jueves, 18 de junio de 2009

Periplo de Rayuela (II)


Respondiendo a una orden directa del Hurgador de Libros, un equipo de La Menor Idea se dirigió a la escuela de cuya biblioteca partió con fecha incierta el ejemplar de "Rayuela", para proceder a su devolución (los que no conozcan la primera parte de la historia, por favor leer primero la entrada anterior)
Fuimos recibidos por la Dirección del establecimiento educativo, quien con sorpresa escuchó la historia. En primer lugar diremos que la sorpresa fue recíproca, porque insistieron en que el Hurgador se quedara con el ejemplar, a lo que nos opusimos, anticipándonos a la proverbial tozudez de nuestro mandante. Tampoco accedimos a demorar la entrega del ejemplar hasta que fuera leído. Simplemente notificamos que había un pedido expreso que la escuela debía cumplir como condición sine qua non: investigar en los archivos de la biblioteca cualquier dato que pudiera subsistir sobre el libro recuperado, lo que fue aceptado entre agradecimientos. Así que la Srta. Bárbara, la bibliotecaria, tiene un trabajo que cumplir, o caerá sobre ella la ira del Hurgador de Libros. Una vez terminada la tarea rendimos cuentas de la gestión encomendada, reconviniendo al Hurgador por su pertinaz negativa a negociar cualquier otra salida que la indicada, ya que aún podía revisar dicha actitud, atendiendo a la amabilidad del personal de la institución educativa. Por ejemplo podría retirar él en primer término el volumen recuperado, leerlo y devolverlo. La furia del Hurgador se desató sobre nosotros. Es que ya tiene previsto la continuación de la historia: el próximo sábado se apersonará en el mismo puesto de libros y desafiará la memoria de la misma librera para comprobar si recuerda los hechos ocurridos la semana anterior: alguien querrá saber si tiene "Rayuela" de Cortázar, pero la edición que tiene una rayuela dibujada en la etapa. Y si la tiene, el Hurgador verificará que contenga la famosa página del capítulo 7 de la que nos diera cuenta Susana en la entrada anterior, y procederá a comprarla nuevamente. Así, cree el Hurgador que el círculo se cierra definitivamente. Los mantendremos al tanto de las novedades.

42 comentarios:

Reina dijo...

No quisiera que la ira del hurgador de libros cayera sobre mi..., pero si ponen tanta "pegas" tras una decisión tan difícil, tal vez se merezcan un "simpa" (es decir, como no me traes la cuenta, me voy sin pagarla...), y me quedo con tan preciado ejemplar...

Ummm!!! Cuéntanos Marcelo. Espero impaciente.

besos

SUSANA dijo...

Qué "equipo" tan diligente tiene la Menor Idea!

Sabe Marcelo...el Periplo de Rayuela II no sólo me arrancó una Gran Sonrisa de Satisfacción, como valor agregado,y en uno de esos días conflictivos, me recordó el valor de la palabra y el compromiso.
Los libros tienen magia, estimado Amigo, una magia que se revela sólo a ciertos corazones. Seguramente el Hurgador seguirá teniendo aventuras muy interesantes en los puestos de libros,y lo mejor: las compartirá con nosotros!

Jajajajajá! me alegra que recordara el Capítulo 7! ¿Verdad que es una bonita leyenda?

Un fuerte abrazo Amigo y Muchas Gracias!

carlota. dijo...

Al hurgador le daré yo trabajo y que investigue , busque libros que presté y nunca se me devolvieron.

Besos Marcelo.

marichuy dijo...

Marcelo

Este hurgador me cae bien; me recuerda al zurdo. Lo suyo es perseguir cosas y no cejar hasta dar con ellas.

Un beso

"Sigo tan sediento de absoluto como cuando tenía veinte años, pero la delicada crispación, la delicia ácida y mordiente del acto creador o de la simple contemplación de la belleza, no me parecen ya un premio, un acceso a una realidad absoluta y satisfactoria. [Julio Cortázar. Rayuela, pág. 539]

Haifa dijo...

Que equipo de investigación tiene La Menor Idea, seguro que Tony Soprano está metido en todo esto.
Costázar vivió su infancia en Banfield, sabías? Hace unos años se esribió un libro sobre su vida en Banfield y yo se lo regalé a un amigo que trabaja en el Club de Cortazar, no me sorprendería que el fuera el Hurgador-
Besos

Lao dijo...

