martes, 19 de enero de 2010

Los 10 Mandamientos Blogueros: La Reforma


Estimados amigos y amigas, he meditado largamente durante mis vacaciones sobre los siguientes temas del planeta blog:
¿de dónde venimos?
¿hacia dónde vamos?
¿en dónde estamos?
¿qué hora es?
¿hay vida más allá del mundo blog? ¿Es más linda?
¿Las personas que conocemos por este medio y que nunca veremos, ¿son amigos o “ciber” amigos? ¿Qué sería entonces un ciber amigo?
¿le debemos visita diaria a su blog con comentario positivo incluido?
Si la entrada que estamos leyendo no nos gusta, ¿debemos decirlo? ¿Aunque sea un cuestionamiento estético? ¿No debemos decir nada? ¿O debemos decir como ocurre en el 99% de los casos que la entrada es maravillosa?
¿Un blog es exitoso por el alto número de comentarios o por sus contenidos? ¿En el caso de un blog exitoso, tenemos derecho a indicarle caminos a su propietario por el hecho de leerlo “de la primera hora”?
¿Por qué cuando un bloguero comenta menos a otro, éste a su vez hace lo mismo con quien dejó de comentarle, en una especie del Ley del Talión virtual? ¿Somos capaces de comentar un blog cuyo propietario no nos comenta jamás?
¿Podemos querer a algún bloguero sin que eso implique decirle que es maravilloso su trabajo?
¿Debemos apoyar con entusiasmo y contrición la lucha contra la desaparición de los líquenes acristalados en Malawi como si nos fuera la vida en ello, o debemos decir “no cuentes conmigo”? ¿o no debemos decir nada, o lo que es peor, hacer como que sí nos interesa?

Siendo que tengo unas 25 obligaciones previas antes de sentarme frente al ordenador, quería sincerarme con algunas que tengo dando vueltas y disfrutar del momento en que busco algo. Por ello decidí compartir estas cuestiones con ustedes para intentar cambiarlas, a modo de un Martín Lutero bloguero, o un Martín Pescador, o un Martín Palermo, o un San Martín. Las resumo en 10 mandamientos, así no sólo me persiguen los protestantes sino también los católicos y los judíos. Si deciden mandarme a la hoguera asumiré el riesgo. Al fin y al cabo la muerte en este medio que tanto queremos no es por el fuego sino por… ¡la falta de comentarios!



1) Amarás los blogs que te hacen pensar, reír y emocionar por sobre todas las cosas
2) No comentarás en vano aunque el comentado te haya hecho un comentario elogioso, te lo exija a punta de pistola, te pregunte qué te pasa, quien te crees que eres o deje de comentarte a ti. Incluso si eso te reduce a recibir 0 comentarios en tu magna obra bloguera
3) Santificarás la fiesta de la honestidad, propia y ajena

4) Honrarás el talento cuando lo veas en Internet. Lo deberás hacer sin recelos, envidias ni estrecheces de concepto.

5) No matarás a los blogueros pesados, aunque lo desees fervientemente.

6) No cometerás el impuro acto de continuar visitando un blog que no te gusta o dejó de gustarte. No es causal de suicidio del dueño del blog.

7) No robarás ideas de otros blogueros ni de otros autores en general (para algo se inventó la cita, que no es otra cosa que un plagio legal)
8) No levantarás falso testimonio ni mentirás sobre lo mucho que quieres a tu nuevo amigo bloguero y que son amiguísimos, etc, cuando bien sabes que en 3 meses probablemente lo olvidarás para siempre
9) No leerás más blogs que libros.
10) No codiciarás los post ajenos.

Como hay que predicar con el ejemplo, ¡estoy dispuesto a recibir el silencio perpetuo al que pueda quedar condenado a partir de ahora!

74 comentarios:

Lena dijo...

Iba a contestar a cada una de tus preguntas.

Luego a dar mi opinión de tu agudo (y necesario) manifiesto.

Y entonces leí esto:

No leerás más blogs que libros.


Con eso me quedo.


Y no añado más, porque no hace falta...tú conoces el resto.

Un beso de serpentina!

SUREANDO dijo...

