sábado, 23 de agosto de 2008

¡Jugá!


¡Jugá!
Que el mundo no para. No te espera. Aunque se lo pidas, sigue. Nadie se va a dar vuelta para mirar por qué paraste.
Si querés, pará. Pero luego no te quejes.
Muchos pararon, y lo único que hicieron después es contarte como fueron, al costado del camino.
Y si querés parar un rato, hacé como Riquelme y poné la pelota debajo de la suela. Esperá el momento oportuno y entregá un pase-gol
Pero jugá el partido.
Que vas a tener el resto de tu vida para recordarlo. O para arrepentirte de no haberlo jugado.
Por eso, aunque se te aflojen las piernas, jugá.
Aunque sientas que te va a salir horrible. Aunque los de afuera digan que no servís.
Es preferible que te recuerden por el gol imposible que te comiste debajo del arco, a verlo por televisión. Porque siempre vas a poder decir “yo jugué ese partido, estuve ahí”
¿El resultado final? Es materia de adivinos y comentaristas. El corazón aparece antes. Cuando sentís que se te va a salir del pecho y querés irte a tu casa.
Porque sólo los que sienten miedo pueden ser valientes.

8 comentarios:

begoyrafa dijo...

Riquelme, pese a ser uno de los futbolistas con el aspecto más triste que he visto nunca, es también de los pocos que logran detener el tiempo cuando cogen la pelota. Si él está en la cancha, él decide el ritmo y la velocidad del partido. Un día le van a pedir permiso los´árbitros para parar el partido.
Dicen que Cruyff antes de la final de la copa de Europa que ganó el Barça por primera vez lo único que les dijo a sus jugadores fue: "Esto es una final, salid al campo y disfrutad que puede que sea irrepetible."
Pues lo mismo a Argentina, que salgan al campo y que disfruten y que se sientan como si estuvieran jugando en la calle con sus amigos del barrio y que no tengan miedo a tirar un caño o a pegar un pase de 40 metros. Si Argentina disfruta el partido no se les escapa.
Un abrazo
Rafa

brujaroja dijo...

A los que el deporte así como que el deporte ni fu ni fa, nos da por leer tu post en otras claves. Más metáforicas, pero seguramente igual de intensas. Y de verdaderas.
Suerte...

copperhead dijo...

viste la entrada fugaz? mmm, la quité porque no se que me pasa, escribo muy mal estos días, esos rusos deben haberme quitado la capacidad para escribir cosas coherentes.
Si la leiste y quieres comentar algo... bienvenido sea.
un beso
copperhead
p.d: mi hermano no pisa la casa, así que aún no tengo la dirección con las fotos rusas, a ver si coicido con él...

fritus dijo...

me ha encantado la última frase "...Porque sólo los que sienten miedo pueden ser valientes..."

me recuerda a una viñeta de mafalda, el la que al ver una estatua que ponía..."trabajador incanasble en pro de la patria"...Mafalda decía,:"... ¡que carajo de mérito tiene si eres incansable,...el mértito es trabajar estando cansados!..." o algo así.

Un abrazo

.:*:.Hada Isol .:*:.¸.¸.•*´¨***¨ dijo...

Dicen Marce que "el exito es de aquel que sigue adelante aun cuando todos ya hubieran abandonado" y bajo ese lema yo siempre la remo,y si tengo que detener la pelota como Riquelme he ir a mi ritmo lo hago,y sino voy rápido como la pulga buscando el arco llegue o no a hacer el gol,pero busco la amnera de ser la principal protagonista de mi historia.
Hubo un tiempo en mi vida en que no supe usar el miedo como lo que es,algo para vencer o para bajar quizas un poquito la marcha,no,yo lo usaba para paralizarme y ampararme en el y así justificar la inercia,hoy por fortuna he aprendido a vivir mi vida haciendola siempre muy mía,mal o bien pero muy vivida por mí.
Y otra cosa que lindo es tener la de oro en futbol!!!!!!!aunque la de los ciclistas me resultó una medalla por lejos más emotiva y sufrida.Buen finde!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Merche Pallarés dijo...

Pero ¿quien está jugando? Perdonad, no me he enterado de nada. LLevo unos dias ofuscada con mi tropa... (preciosas las canciones "You're the Best" de la incombustible (de mi generación...) Tina Turner, absolutamente MARAVILLOSA pero a ver si me pones la que te digo de los Rolling "Lady something"). Besotes, M.

Anikin dijo...

Si ya es horrible citar... citarse a una misma debe ser lo último, pero no, la vida no está para mirarla.

Arcángel Mirón dijo...

¡Qué saben los pitucos, lamidos y shushetas!
¡Qué saben lo que es tango, qué saben de compás!
Aquí está la elegancia. ¡Qué pinta! ¡Qué silueta!
¡Qué porte! ¡Qué arrogancia! ¡Qué clase pa'bailar!
Así se corta el césped mientras dibujo el ocho,
para estas filigranas yo soy como un pintor.
Ahora una corrida, una vuelta, una sentada...
¡Así se baila el tango, un tango de mi flor!

Así se baila el tango,
Sintiendo en la cara,
la sangre que sube
a cada compás,
mientras el brazo,
como una serpiente,
se enrosca en el talle
que se va a quebrar.
Así se baila el tango,
mezclando el aliento,
cerrando los ojos
pa' escuchar mejor,
cómo los violines
le cuentan al fueye
por qué desde esa noche
Malena no cantó.

¿Será mujer o junco, cuando hace una quebrada?
¿Tendrá resorte o cuerda para mover los pies?
Lo cierto es que mi prenda, que mi "peor es nada",
bailando es una fiera que me hace enloquecer...
A veces me pregunto si no será mi sombra
que siempre me persigue, o un ser sin voluntad.
¡Pero es que ya ha nacido así, pa' la milonga
y, como yo, se muere, se muere por bailar!

(Así se baila el tango, 1942).

Este tango sirve, creo, para estas dos últimas entradas. Por el fútbol, el hermoso fútbol, por el baile y por el juego eterno.