LO QUE A MI ME HACE PENSAR ES QUE LOS CLÁSICOS SUELEN SALIR DE LO SIMPLE Y DE LO INSTALADO EN LA MEMORIA COLECTIVA. lo sabemos bien, los que hemos hemos vivido esa época;
tanto de jugar a la rayuela, como de haber visto nacer ese libro. TANTO EL JUEGO COMO EL LIBRO RESULTAN SER TAN CLÁSICOS EL UNO COMO EL OTRO. Felicitaciones por la idea y por la labor de el Hurgador... y al que lo inspiró...

Marcelo dijo...

Hola Reina! El libro ya está en su casa.
Un beso!

Marcelo dijo...

Hola Susana! Sí. El equipo de La Menor Idea es igualito a los de 24. Incluso hay uno que es encabezado por un agente de apellido Moss. Y respecto del Hurgador, es una persona muy pobre o millonaria, según se mire. Porque él, lo único que tiene es su palabra. Y la cuida como a su vida.
Un beso

Marcelo dijo...

De acuerdo Carlota. pero deberás agregarle el viaje y el alojamiento...
Un beso!

Marcelo dijo...

Qué hermosa cita Marichuy! Menárdez la está deseando con agua en la boca...Y tienes razón, se le parece al zurdo...Sólo que se dedican a negocios diferentes!
Un beso

Marcelo dijo...

Haifa: Mr. Soprano es un amigo de la casa. Y sí, sabía lo de la casa de Cortázar en Banfield. Creo que vivía del otro lado de la vía, de donde sos vos. Me gustan mucho las pinturas de la Estación, están también Pepe Biondi y Sandro...
Un beso

Marcelo dijo...

Tenés razón Lao! Son clásicos. Y es lindo cruzárselos de grande, como una botella de vino que nos estuvo esperando largo tiempo en la bodega.
Gracias por pasar!
Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

Bueno, ya veo que tendré que hacer un catálogo con tus personajes si quiero seguirte con rigor. Si no me perderé en tus laberintos literarios... Ahora tenemos al Hurgador, pues. Vale. Este tipo me caé simpático. Me alegro de que sea un Robin Hood de los libros extraviados. Muchos besotes, M.

Verbo... dijo...

Marcelo

... vengo a decirte que amo la asociación internacional de maridos persecutorios, jajajaj !!

busco café, y vengo a leerte Rayuela, me hubiese gustado ser amiga de Cortazar, es de los pocos autores que logra ponerme a viajar con magia.

Regreso en 5 minutos...

Verbo...

Verbo... dijo...

Marcelo

... requisito sine qua non, ir al anterior post.


Estoy en esta madrugada, de gira en tu blog...

jajja !!

......

Te soy sincera, aprendí que lo que compro legítimamente, desde un mercado autorizado a vender por el gobierno, y a conciencia que nada en el trámite es ilegal, lo considero mío,

siempre pido recibo de compra.

Así las cosas, no devuelvo el libro, la verdad.

Y si deuda (alguna) con Cortázar, entonces compraría varias ediciones de Rayuela, y las regalaría a jóvenes de escasos recursos.

Tengo el capítulo 7 de Cortázar, al margen de mi blog, para mí es un himno poético.

Y me encanta escuchar la voz de Julio por youtube, recitándola, me gusta cuando acentúa la letra "r" con vehemencia.

... el borrrrrde de tu boca... ♥

Me enamora.


... creo que hurgaré en las tienditas de Rio Piedras, hasta encontrar un ejemplar de Rayuela de segundas o terceras manos, solo con el objetivo de vislumbrar (encontrar) comentarios emitidos...


Gracias por elevarme ♥

M.

ANABEL dijo...

Seguro que Susana ha recibido alguna página del capítulo 7. Seguro que la tiene escondida en un lugar muy especial... ¿Podría el hurgador de libros dar con esa página que atesora Susana?.
Besos.

Por cierto, magnífico equipo el que tiene a su disposición el Hurgador-Cazador de Libros... poderosa imagen y personaje el que caza libros sin parar.

(* dijo...

Oh, sí, por favor, Marcelo, que el Hurgador de libros vuelvo al mismo puesto... Ay, qué astuto este Hurgador, que ya lo tiene todo previsto. Me encanta este periplo de Rayuela y ya estoy deseando saber qué cara pondrá la librera, si se acordará o no de él, si el Hurgadorencontrará lo que busca, ¡todo!, ay, ¡que vaya ya, por favor!

Un beso.

Marcela dijo...

Espero las novedades.
Ser un hurgador de libros (lo sé por experiencia) es un verdadero apostolado.
Besos.

TORO SALVAJE dijo...

El Hurgador debe ser nombrado Caballero de las Letras por su buen hacer y su sentido poético de la justicia.