"Silencio perpetuo..." jamás querido Marcelo, esa condena no es para ti.
Creo que estoy faltando al noveno mandamiento, trataré de ponerle remedio.
Feliz verano

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Soy un pecadorrrrr

Lena dijo...

fistro de pecador, luz de gas ¿de la calzada?

jajajajajajajajaja

Perdona, no lo pude evitar, es que te reí, y te imaginé como a Chiquito en versión digital...

jajajajajajajajaja
jajajajajajajajaja
jajajajajajajajaja


(un abrazo Luz de gas!)

Marcelo dijo...

Lena: igual me gustaría que contestes cada una de mis preguntas!
Besos de serpiente...

Marcelo dijo...

Beatriz: si vos faltás al noveno mandamiento, entonces el resto estamos en el infierno sin remedio.
Feliz verano para vos también!

Marcelo dijo...

Pero también sos víctima del mundo blog, Juan! No tengo ninguna duda de eso.
Un abrazo

Camille Stein dijo...

pura perspicacia, Marcelo

de todo hay en la biblia de los blogs, desde el pecado capital hasta la más honrada virtud

desde luego, también me quedo con el noveno mandamiento

un abrazo

Quidquid dijo...

Hola Marcelo:
Perfectos tus Mandamientos, tu Reforma y tu Contrarreforma...
Como buenos católico-apostólico-romanos tendremos que seguir escrupulosamente tus sacros Mandamientos.
Y Actos de Fé, solemnes en los que confesemos decir siempre la verdad y nada más que la verdad.
Tu entrada me ha parecido de "coña" y... no es "coña"
Saludos,
Luis

Cecy dijo...

Tus mandamientos blogeros me direon mucha risa.
O sea que algo de efecacia tienen.
Lo del libro me parece brillante, estoy tratando que asi sea.
Yo te quiero mucho y no es falso testimonio.
Aunque a veces no te entienda un carajo lo que decis.

Y si no venis a visitarme no me enojo, pero te la voy a cobrar con un kilo de helado. (Cuak)

Besos Marcel...

Viviana dijo...

¡Qué maravilloso post! juajua (No pude evitar la tentación de hacerlo)
Me gustan los mandamientos blogueros así enunciados, mi querido Moisés.
Ay...yo tengo las mismas preguntas existenciales blogueriles! Abriste la herida.
Un besote

Lena dijo...

¿de dónde venimos?
Yo vengo de un atasco espantoso de la calle Alcalá. Justo en la Plaza de las Ventas tuve que dar la vuelta para regresar a casa porque mi viaje ante tamaño tráfico resultó infructuoso.
¿hacia dónde vamos?
Hacia donde el reloj y el gps sentencien.
¿en dónde estamos?
Cada quien en sus coordenadas.
¿qué hora es?
Depende de tu huso. Mi hora es esta. La de complacerte contestando.

¿hay vida más allá del mundo blog?
Sí. Afuera sigue la vida.
¿Es más linda?
Es igual. Se diferencian en matices. Tienen velocidades dispares.

Lena dijo...

¿Las personas que conocemos por este medio y que nunca veremos, ¿son amigos o “ciber” amigos?

Son amigos virtuales que en ocasiones pasan al territorio real. A veces con éxito, otras con muy mala fortuna. Hay casos en que alguna de las personalidades nos gusta más que la otra. Nos gusta más la personalidad de un individuo en el entorno virtual al real o viceversa.

¿Qué sería entonces un ciber amigo?

Un ciberamigo es alguien con quien tienes comunicación fluída en un entorno virtual. Alguien con quien compartes intereses. Alguien con quien intercambias información, experiencias, sin necesidad del trato personal o del desplazamiento geográfico. Para que sea un ciberamigo la condición es que el ineterés en la amistad sea mutuo y que esta se desarrolle dentro de un marco de respeto. La ética es básica para que se hable de amistad en este contexto. E, insisto, la reciprocidad también, entendiendo por ello, que ambas personas coincidan en el interés por comunicarse. La fuerza, lo a juro, no vale. Ni en el territorio virtual ni en el real.

¿le debemos visita diaria a su blog con comentario positivo incluido?

