse ese beso o esa caricia, o esas sábanas, justifica todos los raspones, las trompadas, las sangraduras en el superpectoralcentral, los tropezones...

asi que cuando quiera, lo invito a dar una vuelta por la cornisa..., o usté porqué cree que son tan felices los gorriones?

TORO SALVAJE dijo...

Ya, pero ir sin guardia te puede dejar KO.

Saludos.

María Eugenia Mendoza dijo...

Todo sea por la vida, por una caricia, por un te quiero.
Ojalá hayas bajado los brazos y recibas mi abrazo.

Viviana dijo...

Ay! Marce. Hace tanto que no bajo los brazos. Es que estoy tan cascoteada!
Me quedo pensando...
Un abrazo

Ana dijo...

Muy rara vez
Acaece y
Resentidos recibimos
Ciertamente turbados
Envuelto en beso o mimos
Liviano homenaje que
Objetar no cabe.

jaja

Me gusta cuando eres poeta.
"Entonces el acto reflejo
De subir la guardia
Te priva de un beso"
Me voy a anotar esta, con tu permiso.

Marcela dijo...

Es tan triste andar siempre a la defensiva...
Beso.

gloria dijo...

Tampoco es fácil ir demasiado desarmado, ¿no crees? Eso sí, lo prefiero, pese al dolor... lo prefiero...
Besos, M.

Laura dijo...

Intenté desarmarme y resultó que tenía muchas más armas de las que necesitaba y creía tener. Todo era preventivo, pues nunca tuve que usarlas en realidad...
¡Y la de años que me he pasado criticando a Bush por lo mismo!

Un saludo

Isabel Estercita Lew dijo...

Me duele la cara de ser valiente

Beijos Marce

Estercita

ANABEL dijo...

Muy bonito poema. La prevención no interesa muchas veces.
Besitos a ti y a quien desarmó al poeta

Blackberry dijo...

Marcelo, tus palabras sencillas pero sabias siempre consiguen hacerme reflexionar y hoy, junto con la música que cuidadosamente has seleccionado para que las acompañe, me han desarmado.
Es cierto, últimamente ando más a la defensiva que de normal... y ni con un beso consigo bajar los brazos...
Qué pena vivir protegiéndonos de los demás!

Gracias. Por la vida.

Erica dijo...

Qué lindas palabras...
"Dejarse tratar bien". Es algo que uno se debe permitir. Y a disfrutar!!

Saludos

virginia pinon dijo...

Hermosa!!!!en este momento de mi vida, palabras como estas realmente me mueven..