miércoles, 27 de enero de 2010

Precuela: Jorge Luis Oliverio Recúpero y Briones, Capitán de Marina y Padre del Último Poeta Maldito y Único Argentino

Si queremos descubrir la verdadera naturaleza psicológica de Francis Oliverio Recúpero, resulta de capital importancia indagar en la tortuosa relación que mantuvo con su padre. En efecto, los violentos cambios de humor del Último Poeta Maldito y Único Argentino, sus ataques de ira, su archiconocida hipocondría e incluso su enrevesada vinculación con las mujeres, pudieron estar marcados a fuego por el influjo del excéntrico Jorge Luis Oliverio Recúpero y Briones, Capitán de la Marina, bon vivant, políglota, jugador profesional, seductor y en ruina económica al momento en que se perdió todo rastro de él.
Según el biógrafo recuperano Edwin Williamson, hubo un episodio que transformó totalmente la vida del joven Francis Oliverio, para desgracia de él y fortuna de quienes lo admiramos, donde la relación padre-hijo se deterioró irremediablemente y para siempre: fue a bordo del “Bremen”, buque alemán de pasajeros que unía a Argentina con Francia y a cuyo mando se encontraba el Capitán Recúpero (1)
En épocas de preguerra la ilustre y argentina familia Ocampo viajaba con destino final París (incluidas las vacas lecheras para los desayunos de las niñas durante la travesía) Por supuesto que iba también la hermosa e inteligente Victoria, quien de inmediato fue advertida por el corazón del joven Francis Oliverio, invitado de su padre en aquel viaje. Difícil era en aquellos tiempos superar el mero contacto visual con una joven criolla y aristócrata como la Ocampo, rodeada de institutrices y personal de servicio con encargo expreso de Don Manuel –el patriarca de la familia- de no consentirle diálogo alguno con personas del sexo opuesto (al de Victoria) Sin embargo el joven Recúpero se las ingenió, deslizándose por tuberías unas veces, descolgándose sobre resbalosos ojos de buey otras, para hacerle llegar a su repentina amada algunas letras que la musa victoriana le había inspirado, para su deleite (de ella) y alegría inmensa (de él)
Enterado de los intentos de su hijo, el Capitán Recúpero se opuso terminantemente a dicha relación al susurro de "¡no te conviene!" "¡no te conviene!" lo cual apocó más de lo habitual al joven Francis Oliverio. Eran tiempos de explicaciones escasas, y si su padre no veía con buenos ojos la posible relación con la joven millonaria, no había mucho que hacer al respecto. Cavilaba el bardo por estribor cuando escuchó la sonora voz de su padre recitando un párrafo de sus épocas de presentador de orquestas tangueras que decía:

Vayan parando el chamuyo
Y poniendo mucha atención
Llega el tango compadrón
Compadrón y acompasado
Con el ritmo bien marcado
De Carlos Hugo Picado



Claramente entendió Recúpero que el Capitán estaba seduciendo a alguna dama, porque ese era su caballito de batalla para tales menesteres. En silencio se acercó hasta el puente y… ¡oh tragedia! el público que escuchaba atentamente y bebía champagne estaba conformado por Victoria, sus hermanas, Mademoiselle Alexandrine Bonnemaison y Miss Kate Ellis (profesoras de francés e inglés respectivamente (2)) El daño estaba hecho. No dio posibilidad el joven Francis de evacuar las explicaciones que seguramente tendría su padre sobre la destinataria de sus coplas: obedeciendo a un loco impulso nuestro poeta se arrojó por la borda del "Bremen" (3)
Muchísimos años después encontramos a Recúpero en la selva misionera, escribiendo y realizando sus diarias tareas artesanales. Ya se acerca su amada india Jéssica cantando en el bote, escucha que le dice Rehóta kokúepe térâ remba’apóta ógape ko’êro aháta Rosariope y su corazón se ilumina (5) En ese instante una voz que no parece de este mundo pero que a la vez le resulta conocida le susurra....
¡no te conviene! ¡no te conviene!
//
Exordio demorado
Preguntas retóricas
¿ Por qué se esconde Francis Oliverio Recúpero, el Último Poeta Maldito y Único Argentino ? O mejor dicho... ¿de qué se esconde? ¿Cuánto influyó en su obra literaria este desgraciado episodio a bordo del Bremen? ¿Qué sucedió con el Capitán Jorge Luis Oliverio Recúpero y Briones? ¿Por este disgusto desapareció de la faz de la tierra? ¿O el Capitán se tomó el buque escapando de sus cuantiosos acreedores? ¿Por qué en su Autobiografía Victoria Ocampo no hace referencia alguna al affair que tuvo con uno o con dos Recúperos? ¿Por qué sus biógrafos tampoco dicen nada al respecto? En La Menor Idea intentaremos develar uno a uno todos estos misterios. Pero no hoy.