No. Si bien es cierto que devolver una visita o un comentario es una cortesía, también es cierto que en la amistad no somos corteses...somos amigos. No se toma no un café con sus amigos del mundo real a diario...acá tampoco. No hay obligaciones. Cada quien establece sus parámetros a la hora de relacionarse acá. Yo, por ilustrar lo que digo, no contesto los comentarios que me dejan en el blog, no puedo explicar/justificar/defender las ficciones que escribo. Hago un esfuerzo indefectible por leer y comentar los blogs en los que se escribe literatura, los blogs de los amigos que se van haciendo en el camino y los blogs que me visitan. Pero tengo un código que incluye blogs que no comento: los que dejan un comentario sin leer la entrada, los que se promocionan descaradamente, los altamente eróticos, los religiosos, los que hacen spam, los que esteticamente no me agradan.
Todos tenemos un rasero para contestar o no.
Obviamente, la vida del blog depende de los comentarios, el formato es así...pero se supone que debe ser espontáneo, no mecánico.


Si la entrada que estamos leyendo no nos gusta, ¿debemos decirlo? ¿Aunque sea un cuestionamiento estético? ¿No debemos decir nada? ¿O debemos decir como ocurre en el 99% de los casos que la entrada es maravillosa?

Yo creo que se debe decir lo que se piensa abiertamente (para ello está la opción de comentar) pero cuidando las formas. Hay mil maneras de decir las cosas. Y por acá, un poco amparado en el anonimato y en los nicks, he leído auténticas barbaridades.
Más que decir si algo gustó o no, creo que los buenos blogs, como los buenos libros, generan ideas, pensamientos, digresiones, que parten de una entrada bien escrita.
Los comentarios deberían enriquecer al texto colgado, hacerlo crecer, permitir que la ficción se alargue en las voces de los lectores/comentaristas.


¿Un blog es exitoso por el alto número de comentarios o por sus contenidos?

Evidentemente por los contenidos.
Hay blogs con contenidos de mucha calidad con cero comentarios, hay blogs mediocres con mil, hay blogs de mucha calidad con mil, hay blogs mediocres con cero.
El lector es quien tiene que discernir qué es calidad y qué no.
Hay determinadas lecturas para determinados lectores.
Hay bestsellers lamentables y best sellers gloriosos.

Lena dijo...

¿En el caso de un blog exitoso, tenemos derecho a indicarle caminos a su propietario por el hecho de leerlo “de la primera hora”?

No. El único que tiene derecho sobre su blog es el autor.

¿Por qué cuando un bloguero comenta menos a otro, éste a su vez hace lo mismo con quien dejó de comentarle, en una especie del Ley del Talión virtual?

Supongo que funciona como lo masivo, las cadenas, los hoax. Creo que para que esto funcione la libertad de comentar o no es fundamental.

¿Somos capaces de comentar un blog cuyo propietario no nos comenta jamás?

Sí. Hablo por mí, claro. Comento varios porque me hacen pensar y me apetece dejar allí lo que su escritura me llevó a imaginar. Como cuando leo un libro de papel. El autor no me contesta pero yo subrayo y escribo notas al margen.
O como cuando leemos a un articulista de opinión en prensa, a un caricaturista, a Quino, a Maitena....tenemos ideas, hacemos exegesis y buscamos una libreta. El blog del otro tiene una libreta o una pizarra digital en las que añadimos notas, codas, apostillas.


¿Podemos querer a algún bloguero sin que eso implique decirle que es maravilloso su trabajo?

Como en la vida, claro. Establecemos por acá relaciones que en principio parecen laxas pero que con el tiempo adquieren consistencia. No le decimos a nuestros afectos los maravillosos que son 24 horas al día.
También podemos aborrecer a un bloguero aunque su trabajo nos parezca fascinante.


¿Debemos apoyar con entusiasmo y contrición la lucha contra la desaparición de los líquenes acristalados en Malawi como si nos fuera la vida en ello, o debemos decir “no cuentes conmigo”? ¿o no debemos decir nada, o lo que es peor, hacer como que sí nos interesa?

La única fidelidad posible es la fidelidad a uno mismo. Basados en esa máxima debemos hacer lo que querramos. Que cada quien luche por la causa que le parezca más justa. Eso es válido. Que cada quien busque adeptos para ello. Eso también es válido. Y válido es el derecho a contestar sí quiero, no quiero, o me importa un pepino. Y que las tres respuestas se respeten



Complacido, Mister Divi.

Eva dijo...

Marce: Shhhhh...:)
Saludos cordiales

Marcela dijo...

