domingo, 10 de agosto de 2008

Una extraña dolencia

Primero fue a ver al médico. Le explicó sobre ese extraño dolor de estómago cuando la veía a ella. El galeno le encargó unos estudios para descartar una gastritis, y volvió a revisarlo. Luego se aproximó al corazón, y aunque él le dijo que no le dolía, por las dudas lo derivó al cardiólogo.
El especialista también le ordenó una serie de estudios: electrocardiogramas y pruebas de fuerza; no encontró nada. Por las dudas, y luego de auscultarlo por enésima vez, lo derivó con un psicólogo.
El psicólogo le preguntó por su madre, por su padre, por su niñez. Descartados los complejos de Agar y Sara, de Edipo y todas las fobias conocidas o sospechadas, le pidió que relacionase el dolor con alguna imagen, pero tampoco encontró nada digno de destacar. Por las dudas lo derivó con una adivina.
La adivina le miró la palma de su mano, le tiró las cartas y escudriñó en su bola de cristal, pero no encontró nada que vinculase el dolor a algo. Le preguntó si había ido al médico.
Entonces lo derivó al poeta. El poeta le preguntó si al verla a ella sentía mariposas en el estómago. El le dijo que no sabía cómo era eso, si debería tragarse unas cuantas de ellas, vivas, para entender la idea. Le explicó que él era un hombre de poca imaginación, y que donde el poeta veía mariposas, él sólo sentía un agudo dolor de estómago. Entonces el poeta se asustó y lo quiso mandar al psicólogo.

Nadie pudo dar en la tecla. Y ahora empeoró. No sólo que le duele el estómago al verla. También le duele antes, cuando el momento del encuentro está llegando.









Nota del autor:

Luego de escribir esto, me puse a releer algunas definiciones del "Dicionario del Diablo" del gran Ambroce Bierce (1842-1913?) que a continuación transcribo y me hacen reflexionar sobre lo que siente el protagonista.

Corazón: una bomba de sangre muscular y automática. Se dice figurativamente que este útil órgano es el sitio de las emociones y sentimientos, una muy hermosa ilusión que no es, sin embargo, sino la supervivencia de una creencia alguna vez universal. Ahora se sabe que los sentimientos residen en el estómago y que surgen de los alimentos por acción química de los jugos gástricos. El proceso exacto por el cual un bife se convierte en un sentimiento -tierno o no, de acuerdo a la edad del animal-; el estado por el cual un sándwich se transforma en una ilusión, o un huevo hervido en una contrición religiosa, o un pastel de crema en un suspiro sensible. Estas cosas han sido investigadas por M. Pasteur y expuestas por él con convincente lucidez.

Entrañas: el estómago, corazón, alma y otras cosas interiores. Varios eminentes investigadores no clasifican al alma como una entraña, pero ese agudo observador y renonbrada autoridad, el Dr. Gunsaulus, está persuadido de que ese misterioso órgano conocido como bazo no es otra cosa que nuestra parte inmortal. Por el contrario, el profesor Garrett P. Servis sostiene que el alma inmortal es la prolongación de la espina dorsal que forma el comienzo de su no existente cola y como demostración de su creencia señala ingenuamente que los animales con cola no tienen alma. Siguiendo las dos teorías, lo mejor es suspender el juicio creyendo en ambas.

22 comentarios:

Marichu dijo...

Las mariposas o un elefante haciendo un malambo, eso es lo que sentía.

Que lindo que escribís Marce...

Saludetes

.:*:.Hada Isol .:*:.¸.¸.•*´¨***¨ dijo...

Marcelo me distrae tanto lo que escribes,lo disfruto muchissimo,es tan original,eso de no saber identificar eso que siente cuando la vé,pobre ,pero suele pasar que cuando no conociste las mariposas en la panza,no sabes que es,lo mejor es que siente,pero relacionando su sensación con algunas enfermedades, cuando alguien tiene colon irritable al ponerse nervioso le duele todo,seguro estaba enamorado,pero que no descarte la otra dolencia,y luego de mezclar el romance con mi evidente hipocondría,me voy a descansar,buenas noches amigo tu blog sencillamente me encanta,un beso.