(1) Resulta inexplicable que un barco de bandera alemana estuviera a cargo de un argentino. No para el Almirante Julius Jürgen Nelson, historiador y acupunturista, quien lo atribuye a la extrema pericia marítima del Cap. Recúpero, la que era reconocida en los siete mares del orbe. Otros, más capciosos, consideran que era tal el estado de zozobra económica en que se encontraba la Alemania pre hitleriana que cualquiera con una carretilla de marcos se quedaba con cualquier cosa, incluso la capitanía de un barco como el "Bremen"
(2) El "respectivamente", aclaratorio de que Mademoiselle Alexandrine Bonnemaison era la profesora de francés y Miss Kate Ellis la de inglés es claramente sobreabundante
(3) el impulso fue loco pero no zonzo, porque Recúpero se arrojó al mar cuatro días y dieciséis horas más tarde de ocurrido el nefasto descubrimiento. En efecto, se cercioró de que el buque ya estuviera entrando al puerto de París. (4) Cuando avistó la Torre Eiffel en un mar pletórico de gaviotas, se tiró al mar y nunca más vio a su padre ni supo de él.
(4) en ocasión de un reportaje que le efectuara a Recúpero Soler Serrano en su programa "A fondo", el periodista español le hizo notar a nuestro vate que París no tiene puerto marítimo, lo cual provocó la ya legendaria ira recuperana. Francis Oliverio abandonó el estudio televisivo diciendo ¡mi verdad es poética, no geográfica!
(5) En guaraní: Irás a la chacra o trabajarás en casa? Mañana viajo a Rosario



Foto 1: Jorge Luis Oliverio Recúpero y Briones, Capitán de la Marina, bon vivant, políglota, jugador profesional, seductor y en ruina económica al momento en que se le perdió todo rastro
Foto 2: Victoria Ocampo
Foto 3: Jéssica, india guaraní. Amante part time de Francis Oliverio Recúpero

24 comentarios:

MartinAngelair dijo...

Qué dificil es leerte,...

...y qué bonitas las acuarelas.





Buenos días siempre Marcelo.



Besos en tu casa.

Francis Oliverio Recúpero dijo...

MartinAngelair
Es la primera noticia que tienes de mi exustencia. La saga completa de mi vida la puedes encontrar en www.francisoliveriorecupero.blogspot.com, de atrás para delante como en todos los blogs. A modo de bienvenida te dejo uno de mis poemas más famosos:



“Sobre los faunos del mal

la luminosa espera

del vino malhadado.

//

En Casa Elena

Estábamos con Georgie

Ella me vio

Luego nos saludamos

//

La acompañé detrás de una cortina obscura

Con falsos gemidos copulamos

//

Testigo mudo

Del pago de ese amor

//

Fue un salero andaluz

Arábigo y callado”

//


Coro de Ninfas:


Si llegare la muerte en este instante…

¡Feliz la acepta!

Es que la vida

¡todo se lo ha dado!



Un saludo!

MartinAngelair dijo...

Qué dificil es leer sin nombres ni dirección,...


...qué bonita es la acuarela,...en singular.




Muchos besos en tu casa Marcelo.

Merche Pallarés dijo...

Bueno, bueno, ¡qué historia! Ahora, el padre capitán del Bremen ¡un cabroncín de mucho cuidado! Veo que las historias de Recúpero dan mucho de sí... Besotes recuperianos, M.

ANABEL dijo...

¡Ay, ay, ay!. Esto es demasiado. Me va a dar algo. Quedo esperando que surja la figura de la mamá de Recúpero, no me lo vayas a dejar huérfano de cariño maternal como una princesa Disney. He disfrutado mucho leyendo, me he reído un montón. Besos y cuidado con no caerse en el puerto marítimo de Paris, seguro que hace daño. ¡Ja,ja,ja! Me lo imagino gritando ¡Mi verdad es poética, no geográfica!. Demasiado.
Besos

SUSANA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lena dijo...

Y es que las verdades poéticas siempre anulan a las verdades geográficas.

Y no sobreabundo más, que ya tu sabes y ya yo sé.

Besos, besos, CH P.

(Y risas mudas, que estoy en la Biblioteca y no sabes lo que me ha costado contenerme...eso me pasa siempre contigo...ay las risas!!!!)

Jorgelina Luisa Recuperada Bonnemaison dijo...

Mamá me contó que una noche de luna,tras una larga jornada pedagógica con las niñas Ocampo, tomó una copa en la cubierta del Braman, y al retirarse dejó la propina de estilo. El Capitán Jorge Luis Oliverio Recúpero y Briones, notando que ella no había respetado el laudo gastronómico acordado con el armador Luis Barrionuevo y Moyano, a viva voz le lanzó el siguiente improperio:
"Che, madam, que parlás en francés
y tirás el dinero a dos manos,
que cenás con champan bien frappé
y en el tango enredas tu ilusión."
Como ella parecería muy decente y muy docente, pero en el fondo era Muñeca Brava, lo empujó a su camarote y tras hacer su descargo (que le llevó toda esa noche ardiente) lo despidió, cantando:
"Je ne viens pas avec un tango, pleureur/
J'ai besoin de rythme , ajá", todo mientras se contoneaba al ritmo de la lambada.
La frase de mamá ha pasado a la posteridad como un verso de "Tango Llorón", hit de Patito Feo, que en traducción libre expresa:
"No me vengas con un tango, llorón,
que yo necesito ritmo, ahá"
Si bien mamá nunca reveló mi origen, cada tanto me decía cariñosamente "sos navegante, como tu padre" o "vos andás siempre al garete, como tu hermano".
Uniéndola a los indicios de mis sugestivos nombres, su precuela acaba de confirmar mi identidad.¡No sabe cómo se lo agradezco!
Parto ya para la selva, a buscar a mi hermano Francis Oliverio.
La que no sé si me va a caer bien ,es mi cuñada.