El cinco me da mucha bronca... ¿Si son realmente muy pesados tampoco? ¿No hay excepciones?
Y del 10 soy culpable. Pero es admiración, no codicia... Es más, hay un blog entero que me gustaría que fuera mío.
Aplaudo el mandamiento 9.
Besos.

Marcelo dijo...

Camille, al igual que Sureando, no podrías faltar al noveno. Estoy seguro.
Un abrazo

Marcelo dijo...

Gracias Luis! Yo creo que te vas derechito al paraíso. Al menos al paraíso bloguero. Del otro no estoy tan seguro, tal vez coincidamos en el punto de llegada!
Un abrazo

Marcelo dijo...

Cecy: si te hice reír, estaremos en el mandamiento 1? Para eso trabajo! Y gracias por el cariño que me llega. Aunque a veces no me entiendas lo que digo! (yo tampoco)
Pueden ser dos medio kilos separados? (no sé por qué a veces la gente lo pide así, o cuatro cuartos)
Un beso

Marcelo dijo...

Gracias Vivi! Me gusta hacer reír voluntaria o involuntariamente. Como Les Luthiers, hago todo POR QUE RIAS.
Por otra parte, trabajo en el turno mañana, de modo que las abro pero no las cierro.
Un beso!

Marcelo dijo...

Lena, me inclino para cumplir con los nº 3 y 4!
Gracias para mí, y estoy seguro que para el resto que te lean. Sé que has estudiado y sistematizado este manicomio llamado con una sola palabra: mundo blog

Marcelo dijo...

Eva: por supuesto. Iré a dar una vuelta a ver qué puedo hacer.
Un beso

Marcelo dijo...

Marcela: en el caso del 5º, si realmente es irresistible, deberíamos consultar a un experto en derecho canónico blogueril para ver si se puede defender como "emoción violenta"
En el caso del 10º, desde el momento en que lo exteriorizás estás perdonada. El 9 veo que le despertó culpa a la mayoría!
Un beso

Andaya dijo...

Pues el caso es que no siempre comento cuando leo algo que me gusta. De hecho, apenas visito blogs, porque mis preferidos los tengo en el reader de google y os leo desde allí.
Mentiría si dijera que no me alagan según qué comentarios-mejor dicho; según de quién-, pero lo cierto es que escribo para mí, o para alguien en concreto. Solo hay que ver mi ritmo de posteo para darse cuenta de que me chufla mucho el número de visitas. Y soy plenamente consciente que mi blog es como mi vida, a ratos buena, a ratos no (y no tienen porque coincidir en estado).
En cuanto a los amigos, o ciberamigos... los afectos son los afectos, al menos para mi. Pero como en la vida real, las circunstancias personales, la falta de tiempo y la "distancia" marcan bastante las relaciones. Siempre será más fácil marcar un teléfono, hablar frente a un café interpretando el gesto, que leer entre lineas despues de haber reiniciado el puñetero router.
Así que me quedo con el mandamiento de la honestidad; aun que ese supongo, debería prevalecer tanto dentro como fuera de la red.
P.D.
Por cierto...maravilloso post (jejejej :D)

Andaya dijo...

Oops... halagar, con hache
P.D.
¿ves? esto no pasa cuando hablas.

BLUEKITTY dijo...

Amén!

Laura dijo...

¡Cielos! Creo que leo más blogs que libros y eso ha empezado a preocuparme.
Las cuestiones que te planteas son irresolubles. Yo llevo tiempo planteándomelas (de una en una y en noches de borrachera mayormente, eso sí)sin llegar a conclusión alguna.

Lo que sí he decidido es no excusarme por mis ausencias ni justificar de manera alguna la regularidad de mis publicaciones y comentarios. Estaría bueno que a estas alturas tenga yo que dar explicaciones y, sin embargo, me sorprendí a mí misma dándolas. Desde entonces, ése es mi mandamiento.

Un saludo

H. J. dijo...

soy pecadora, pero bueno de alguna forma siempre quebranto la ley en cualquier lugar... en fin :)
buena vida pa'tod@s

Ana dijo...

¿Y para las anárquicas? O peor, las anárquicas cuadriculadas. Explicar ésto se complica...Quizás cuadrados circunscritos en un gran círculo...
Quienes huimos de todo lo que nos ata y a la vez no podemos prescindir de CIERTAS ataduras?
Hay un verbo en nuestra lengua y no sé si al pasar fronteras...
Bueno, pues estamos "jodidas" con mandamientos y sin ellos.
Estamos en un círculo quizás vicioso, de vallas altas pero blancas, recién pintadas.
Me siento bien leyendo con esta luz.
¿No te digo? El verbo este entrecomillado siempre da satisfacciones.

