viernes, 12 de junio de 2009

Caballos salvajes




Sueño con caballos salvajes
paciendo por los llanos
del norte o del oeste
de la tierra sin alambres;
sin monturas sin aperos
sin jinetes
ni desfiles militares

Dueños de su tiempo
Orgullosos invictos
Sin carreras sin espuelas.

Detrás de las pupilas apagadas
del caballo viejo
Que recoge las miserias
frente al carro del paupérrimo
Veo el alma victoriosa
que resiste que recuerda
los inmemoriales tiempos
no vividos
De la libertad.
//
//

30 comentarios:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Jajaja, perdona por la risa, ya se que no es de humor, es que es mucha casualidad.

Magnífico poema, un canto a la libertad.

Un abrazo Marcelo.

ANABEL dijo...

El servicio humilla, y el abuso del servicio aún más. Un bonito poema.
Besos

Blackberry dijo...

Precioso... el poema ilustrado perfectamente con las imágenes...
Me quedo con una mezcla de sensaciones, tristeza al mirar al primer caballo, pero ganas de saltar, gritar, correr y despeinarme(jiji) al admirar al segundo.

Un besazo Marcelo!

Antón de Muros dijo...

La humillación y las cadenas nos hacen clamar por la libertad.

Un abrazo, Marcelo.

Antón.

Cecilia dijo...

Menos mal que alguien ve al caballo como algo más que una máquina que tira del carro.

gloria dijo...

Tienes un don increíble, Marcelo... tienes la capacidad de ver en los ojos ajenos los sueños dormidos... es admirable. Ojalá no pierdas la capacidad de abrirnos los ojos con tus versos, de empujarnos a luchar por nuestros sueños sin olvidar la libertad de los demás.
¿Soltamos las riendas de este caballo?
Un beso enorme.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Me encantan los caballos y me ha encantado tu poema chico guapo.Besos.

Parsimonia dijo...

Vengo del blog de Luz de Gas y es coincidencia, verdad.
La temática: caballo, símbolo de la libertad y de los orígenes. O al menos así lo interpreto.
Y pensar que para García Lorca era un símbolo de sexualidad masculina...
jeje.
Muy hermoso. Toca la fibra.
Besos.

elshowdefusa dijo...

A mí no me gusta siquiera que los caballos pertenezcan a alguien. Quiero decir un rico que tiene su establo y su hija la mayor lo monta y lo cuida. Aunque no sufra, el caballo, no me gusta. Los caballos son otra cosa. Claro que toda cosa es otra cosa siempre...

Un beso, Marcelo.

SUSANA dijo...

Qué bello, pero qué bellooooooo Poema!
Acaso caballos y hombres serán siempre salvajes y añorantes, y el curioso destino los domesticará o no, pero jamás encorsetará sus almas.

Cada vez que un caballo y un hombre cruzan sus miradas, se saben el uno al otro.

Excelente Trabajo Marcelo!!!!!

PD: Encantadora sintonía con nuestro Juan Duque (de allí que sonríe en su comentario)

Helena dijo...

¿estas hablando de caballos? SE podria decir igual de tantos seres humanos...

Aunque siempre son humanos los que van en el carro, ya sea tirado por otros hombres o por caballos que añoran la libertad.
Besos Marcelo yo tambien necesito sobredosis de mar.

SUSANA dijo...

Y me tenté! Uno de mis pasajes preferidos en El Libro de los Seres Imaginarios es “El Caballo del Mar” ¿Lo compartimos?

“El caballo marino suele aparecer en las costas en busca de la hembra; a veces lo apresan. El pelaje es negro y lustroso; la cola es larga y barre el suelo; en tierra firme anda como los otros caballos, es muy dócil y puede recorrer en un día centenares de millas. Conviene no bañarlo en el río, pues en cuanto ve el agua recobra su antigua naturaleza y se aleja nadando.”

Marcela dijo...

Así se ven ellos mismos. Así nos deberíamos ver a nosotros mismos.
Besos.

