sábado, 12 de julio de 2008



Final de recorrida. Mi Asesora de Prensa y mi Secretaria Privada estaban exhaustas y sedientas, entonces paramos en el primer pub de Buenos Aires, fundado antes de que desembarcara el aluvión irlandés.



El BAR BARO, fue creado y decorado por artistas plásticos en el año 1.969, integrantes del Grupo "Nueva Figuración".




Acorde al clima de los sesenta, cada uno se acercaba al mostrador y se servía directamente la comida y el whisky, cerveza o lo que fuera, cambiándose de mesas, y hablando con cualquiera. Aquí vi por primera vez besarse a dos chicas, y casi me da un infarto. Ahora parece la casa de Heidi, pero antes era de super avanzada!



Ahí se ve algo de mi Secretaria en la vereda del bar, con prisa por beber su naranjada y comerse los maníes. A la vuelta de Doña Mercedes y Corina, y con un clima inusual para el invierno (el año pasado a esta altura nevó en Bs. As. después de sesenta años) la jornada de trabajo había terminado. Sólo me faltaba abonar los jornales y el refrigerio.

6 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

Es un edificio precioso Marcelo, las fotos de tu recorrido son muy bonitas, merecido está los manís, la naranjada y todo lo que caiga.

Miriam dijo...

Maravilloso paseo y mejor final!!
Que mujer terrible debe haber sido Doña Mercedes!! casi que me da escalofrios!
Besos

Only dijo...

Genial el "completo" de la historia. Menos mal que pusiste el toque humano con tus "Asesora y Secretaria..jaja,,porque tanto palacio daba un pelín de "yuyu" ( es broma).

Estupenda. Nunca olvidaré la historia de Corina Cavanagh, gracias a ti.


Un fuerte abrazo

Shikilla dijo...

¡Qué bien voy conociendo los rincones que nos muestras! y haciéndome una idea de lo bello que es Buenos Aires.

Camille Stein dijo...

después de esta belleza de recorrido con maravillosa leyenda incluida, mis ganas de conocer Buenos Aires, que ya eran muchas, se han hecho insoportables :)

yo tampoco olvidaré nunca a Corina

gracias :)

un abrazo muy fuerte

fritus dijo...

Fantastico recorrido urbano-sentimental, Marce...lo dicho, un par de días sin venir por aquí y entre la señora Cavanagh y la Señora Anchorena te han hecho trabajar a destajo.

Un abrazo