ANABEL dijo...

Y después de la que os acabáis de marcar Lena y tú, ¿qué puedo decir?... nada, salvo que prometo adherirme fielmente a la mayor parte de tus mandamientos, con una excepción...deseo los post ajenos divertidos, inteligentes, bien escritos...¡carajo!,¡desearía haberescritoeste post!
Por cierto, y ya en plan "superpelotalamuerta", geniales Lena y tú.
Besitos

Helena dijo...

AMEN!
Sobran las palabras, tenia mas, pero creo que esta lo dice todo.

Un beso de esos...

Marcelo dijo...

Pues me parece genial que los leas así Andaya!
Y a mi también me halagan los comentarios, claro....Gracias por tus palabras honestas! ()con o sin "H")

Marcelo dijo...

Amén Blue!

Marcelo dijo...

Es un buen comienzo Laura! En todo caso bebamos una noche de éstas, tal vez aparecen las soluciones...
Un beso

Marcelo dijo...

H.J. reconocer el pecado es tener resuelta una mitad! (parece una confesión...)
Un saludo

Marcelo dijo...

jajajajajaja
Ana, ya te lo has planteado. A mí me gusta la anarquía. Es como sentirse más vivo, y eso que te lo digo en este post de "mandamientos"
Para mí es bueno reflexionar siempre, aunque luego sigamos haciendo las cosas que nos atan y no siempre nos disgustan...
Un beso sin comillas!

Marcelo dijo...

Anabel:
Debo confesarte que todos los mandamientos donde se prohíben deseos me cuestan mucho...así que seremos indulgentes.
Y muchas gracias por tus palabras!

Marcelo dijo...

Perfecto Helena!
Un beso

SIL dijo...

Sonará tautológico, que sé yo... pero TE ADMIRO,
ADORO TUS MANDAMIENTOS...
te ADORO A VOS, en fin...




Con esto blogger nos raja,
sólo diré que me gusta este post
si es a punta de navaja !!!!


BESOOOOOOOOOOOOO LOCO DIVINO.
:)

SIL

Claudia dijo...

Querido Marcelo,

Traje mi tequila para venirte a visitar, y veo que fue una gran idea.

Las preguntas que te haces y nos obligas a hacer son obligadas, centrales, vitales. Yo agregaría un par:

¿blogueo, luego existo?
¿Si no blogueo, no existo?
¿Es necesario hablar de nuestra experiencia con el terapeuta o requerimos un ciberterapeuta?


Los diez mandamientos son útiles para una sana y respetuosa convivencia en la blogósfera. Eso de estar deseando posts y blogs ajenos puede generar conflictos innecesarios en un mundo que ya no necesita más. Controlar la envidia ante el talento ajeno es una fuente de paz (aunque el respeto a la envidia ajena también es la paz). En fin. Difundiré este asertivo y útil decàlogo.

No puedo irme sin decirte que la música que tienes es simplemente MARAVILLOSA (no mencionas nada sobre comentar de música en tu decálogo). He decidido que se està tan agustito por aquí que me voy quedar un rato con tequila y todo a escuchar tu play list. Si te tienes que ir, no te preocupes, yo cierro la puerta.

Un beso.

marichu dijo...

En el mundo bloguero existen mandamientos, el más importante (creo yo) es escribir cosas interesantes, atrapantes, dignas de ser leídas. Vos cumplís esa regla mucho más allá del mínimo permitido. En cambio, yo lo uso para entretenerme, para mi las reglas no existen, yo no escribo bien, no soy constante con los comentarios, ni con las visitas ni con las actualizaciones. Tengo blog sin mandamientos entonces capaz que no soy bloguera.

Maravillosa esta entrada, me hubiera gustado poder escribirla yo, y acá rompo el décimo mandamiento!!!

Cigarra dijo...

Contestaría a todas tus preguntas, si no fuese un exceso acaparar tanto espacio. Lo que si me propongo es acatar ciegamente tu decálogo...excepto el décimo mandamiento! ¡Codicio fervientemente todos tus posts!
Un enorme abrazo de esta "ciber amiga" madrileña.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Muy buen post chico guapo, me he reído con ganas y aciertas al 100% en las preguntas, es así tal cual las haces... la respuesta... ? Ya la sabemos todos,jajajaja,estupendo post.besos.