Miriam dijo...

Si va a ver al médico, se me ocurre que lo que siente no es placentero. Digo porque las llamadas mariposas en el estómago no se confunden con dolor, o si?
Y no será que el problema es ella? a veces eliminar lo que produce el dolor es más práctico. O no?
A ver es bueno o malo lo que siente?
Creo que mejor debe consultarlo con sus comentaristas, quizá ellos le den la solución.

Sofía V. dijo...

Hola Marcelo, deben ser de esas mariposas que a veces duelen, no?
Ese tema que pusiste de Pulp Fiction cada vez que lo escucho me dan ganas de estar en una ruta, en esos viajes largos!
Beso

ybris dijo...

Yo también vine a agradecerte tu campaña y tu visita y me encuentro con unas bellas palabras.
Participaré, no lo dudes.

Un abrazo.

Euphorbia dijo...

Me ha gustado mucho el relato. Qué bonita esa primera sensación de estar enamorado...

Martona dijo...

Marcelo
Pobre, si nunca pudo identificar el revoloteo de mariposas.....el dolor es otra cosa, aunque tambien se siente a veces cuando uno esta enamorado.

O sea que los hombres no teneis alma?????.Que fuerte, ya se suponia que la mayoria eran unos desalmados....
Por Dios que musica de buena mañana, Jane birkin y Serge gainsbourg....

Mils de petonicos.

Merche Pallarés dijo...

Mi querido Marcelo como siempre estupendo tu relato. Me ha hecho mucha gracia las idas y venidas a los diferentes galenos para acabar con el poeta. Por cierto, NO BEBO WHISKY (no me gusta) solo vinito del bueno con las comidas... Besotes, M.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Los profesionales de la salud física o psíquica saben poco de sentimientos y de sensaciones, aquí y allí.

Only dijo...

´Qué monino él...

Tienes la facultad de saber crear personajes; siempre que te leo, veo uno en mi mente. Y eso que no los describes! Me lo paso bomba leyéndote.

Only dijo...

´Qué monino él...

Tienes la facultad de saber crear personajes; siempre que te leo, veo uno en mi mente. Y eso que no los describes! Me lo paso bomba leyéndote.

brujaroja dijo...

Pues me tienes sumida en una enorme duda...
En parte creo, como Miriam, que a ver si va a ser que "ella" es perniciosa, absolutamente incompatible con la salud... Pero por otro lado, todos sabemos que pocas cosas trastornan más, nos dan vuelta a los interiores, como el amor, como eso de enamorarse, que, bien lo sabemos, no deja de ser una enfermedad mental, aunque sea transitoria...
Así que no sé. Tal vez debería decírselo a ella y preguntarle, de paso, si ha notado que su páncreas se altera cuando él le habla...
De todos modos, si a mí alguien llega y me dice "Es que vos me das dolor de estómago", creo que, en lugar de salir corriendo (ya sabes, el temor de hacerle daño a alguien para mí es insuperable), me lo comería a besos. Por absolutamente mafaldiano.

brujaroja dijo...

Por cierto, Marcelo: ya he visto que has iniciado una campaña de a por los cien en mi post número cien. Te agradezco la iniciativa, por lo que tiene de cariñosa... Pero, como no empiece a comentar esa mayoría silenciosa de los que leen y no dicen ni mu, mal lo tenemos...
Además, de verdad que no es necesario, que ya hay 43, y a mí eso me tiene loca de alegría...
Gracias por todo el cariño. Ya sabes que es mutuo. (Y si no lo sabes te lo digo ahora. Hala)

begoyrafa dijo...