Saludos.

angela dijo...

Entiendo que ames y busques con rigor la justicia.Que pases un estupendo fin de semana rebuscando.Un abrazo Anagela

esteban lob dijo...

...en verdad, el hurgador de libros es una nueva versión de El Justiciero.

Helena dijo...

¿se acordara la señora librera? ...No sé, pero yo quiero saberlo todo. Besitos Marcelo andas siempre dejandome con ganas de "mas".

Pamela dijo...

Gran personaje El Hurgador: espero el domingo comiéndomelasuñas

Marcelo dijo...

Tenés razón Merche. Ya tenemos a Menárdez, El Hermano Marcelo, El Sr. K, el Hurgador de Libros y Zelig García...Me temo que se viene el protagónico del Zurdo en cualquier momento...
Un beso!

Marcelo dijo...

Gracias por tus palabras Verbo! Eso que dices de Cortázar leyendo con su r afrancesada es una maravilla. Qué bueno que tengas el capítulo 7 también. Veremos qué me depara la feria a mí, mañana.
Un beso

Marcelo dijo...

Hola Anabel! El problema es que el Hurgador nunca trabajó en casas...A ver si le disparan! Lo tendrá muy escondido Susana?
Un beso

Marcelo dijo...

(*: mañana sin falta estará el final de esta historia! Lo que no sabemos es si el Hurgador encontrará otra Rayuela igual...Porque sé que él no aceptará otra edición!
Un beso

Marcelo dijo...

No lo había pensado Marcela. Pero que es abnegado, sí lo sabía...
Un beso!

Marcelo dijo...

Torazo: dice El Hurgador que acepta el galardón. Y está muy orgulloso porque lo recibe de un auténtico Caballero de las Letras.
Un abrazo

Marcelo dijo...

Gracias por tus palabras Angela. Y que aproveches el verano!
Un beso

Marcelo dijo...

Sí Esteban. No te digo El Matador, porque nació en Temuco.
Un abrazo

Marcelo dijo...

Qué bueno Helena. Esa es la Mayor Idea de la Menor Idea. A mí me parece que la librera no se acordará. Mañana lo sabremos!

Marcelo dijo...

jajajaja! Pamela, te quedarás sin uñas. No hará falta, mañana se define la historia.
Un beso

Viviana dijo...

Marce, sos increíble! Yo creo que no lo hubiese devuelto, lo confieso. Mucho menos un hallazgo semejante. Decía don Borges que la biblioteca personal se forma de los libros prestados y de los libros robados. Yo ni en pedo le hubiese prestado un libro a Borges. Ojalá el hurgador tenga suerte y encuentre la susodicha edición. Yo no soy muy optimista, creo que perdió el juego de la rayuela. Un beso

Viviana dijo...

Marce, hay un mimo para vos en mi blog. Un beso

Anónimo dijo...

dtectives?, hurgadores?, rayuelas ....me estais dejando K.O....y de paso gracias; el paseo parisino de rayuela lo conozco, las calles París un poco, pero ésto es todo un señor viaje poético _bonaerense.
abrazos
siloam

Marcelo dijo...

jajajaja! Me hiciste reír Viviana. Yo sí le hubiera prestado un libro a Borges, porque me hubiera gustado ir a su casa a reclamárselo. Dicen que era muy amable y quien quisiera conversar con él podía hacerlo sin filtros.
Un beso. Y gracias por el regalito! Ya está puesto.

Marcelo dijo...

Viste Siloam? Uno deja de ir a un lado y cuando vuelve, apenas lo reconoce!
Un beso, y pasá cuando quieras...

Marcelo dijo...

Acaba de comunicarse con nuestra Redacción El Hurgador de Libros, para informarnos que no ha encontrado la "Rayuela" indicada en el Parque Centenario. Pero lejos de amilanarse, la dificultad de la búsqueda lo estimula más. Seguiremos informando!

Selma dijo...

Esta nómada en esas Entradas se encuentra doblemente perdida...

Un beso.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Plas,plas, plas...

Eres inimitable!

La idea de cerrar el círculo me parece genial, y te diré otra cosa, no pienso sacar a Rayuela de la Biblioteca, sino que iré a comprarla a una libreria de segunda mano, (o librería de viejo que decimos aquí en Barcelona). Y me fijaré que tenga todas las páginas, y preguntaré si tiene una rayuela en la portada...¿te imaginas que hubiera viajado hasta aquí?

Pamela dijo...

No podía ser de otra manera querido Marcelo, hay Rayuela para rato!