Paola dijo...

Ah, bueno, puedo comentar? Buenas "rules". Hasta ahora me levo bastante bien con estos mandamientos, todos, pero el 2 y el 3 "imprescindibles" O vamos a decir una cosa x otra? Es la finalidad del coment? Yo lo hago cómo y cuándo me sale, a menudo me sorprenden y x otro lado admiro a algunos x la forma de escribir (codicia?). Y a no olvidar: un blog es EXPRESION "pura", bajo mi óptica.
The Cure... no te diré "maravilloso" (ja) pero qué lindo !!!!

Adrianina dijo...

Hola Marcelo:
Me gustó el punto seis. Si uno se cansa de su propio blog como no le va a suceder a menudo aburrirse de otros. Creo que hay se trata de innovar con nuevas ideas.

Me pareció estupenda la última entrada de Borges. Tenés un blog muy lindo y amplio.

Un beso grande.;-)

Marcelo dijo...

Gracias, loca Sil! Me llega todo lo que me decís.
Un beso!

Marcelo dijo...

Claudia:
Hoy descubrí un restaurante mexicano gigante en Buenos Aires que se llama María Félix. Descubrí quiere decir pasé por la puerta...Pero iré a probar su tequila! (entre otras cosas)
Lo del ciberterapeuta es magistral, lo patentaste? Es un tipo que te escucha tus cuitas blogueras...genial!
Los pecados que tienen que ver con el deseo deben ser tratados indulgentemente, no te parece?
Y gracias por lo de la música. Cortázar decía que no se puede poner música para leer porque distrae. Para evitar eso pongo música en inglés. Porque soy un DJ frustrado, creo (aunque pasé música en algunas fiestas...brasileras!
Un beso

Marcelo dijo...

Marichu: vos sos bloguera sin dudas. Y estos mandamientos son "per codere"
No hay reglas!
Un beso y te riego los malvones, quedate tranqui.

Marcelo dijo...

Gracias querida Cigarra! Aunque me encantaría que contestes el cuestionario...
Un beso!

Marcelo dijo...

Sí Geni! Es verdad, las respuestas van implícitas en las preguntas. Un beso, Chica Guapa!

Marcelo dijo...

Gracias Paola por tu honestidad!
Vení cuando quieras y podés no comentar o no venir...serás bien recibida siempre!
Un beso

Marcelo dijo...

Gracias Adrianina! Tengo otro blog (me olvidé de prohibir los multiblogs en los mandamientos!) donde se habla de Borges largo y tendido: se llama www.pedromenardez.blogspot.com
Un beso!

Mariela Torres dijo...

Ya me parecía que me iba a ir al infierno, nomás, sólo espero estar bien acompañada.

Besos.

SBM dijo...

Marcelo, ¡qué decepción! de la lucha contra la desaparición de los líquenes acristalados en Malawi depende la humanidad entera, hoy los líquenes, mañana las mixobacterias, pasado los tisanuros... Hay gente que quiere abrite los ojos, y tú no los dejas.
Como ves, soy una persona consecuente y no tengo reparos para comentar con libertad y exponer mi punto de vista.
pd. Saludos enormes, y de todo corazón, deseo que disfrutes enormemente de las vacaciones

carlota. dijo...

Marcelo que buenos esos mandamientos , me los apunto (no los robo que conste en acta ).
A mi me gusta un blog por su contenido , no por los comentarios , hay que tienen tropecientos comentarios y miras y son dos chateando ....


Un besote .

PD. mi Kun se quedó cieguito :((((bueno en realidad fui yo la culpable :((((

borraeso dijo...

Marcelo, eres ingenioso y me parece que lo sabes...

Yo, aún atea, respeto muchos mandamientos... Peeeeero, seguro que además de los tuyos, hay más...

Mi primero es descubrir (que cada día es mi primer día) y disfrutar mi propio ritmo en este mundo bloggero...

Borro y abrevio, pues venía a darte mi respuesta a una de tus preguntas. Seguro que ya conoces esa sensación: hay amig@s ciber amig@s que se sienten...

Feliz 2.011!!!