SUSANA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SUSANA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorgelina Luisa Recuperada Bonnemaison dijo...

Susana:

El armador de buques Luis Barrionuevo y Moyano tuvo una nutrida descendencia.Dos de sus bisnietos le salieron buenos armadores, pero cambiaron de rubro: se dedicaron a navegar los mares de la política vernácula agarrados del timón sindical. A pesar de su discurso en contra de la oligarquía, Luisito y Huguito, igual que su antepasado, hicieron sociedad con la aristocracia local ( precisamente con los barones del conurbano, le suenan?).

Mariela Torres dijo...

Otra historia que nadie nos cuenta, menos mal que estás vos, Marcelo, sino no, nosotros nos quedamos en ayunas,y sin vacas.

Saludos.

Marcela dijo...

De ahora en más me considero seguidora fiel de Francis Oliverio Recúpero. Es indudable que las vicisitudes pasadas con su padre son las que marcaron la, sin dudas (aunque aún desconocida para mí), gran obra poética del Ultimo Poeta Maldito y Único Argentino. Muy inteligente la decisión de esperar estar cerca de París antes de arrojarse del barco. Y las verdades poéticas son totalmente aceptables.

SIL dijo...

Capitán Jorge Luis Oliverio Recúpero y Briones (qué tul??)

Genial...
Más que bueno!

Me despatarró el punto 5)

Y Jéssica parece María Vázquez tuneada.

Las cosas que uno viene a descubrir en este blog, y las que iremos a saber...
PERO NO HOY.

Tu precuela está más buena que la de STAR WARS !!!!!!
(suena tautológico pero te juro que no te miento)

Besoooo, loco divino.


SIL

Quidquid dijo...

Hola Marcelo:
Cordiales saludos,
Luis

SUSANA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maddi Cofasso. dijo...

que groso Marce
me interesó en algunas cuestiones..

saludossss

SBM dijo...

Gracias a tu pericia voy componiendo una imagen mental del genial Recúpero, me adentro en su psiquis, me sumergo en su ego incalificable.

Permitáme que lo califique de POETA UNIVERSAL, así, con mayúsculas.

No obstante, me asalta una duda que llena de zozobra mi ánimo.

¿El buque estaba atracado?, entonces EL POETA dió con su entonces joven cuerpo en la dura piedra del muelle, ¿quedó entonces alguna cicatriz o secuela (además de la emocional) de la que tuvo que ser sin duda una dura caída?.

¿O por el contrario el desgraciado incidente ocurrió durante de travesía?, entonces de qué forma las frías aguas del PACÍFICO (1) recibieron al POETA.

(1) No me imagino más trayectoria desde Argentina hasta Francia que la ruta pacífica. La atlántica es muy sosa.

En fin, dejemos estas cuestiones para los expertos... no haré conjeturas. Al admirador sólo le toca sufrir.

miralunas dijo...

siempre que entro a su salón de comentarios, arrebolada de placer porque el gozo de leerlo, me encuentro con una vernissage que me atribula con tanto conocimiento de una y otra cosa.
soy la admiradora que sufre, como expresa el que me precede.

y suspira de envidia: esa frase "mi verdad es poética, no geográfica!" es, a todo evento, in su pe ra ble.

y el descubrimiento de jessica y sus decires, añamembuy yaguà!

miralunas dijo...

por otra parte, esas sorprendentes visitas de la hermana putativa o lo que sea de Recúpero y la historiadora o lo que sea Basquet, mecachendié!

usté es casi maradó!

esteban lob dijo...

Hola Marcelo:

Eso de "amante part time" es muy decidor.
En otro tema, ya llegará también el día en que un barco argentino sea conducido por un alemán. Aunque ello sea solamente una realidad poética.

Un abrazo y buen fin de semana...ya sin Waldo con la V.

Pamela dijo...

¿De dónde sacas tanta locura hermosa? No puedo borrarme la sonrisa de la cara! Besos

maracuyá dijo...

jajajá...bueno, viendo las fotos de las féminas, y aunque la Ocampo era muy bonita, me parece que en la selva y a estas alturas, Jéssica se ve irresitible.

Anduvo por Rosario la guaraní??? Estará todavía??? quizás la encuentre y pueda sacarle alguna información. La buscaré...pero no hoy

Besotes

Anónimo dijo...

Gracias intiresnuyu iformatsiyu