(* dijo...

Yo tengi una prima que es profesora de equitación. Una vez me pidió que fuera a verla trabajar. Fui y no volví. No me gustó. Los niños se creían vaqueros y los caballos tiraban espuma por la boca. No me gustó nada. Por eso de tu poema me ha gustado todo. ;)

Un dulce beso.

marichuy dijo...

Muy bello poema y homenaje a estos hermosísimos animales.

Un beso Marcelo

Mariela Torres dijo...

Me gustó muchísimo tu poema. Hoy me parece el mejor que he leído.

Besos.

AlmA :) dijo...

huelo a libertad... a caballos desbocados sin dirección... tan sólo el dejarse llevar por el viento... a través de los campos infinitos...

los sueños son para soñarlos y vivir...

un beso poeta

carlota. dijo...

Me encantan los caballos , pero ya no puedo montarlos , precioso lo que escribiste .

Besosssss

Cecy dijo...

Que fuerte la imagen, no solamente del caballo, sino de lo que expresas en palabras, la libertad representada en el caballo.

Besos Marcel.

esteban lob dijo...

Hola Marcelo:
Aquí en Chile, cuando algo es bueno, se dice popularmente que "es caballo".

De modo que doy fe en el sentido que este post " es caballo".

Abrazo.

gabo dijo...

No me gustan muchos los caballos, no es que los considere feos de hecho son una de la especies más bellas, solo que tuve una mala experiencia con uno que me quiso comer los dedos. Pero estoy de acuerdo con el poema y con el contraste de las imagenes.

Selma dijo...

¡Qué destino tan distinto pueden tener los caballos..!
Unos corriendo libres sin ataduras de ninguna clase.. otros en cambio..
Esta última foto me ha impresionado y conmovido, me recuerda mi adolescencia donde cabalgar al lado del mar era lo más placentero.. sola o en compañia..
Gracias por este hermoso Poema Homenaje a este noble animal..

Un beso!

Arkantis dijo...

Ayyy me persiguen los caballos...el otro día le comentaba a Luz de gas el miedo que pase al tocar uno...no quiero ni pensar cuando lo monte.. :S creo que es este finde...

Besitos y feliz finde

* HADA ISOL dijo...

Hermoso! dá una sensación de libertad muy grande,pobres caballos que son usados por nosotros,aquí hay mucho vehiculo tracción a sangre,abundan,y los vés a los pobres caballos descuidados con el pelo opaco,tristes,seguro ellos sueñan con lo que tui escribiste,con la libertad! un abrazo!

Lena dijo...

Los domingos suelo montar caballo...me encanta...!

Bello poema, M.

Besos, sí.

Lao dijo...

Hola!Mucho gusto! Lindo tu poema. Te visité por sugerencia de gabo, debido a un poema mío. Muchos saludos

América dijo...

Luz de gas y tu han coincidido en tomar como referencia para sus entradas este noble animal tan unido a la vida del hombre a traves de la historia,simbolo de libertad y lealtad,de trabajo y placer.

Lao dijo...

Ah! ya había leido tu Lindo poema! Ya que estoy te comento que he tratado con personas que usan a su caballo para tirar del carrito y se llevan muy bien los dos.Los alimentan y cuidan con cariño.Tambien
he visto caballos "ganadores" de carrera que son "falopeados y exprimidos". Por su puesto, como nosotros, ambos añoran su libertad.
Un especial abrazo.

Anónimo dijo...

diox! ese caballo ( o su hermanito), está en una plaza de mi ciudad; es el que está más cerca del cielo...y a cierta hora del día, el sol se pone por ahí.
siloam

carmenmagaly dijo...

HOLA,lindo lo q expresa tu alma sobre los caballos,en verdad a veces abusan de ellos ,quisiera poder subirme a uno y sentir la libertad q ellos sienten al cabalgar,como el viento se desliza en mi rostro.y seria mas lindo si fuera a orillas del mar,saludos y besos a todos carmen