Marcelo dijo...

Mariela: en el infierno sobre buena compañía...nos vemos allá!
Un beso

Marcelo dijo...

SBM: Cual masoquista estaba esperando que llegara un visitante inflexible a defender los líquenes acristalados en Malawi. Prefiero que seas vos y no un ecoterrorista. O sos un ecoterrorista?
Un abrazo!

Marcelo dijo...

pobrecito Kun! Espero que tenga solución...llevate los mandamientos, ponlos a pasear.
Un beso! Y gracias...

Marcelo dijo...

Lo se Borraeso. Maracuyá se siente muy bien, por ejemplo. Y los mandamientos...son un poco en broma y otro poco en serio. Como yo!
Un beso

MartinAngelair dijo...

Con toda la paciencia y de verdad el cariño, de una que quiere clavar su propia realidad,...


...leo tu página, porque me leía tus comentarios en otras casas,...y provocaba el que después continúase leyéndolos.




Por otro lado, y porque tú te lo mereces, como también 'otros pocos mucho', se debería incluír un borrador de Mandamiento, o el onceavo, undécimo MásqueManda:

.- No será de agradecer la dejadez artística y humana, del comentario más (MásqueManda) vacío, de personas que presumen y se gastan arte en sus páginas propias.
...y con el agravante que si quieren, pueden.





No es por nada,...ni por nadie,...y siempre será por mucho,...y por todos.





Muchas gracias Marcelo, por la intención y fuerza que siempre gastas.





Buenos días y muchos besos en tu casa.

Isabel Estercita Lew dijo...

Mi favorito: No leerás más blogs que libros... aunque adhiero a todos

Beijos

Estercita

esteban lob dijo...

Hola Marcelo:

Me comprometo a seguir un curso rápido de filosofía, para abordar esta extenuante temática, porque por ahora no logro descifrar la verdad sobre ella.

Tampoco sé si me interesa conocerla.

Afectuosos saludos.

Marcelo dijo...

Muchas Gracias MartinAngelair! Y puedes venir aquí cuando te plazca, incluso con el onceavo mandamiento, que me demuestra que vos podés y querés.
Un abrazo!

Marcelo dijo...

Un beso Estercita! Y a leer libros

Marcelo dijo...

Yo tampoco lo sé Esteban! No nos perderemos nada...
Un abrazo

MartinAngelair dijo...

Muchas gracias por tu saludo y bienvenida.





También por provocar esa capacidad humana, muchas veces ignorada:


...la primitiva más que infantil curiosidad, la sana intención,
...en querer saber leer mejor a otras almas.






Muchos besos, y buenos días de corazón en tu casa.

miralunas dijo...

y sentir tristeza por llegar tarde y no merecer su comentario a mi comentario, Cronista, es altanería, petulanci, debilidà de carácter?

le verdá, estuve tentada de contestar sus preguntas, pero con adherir a toda su entrada, estoy hecha, me parece.

voy a por el noveno mandamiento, pero no crea que pueda cumplirlo, por mi pecaminosa pereza intelectual, ya sabe.

al décimo, verá, seguiré codiciando sus blogs y algunos otros, sin sentir que la envidia sea codicia.

y la mandamiento sexto lo incumplo dos veces, si me ha gustado mucho algo. luego, va el mandamiento cesto. nadie se suicidará por mí, claro.


le dije que lo extraño? con toda honestidad se lo pregunto.

Pamela dijo...

cómo me gustaría escribirte na larga respuesta, una TENDINITIS me lo impide. Besos por ahora

Marcelo dijo...

Muchas gracias MartinAngelair! aspiro a hecar lo que vos comentaste...
Un saludo!

Marcelo dijo...

No es nada de eso porque aquí estoy comentando, Miralunas!
El único pecado imperdonable que le veo es el noveno, y además no se le nota. Así que cache un broli de vez en cuando.
No me lo dijo, y se lo agradezco.
Un beso!

Marcelo dijo...

No te preocupes Pamela. Pasará la tendinitis antes que esta entrada.
Un beso y que te mejores!

maracuyá dijo...

Ay, el mandamiento Nº 10 es muy difícil de cumplir cuando uno visita La Menor Idea...

Ya veo que chamuyaron de mí en mi ausencia...

Besitos

María W. dijo...

No llegué al bonus track, la risa no me dejó!