Hay una canción de Aute que se titula Pumpum, Pumpum:
Que el corazón es insensible
juran;
aseguran que ni siente ni padece
ni es otra cosa que una víscera,
bomba,
motor de no sé cuántos protoplasmas, plasmas...
blando reloj, encrucijada de venas y arterias,
metrónomo de sístoles y diástoles, pumpum
pumpum, mitrales, aortas, pumpum, pumpum,
infartos, arritmias, pumpum, pumpum, anginas,
amagos, pumpum, purnpum, pumpum
Soplos, insuficiencias, taquicardias
y coronarías...
Aurículas, ventrículos, etcétera, etcétera,
etcétera, etc...

Sí, parece que sí que no padece, sí,
parece que sí que no, que sí que no,
que sí que no, pero,
¡coño!,
dónde me duele tanto, dónde mata,
en qué célula o molécula del demonio
siento toda esta asfixia,
este dolor, pumpum, pumpurn, pumpum,
que me golpea, pumpum, pumpum, pumpum,
que me traspasa, pumpum, pumpum, pumpum,
que me crucifica, pumpum, pumpum, pumpum,
cuando TÚ me dejas, corazón.

A lo mejor a este chico le faltó preguntarle a un poeta cantante.
Un abrazo
Rafa

Camille Stein dijo...

hay dolencias tan íntimas y secretas que ningún ser ajeno al propio dolor puede jamás rozarlo

el alma... quizá cada entraña guarde parte del reflejo... quizá cada reflejo del alma haya provocado el nacimiento de su propia entraña

un abrazo

MARICHUY dijo...

Marcelo

mala combinación para un diagnóstico: un médico, un poeta y un psiquiatra; pobre hombre... y él solo estaba enamorado y tenía miedo. Y es que a las mariposas en el estómago, hay quien las siente como un espasmo; espasmo que puede sentirse desde antes de la cita, como un dolor nervioso.

Perdona, es que yo soy como el poeta: medio cursi

Saludos

m.eugènia creus-piqué dijo...

Ayn ay,ay,cuan fácil es notar el amor, la pregunta es porque le duele ?
Todos nos hemos enamorado y conocemos los síntomas ,es un estado perfecto de mente y espíritu,pero ese dolorcillo.....Ummmmmm,no me queda nada claro.

Arcángel Mirón dijo...

Dice Gustavo "Chizzo" Nápoli que "Pensar en poesía es quedarse quieto aunque sigas andando".
Y Dolina dice que el artista ve algo ahí donde los demás no ven nada.

Ambas sentencias se parecen.
Que el hombre escuche al poeta.

LaClau dijo...

Hola Marcelo!
Me estoy acercando por vez primera a tu blog, y guau!!! Me ha gustado muchísimo, el concepto, lo que escribes y hasta tus visitantes... de la música, ni qué decir. La Vie en Rose hoy ha sido espectacular para empezar la semana con esta maravillosa versión "a la Armstrong"
Saludos desde México,

Sibyla dijo...

No hay ninguna duda!

Todos esos síntomas tienen un claro diadnóstico...

Estar enamorado es, todo eso y mucho más!!

Oh, el amore!!
La vie en rouse...

Besos Marcelo:)

fritus dijo...

Ay amigo,...primero, pedirte disculpas por no aparecer por aquí en los últimos tiempos...Y luego comentar que quizás es verdad lo de los sentimientos y el estomago que decía el gran Ambrose Bierce ...( un crack, oiga... me he leído alguna cosa suya en el club diogenes-valdemar,...ediciones de bolsillo a precios de risa) volviendo al tema, será verdad lo de los sentimientos y el estómago...yo hace veinte años podía cenar pizzas, o hamburguesas o pollo al curry...y ahora si no ceno yogurth o verduritas paso la noche fatal y al día siguiente no hay quien me aguante ...la pasión se acaba, man...

Un abrazo

fritus dijo...

Por cierto...estoy desaparecido pero esta noche contraataco y haré lo que pueda por los 100 de bruji, hasta trampas...

Un abrazo

PD. un detallazo por tu parte, chaval